La yihad - LA GACETA EUROPEA

ÚLTIMA HORA

Post Top Ad

Post Top Ad

domingo, 13 de octubre de 2019

La yihad


Por Ramón Rivera |

Me entero por los medios de la aprensión de un “hermano Yihadista” de nacionalidad
marroquí (casualidad) que estaba “jugando al Cheminova” y ¡Lo que es el destino!
¡sorpresivamente! le apareció una sustancia detonante que “las represoras fuerzas del
orden” vinieron en llamar “LA MADRE DE SATÁN”. Hechos como este enturbian la
imagen de nuestro país como crisol de razas y foro de acogida de diversas culturas
enriquecedoras de los saberes patrios. Y es que, si analizamos nuestra aptitud sin
apasionamientos xenófobos, hemos de colegir el gran acierto que supuso abrir al mundo
nuestra patria, donde existían oficios tradicionales y artes propias que iban
languideciendo tendentes a desaparecer porque los españoles no querían cultivarlas.
Como consecuencia nuestras estaciones, plazas y mercados adolecían de falta de
carteristas, descuideros y atracadores, nuestros trabajadores bancarios se veían privados
de la adrenalina que supone un atraco a mano armada y nuestras ancianitas no hacían
ejercicio dado que nadie entraba en sus corrales para sustraerle el ganado.

Hoy, estas carencias se han visto cubiertas por la eficacia y el buen hacer de nuestros
dirigentes políticos que no han cejado en su labor de crear medios de apoyo para los
visitantes y “emprendedores” que han dado un nuevo impulso a la industrialización de
las actividades delictivas fomentando la creación de equipos, de ahí el éxito de un
fenómeno de reciente implantación: las manadas y los menas, que han contribuido a
revitalizar el sector de fabricantes albaceteños de navajas “de mariposa” y estiletes tan
necesarias para el desarrollo de la labor delincuencial. Y por no decir del resurgir de
antiguos gérmenes de innegable valor histórico, ¡volvemos a ser la España de la sarna y
las venéreas! Y si hablamos de la dedicación que esta nueva sabia juvenil ha dado a las
modernas tendencias sociales como p.e. la creación de nuevos “huertos urbanos” que
han acercado el cultivo de la mariguana a nuestra ciudadanía que, por pereza, estaba
cayendo en el consumo de las llamadas “drogas de diseño”. Hoy, nuestros índices de
delincuencia están en periodo alcista y no resulta utópico el aventurar que pronto
superaremos a Río de Janeiro o México capital, urbes muy reputadas a nivel
internacional en este aspecto. Y cierro esta introducción elogiando la incorporación de
los idiomas en nuestra vida diaria, y así nuestros antiguos “puteros”, que se limitaban a
solazarse soezmente con alguna aborigen de pueblo que lo máximo que podían ofrecer
como regalo promocional era alguna ladilla proveniente del esquilado de las ovejas
lachas, hoy pueden practicar idiomas mientras amasan con fruición las carnes prietas de
alguna beldad importada. ¡Eso se llama instruir deleitando! En fin, sólo nos resta decir a
voz en grito ¡VIVA EL PROGRESO!

Y volviendo a lo que nos ocupa estimulado por la noticia me vuelco en las hemerotecas
y salta a mis ojos una curiosa información:

1.- LA NOTICIA

Un yihadista armado con un cuchillo de grandes dimensiones ataca a una agente de
policía. La aludida, al ver su vida en peligro, hace uso de su arma reglamentaria,
repeliendo la agresión, por lo cual, ESTÁ SIENDO INVESTIGADA .

2.- LA PARODIA​

El yihadista entra en la comisaría esgrimiendo un cuchillo de grandes dimensiones y
profiriendo todo tipo de insultos y soflamas sobre el exterminio de los infieles. Una
agente de policía vestida con burka lo recibe amablemente y le informa de la situación
en los siguientes términos: ¡Bienvenido a esta humilde dependencia de “ la nación
pacifista y de acogida” ! Por favor, tenga la bondad de cubrir este cuestionario sobre
las medidas y otras características de su arma blanca, al objeto de cumplir la
normativa que recoge el principio de PROPORCIONALIDAD en cuanto a la
respuesta ciudadana ante una agresión. Una vez cubierto, la agente se disculpa sin que
el burka permita apreciar su sonrojo. ¡Lo siento hermano yihadista pero el “cuchillo
cachicuerno” de 14 cm y hoja de doble filo no está incluido en nuestra equipación,
por lo cual, tendré que desplazarme a alguna ferretería para adquirir uno para esta
ocasión! El yihadista babea espuma por la boca y profiere un sinfín de maldiciones. La
agente le previene ¡Por favor, modere sus impulsos o me veré obligada a hacer uso del
matasuegras reglamentario! Al objeto de calmarlo le comunica que en tanto espera
puede pasar a la sala VIP, donde podrá degustar un surtido de brochetas hechas con
carne de cordero sacrificado mirando a la meca por gentileza de las ONG: “Sicarios
Pacifistas”, “Asesinos Angelorum” y “Goma 2, para los normales” también nos hemos
permitido incluir un pequeño set de asistencia en viaje que incluye geles íntimos para
facilitar su dura labor de desflorar a las 40 vírgenes con las que será premiado en el
paraíso. A las dos horas vuelve la agente con un cuchillo comprado a crédito en la
armería de El Corte Inglés. Pide humildemente disculpas: ¡Perdón! pero con las
subvenciones aprobadas a distintas causas humanitarias han mermado los recursos
destinados a nuestra dotación de equipo, por lo cual, me he visto obligada a hacer
uso de mi tarjeta de crédito, lo que ha dificultado el proceso de compra. En ese
momento adopta una actitud de entrega esgrimiendo el cuchillo sin convicción y le dice:
nuestro protocolo contempla que hemos de ser víctimas de lesiones graves para
responder con la fuerza, por lo cual, le ruego tenga la bondad de propinarme un par
de cuchilladas, a ser posible que no interesen el hígado, la “supuesta” agresión será
filmada y posteriormente sometida al dictamen de un comité integrado por
delincuentes y psicópatas de reconocida solvencia especializados en los delitos de
maltrato policial. Su dictamen me exonerará ante la posibilidad de posibles
sanciones. Yo le responderé con reproches para evitar que me abran expediente. En
este momento, el terrorista pone los ojos en blanco y habla en correcto español,
aprendido en la escuela de su país natal (Navalmoral de la Mata) y dice: ¡Malditos
infieles, no basta con las puñeteras consignas del Imán y ahora vienen estos a tratar de
volverme loco, reniego de la Yihad y me hago cartujo! En ese momento, los políticos de
nuevo cuño y algunas agrupaciones judiciales emiten un comunicado conjunto
ensalzando las nuevas actitudes de las fuerzas represivas para alcanzar la paz universal.

3.- EL MENSAJE


Esta parodia es el fruto de la indignación y se cierra con un grito desgarrado de ¡Basta
ya! ¡Basta ya de políticos oportunistas, cobardes y demagogos! ¡Basta ya de estamentos
responsables incompetentes que se pliegan ante estos jerarcas permaneciendo
indiferentes mientras un grupo de delincuentes salvajes, lesiona y humilla a nuestra
Guardia Civil! ¡BASTA YA DE UNA POLICÍA MANIATADA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad