Las tropelías de un apolo-geta - LA GACETA EUROPEA

ÚLTIMA HORA

Post Top Ad

Post Top Ad

jueves, 10 de octubre de 2019

Las tropelías de un apolo-geta


Por Ramón Rivera |

Concluido el fiasco en el intento de formar un gobierno capaz de atender las
apremiantes necesidades ejecutivas del pueblo español, la brecha entre la ciudadanía y
la despreciable ralea política se ha trocado en insalvable abismo que difícilmente puede
salvarse con el puente del perdón.

El padre Juan de Mariana de la Escuela de Salamanca definía al tirano como aquel que
da la espalda a su pueblo aun cuando no fuese sanguinario o cruel. Si aplicamos los
términos de esta brillante definición, por boca del sabio jesuita adelantado a su tiempo,
el APOLO-GETA que nos gobierna es un “tirano de manual” que vive anclado en el
oportunismo y la mentira sin concesión alguna a la ética o el patriotismo y esto, después
de haber pasado por manos del felón Zapatero y del no menos criticable por su estulticia
y cobardía Rajoy, es lo último que le faltaba al tan castigado pueblo español, que no
comprende la actitud de algunos cuyo instinto natural los conduce irremisiblemente “A
DAR LA ESPALDA” y sólo cabe recordar las razones que esgrimía Javier Fernández,
socialista íntegro, que trató de segarle la hierba a este individuo infundiendo su valor y
hombría de bien a una panda de personajillos que componían la ejecutiva del partido
ahora en manos de nuestro apuesto APOLO-GETA, y como decía Groucho Marx a los
infelices que componían el consejo de administración que había cometido el inmenso
error de otorgarle su confianza:

“Habiendo partido de la nada ha alcanzado las más altas cotas de la miseria”
Y aquí estamos, a punto de extraer de nuestra exigua bolsa la friolera de CIENTO
TREINTA MILLONES DE EUROS para satisfacer la frívola ambición de este sujeto
que no se para en barras a la hora de abrazar a los despreciables herederos de ETA y a
los no menos despreciables hipócritas del separatismo catalán. Mientras, los traidores
taimados del norte palmotean disimuladamente olfateando la presa que una vez cobrada
va a justificar su actitud desleal de traidores mercenarios siempre dispuestos a seguir
cualquier oscuro designio que los conduzca a la disgregación de la nación. Y, esto es
tanto más grave cuando la crisis asoma sus peludas orejas tras los macizos de flores que
nos pintan nuestros ministros palmeros con un auténtico desprecio de su honor y
dignidad, viniendo aquí al caso la frase de Napoleón: “No hay nada más peligroso que
un tonto trabajador”

Y yo, sin ánimo de corregir al genial estratega, me atrevo a apostillar.

SI, UN AMORAL SIN ESCRÚPULOS ENAMORADO DE SI MISMO.

Y aconsejo a los lectores que oigan una canción interpretada por la tristemente
desaparecida y genial Olga Guillot, que se titula “RATA DE DOS PATAS” y es muy apropiada en esta circunstancia. ¡QUÉ DISFRUTEN!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad