BREAKING NEWS

[5]
ESCUCHA RADIOCADENA ESPAÑOLA EN DIRECTO

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea: expansión masiva del poder de las élites


La exministra de Defensa alemana Ursula von der Leyen, que ha sido confirmada por un estrecho margen como próxima presidenta de la Comisión Europea, promete un ambicioso programa de políticas inclinadas a la izquierda sobre el cambio climático, los impuestos, la inmigración y el Estado de derecho. (Foto de Sean Gallup/Getty Images).

Por Soeren Kern | 

La exministra de Defensa alemana Ursula von der Leyen ha sido confirmada por un estrecho margen como próxima presidenta de la Comisión Europea, el poderoso brazo administrativo de la Unión Europea.

En una votación secreta en el Parlamento Europeo el 16 de julio, Von der Leyen, estrecha aliada de la canciller alemana, Angela Merkel, obtuvo 383 votos, sólo nueve más de los 374 necesarios, el margen más bajo desde que se creó el cargo de presidencia en 1958. Sustituirá a Jean-Claude Juncker en noviembre de 2019 para un mandato de cinco años.

Antes de la votación, Von der Leyen prometió un ambicioso programa de políticas inclinadas a la izquierda sobre el cambio climático, los impuestos, la inmigración y el Estado de derecho. Muchas de sus promesas —que requerirían transferir aún más soberanía nacional a los burócratas no electos de Bruselas— parecían dirigidas a recabar más apoyos a su candidatura de los verdes y los socialistas del Parlamento Europeo.

Sin embargo, en la votación final, los socialistas se dividieron en su apoyo a Von der Leyen y los verdes se opusieron oficialmente a ella. Curiosamente, Von der Leyen obtuvo el apoyo de los euroescépticos de la Europa Central y del Este después de que ésta criticara públicamente la forma en que la UE los ha tratado por su oposición a la inmigración masiva.

Anteriormente, Von der Leyen había pedido la creación de un superEstado europeo: "Mi objetivo son los Estados Unidos de Europa, según el modelo de Estados federales como Suiza, Alemania o Estados Unidos", dijo en agosto de 2011 en una entrevista con la revista alemana Der Spiegel. Más recientemente, sin embargo, parece que ha reducido sus ambiciones: dijo que su sueño de una UE federalizada se había vuelto "más maduro y realista". En sus declaraciones, cuyo propósito al parecer era apaciguar a Europa Central y del Este, añadió: "En la Unión Europea, hay unidad en la diversidad. Eso es distinto del federalismo. Creo que es la vía correcta".

Un análisis de las medidas propuestas por Von der Leyen, sin embargo, revela que está pidiendo una expansión masiva de los poderes desde arriba de la Comisión Europea. Sus propuestas aumentarían de forma sustancial el papel de Bruselas en prácticamente todos los aspectos de la vida económica y social de Europa, todo a costa de la soberanía nacional.

Lo que sigue es un breve resumen de las principales propuestas de Von der Leyen para los próximos cinco años, esbozadas en un documento de 24 páginas titulado "Mi agenda para Europa":

Cambio climático

Von der Leyen pidió que la Unión Europea fuese "neutra en carbono" para 2050. Se comprometió a proponer un "Pacto Verde Europeo" durante sus primeros cien días en el cargo. El pacto incluye la primera "Ley sobre el Clima" europea, que consagra en la ley el objetivo de la neutralidad climática en 2050: "Las emisiones de carbono deben tener un precio. Todas las personas y todos los sectores tendrán que contribuir".

También se comprometió a introducir un "arancel al carbono" que se aplicaría a las empresas no europeas, para asegurar que las empresas europeas "puedan competir en un terreno de juego equilibrado". Además, un "Pacto Climático Europeo" se comprometería a establecer propuestas para generar un cambio de conducta, desde las personas hasta las mayores multinacionales".

El esquema de reingeniería social de Von der Leyen lo pagarían los contribuyentes europeos: un "Plan de Inversión para una Europa Sostenible" aportaría "un billón de euros de inversión climática a lo largo de la próxima década en cada rincón de la UE". También aseguró que la UE "liderará las negociaciones internacionales para aumentar el nivel de ambición de otros grandes emisores para 2021".

Economía, sociedad e impuestos

Von der Leyen prometió dar prioridad a una mayor intensificación de la Unión Monetaria y Económica. Se comprometió a introducir un "Instrumento Presupuestario para la Convergencia y la Competitividad", un "Sistema de Seguro de Depósitos Europeo" y una "Unión Bancaria" completa. También prometió reforzar el papel internacional del euro.

Se comprometió a integrar la gobernanza económica europea en los Objetivos para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Von der Leyen propuso un instrumento legal para asegurar un salario mínimo para los trabajadores en los 28 Estados miembros de la UE. También propuso un "Sistema de Reaseguros de Desempleo Europeo", una "Garantía Infantil Europea" y una "Directiva sobre Conciliación entre Vida Personal y Laboral", para "fomentar un mejor reparto de responsabilidades entre mujeres y hombres".

Von der Leyen propuso también una "Estrategia de Género Europea" para asegurar "el mismo salario por el mismo trabajo", y prometió introducir "medidas vinculantes sobre transparencia en los pagos". Se comprometió a establecer cuotas de equilibrio de género en las juntas directivas de las empresas. También prometió una Comisión Europea con una plena igualdad de género: "Para el fin de mi mandato, me habré asegurado de que tengamos igualdad en todos los niveles administrativos de la Comisión. No me conformaré con menos".

Von der Leyen prometió revisar el sistema de impuestos europeo: "Una de las bases fundamentales de nuestra economía de mercado social es que todo el mundo paga su cuota justa. No puede haber excepciones". Prometió dar prioridad a los impuestos a las grandes compañías tecnológicas: "Si para finales de 2020 sigue sin haber una solución global para un impuesto digital justo, la UE debería actuar por su cuenta". Se comprometió a imponer una base imponible común del impuesto de sociedades: "Las diferencias en las normas impositivas puede ser un obstáculo para una mayor integración del mercado único. Puede entorpecer el crecimiento, en particular en la zona euro, donde los lazos económicos son más fuertes. Tenemos que poder actuar". Advirtió de que Bruselas se impondría a los Estados miembros de la UE que se opusieran a su revisión de los impuestos: "Me valdré de las cláusulas de los tratados que permiten adoptar propuestas sobre impuestos, decididas conjuntamente y por la votación de una mayoría cualificada del Consejo. Esto nos hará más eficientes y capaces de actuar rápido cuando sea necesario".

Tecnología

Von der Leyen prometió desarrollar estándares conjuntos en la UE para las redes 5G, y alcanzar la "soberanía tecnológica" en áreas tecnológicas clave: "Definiremos de forma conjunta los estándares para esta nueva generación de tecnologías que se convertirán en la norma global". Y añadió: "En mis primeros cien días de mandato, propondré leyes para un enfoque coordinado europeo sobre las consecuencias humanas y éticas de la inteligencia artificial".

Entretanto, una nueva "Ley de Servicios Digitales" de la UE permitirá "mejorar nuestra responsabilidad legal y nuestras normas de seguridad para las plataformas, servicios y productos digitales, y completar nuestro 'Mercado Único Digital'". Una "Ciberunidad" conjunta "aceleraría la puesta en común de la información y nos permitiría protegernos mejor".

Von der Leyen también pidió un "Área de Educación Europea" para "cambiar la cultura de la educación" y "un Plan de Acción de Educación Digital" para "revisar la educación".

Estado de derecho, inmigración y seguridad interna

Von der Leyen pidió un "Mecanismo Europeo para el Estado de derecho" integral para asegurar la primacía de la ley de la UE sobre las leyes nacionales de los Estados miembros de la UE. Advirtió de que los Estados miembros que se nieguen a acatarlo se enfrentarán a consecuencias económicas: "Mi intención es concentrarme en un cumplimiento de las leyes más estrecho, utilizando las recientes sentencias del Tribunal de Justicia que muestran el impacto sobre la ley de la UE de las vulneraciones del Estado de derecho por sistema. Defiendo la propuesta de convertir el Estado de derecho en parte integral del próximo Marco Financiero Plurianual". Y añadió: "La Comisión siempre será un guardián independiente de los tratados. La dama Justicia es ciega, y defenderá el Estado de derecho allá donde y por quien fuere atacada".

Von der Leyen también pidió un "Nuevo Pacto sobre la Inmigración y el Asilo", en el que una reforzada Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas se impondría a las funciones de control de fronteras de los Estados miembros de la UE: "Quiero que para 2024, estas guardias fronterizas [de la UE] tengan la capacidad de actuar en las fronteras externas de la UE".

Mientras, un nuevo "Sistema Común Europeo de Asilo" requeriría a todos los Estados miembros de la UE que ofrezcan asilo a los inmigrantes que lo soliciten: "Todos tenemos que ayudarnos unos a otros y contribuir". Además, la Oficina del Fiscal Público Europeo "debería tener más fuerza y autoridad" y poder "investigar y llevar a juicio el terrorismo transfronterizo".

Defensa y comercio europeo

Von der Leyen, que anteriormente había pedido la creación de un ejército europeo, prometió "dar pasos más firmes en los próximos cinco años hacia una genuina Unión de Defensa Europea". Añadió: "Necesitamos una estrategia integrada e integral para nuestra seguridad".

También dijo: "Creo que Europa debería tener una voz más fuerte y unida en el mundo". Pidió un cambio de las reglas para que la UE pueda actuar incluso sin el consentimiento unánime de los países miembros de la UE: "Para ser un líder global, la UE tiene que poder actuar rápido. Defenderé que la votación de las mayorías cualificadas se convierta en la norma en esta área. Trabajaré muy de cerca con el alto representante/vicepresidente para asegurar una estrategia coordinada para todas nuestras acciones externas, desde la ayuda al desarrollo a nuestra política común exterior y de seguridad".

En el ámbito del comercio, Von der Leyen dijo que nombraría a un "Director de Cumplimiento de las Normas Comerciales" para mejorar el cumplimiento y la aplicación de la ley en los acuerdos comerciales de la UE. También dijo que encabezaría las iniciativas para actualizar y reformar la Organización Mundial del Comercio: "Debemos asegurarnos de que podemos hacer cumplir nuestros derechos, también utilizando las sanciones, si otros bloquean la resolución de un conflicto comercial".

Reacciones

El débil aval recibido por Von der Leyen de la Unión Europea demostró que tiene tantos detractores como defensores. El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, es quizá su mayor crítico. Dirigiéndose al Parlamento Europeo, dijo:
Lo que han visto hoy de Ursula von der Leyen es un intento de la UE de hacerse con el control de cualquier aspecto de nuestras vidas. Ella quiere construir una forma centralizada, antidemocrática y actualizada del comunismo que dejarán [obsoletos] nuestros parlamentos nacionales, donde el Estado lo controla todo, donde los parlamentos nacionales dejarán de tener relevancia alguna. [...]
He de decir que, desde nuestra perspectiva, en algunos aspectos, estoy bastante satisfecho, porque acaban de hacer que el Brexit sea mucho más popular en Reino Unido. ¡Gracias a Dios que nos vamos! [...]
Pero es en el aspecto de la defensa donde creo que se debería centrar la gente. Ella es una fanática de la construcción de un ejército europeo, pero no es la única. Cuando esté completo, la OTAN dejará de existir, o no tendremos ninguna relevancia en Europa.
Matthew Patten, eurodiputado del Partido del Brexit, escribió, en un artículo de opinión —"La fanática Von der Leyen es el ultimo clavo en el ataúd para la desastrosa 'democracia' de la UE"—, publicado por The Telegraph:
Ursula von der Leyen, la controvertida ministra de Defensa de la Bundeswehr, obtuvo la aprobación del Parlamento de la UE para ser presidenta de la Comisión de la UE por sólo nueve votos [...] Aquí, en el Parlamento de la UE, donde se tejen los acuerdos antes de cualquier votación, no pudo obtener más que eso [...]
Se produce después de varios días de intensos tejemanejes, con la señora Van der Leyen yendo de los pasillos de Estrasburgo y Bruselas al vestíbulo de la presidencia [...]
Empezando con "tenemos que hacerlo a la manera europea" y "el mundo necesita más Europa", sus propuestas incluyen un salario mínimo europeo, una unión de mercados capitales, un seguro de paro europeo y, lo más polémico, el abandono del veto nacional a la política exterior, otro paso más para crear el ejército europeo y transferir a la UE la decisión de ir a la guerra.
También prometió intensificar la unión económica y monetaria de Europa, y una base imponible común del impuesto de sociedades, para mostrarse receptiva y cercana a Gran Bretaña y retrasar más el Brexit. [...]
Von der Leyen terminó diciendo: "Tenemos que conseguir que el Parlamento Europeo tenga un poder de decisión conjunta y alejarnos de la unanimidad en cuestiones sobre el clima, la energía y las políticas sociales e impositivas". Terminó con el grito de guerra: '¡Larga vida a Europa!', subrayando su apoyo a unos Estados Unidos de Europa.
En Italia, la confirmación de Von der Leyen provocó una crisis en el gobierno de coalición. El primer ministro, Giuseppe Conte, apoyó a Von der Leyen, al igual que el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Luigi di Maio, del partido antisistema Movimiento Cinco Estrellas. El viceprimer ministro y ministro del Interior, Matteo Salvini, del partido de la Liga, se opuso a ella. Tuiteó que el apoyo a Von der Leyen "traicionaba" al voto de los italianos que querían un cambio en la Unión Europea.

El embajador estadounidense para la UE, Gordon Sondland, le pidió a Von der Leyen que resucitara las negociaciones comerciales transatlánticas, pero le advirtió de que Estados Unidos estaba dispuesto a imponer tarifas con "consecuencias económicas inmediatas para la UE" si no había progreso en las negociaciones. "Soy muy optimista con su liderazgo y su voluntad de mantener una relación constructiva con Estados Unidos", dijo Sondland en una entrevista con Politico.
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea: expansión masiva del poder de las élites Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea: expansión masiva del poder de las élites Reviewed by LA GACETA on 29.7.19 Rating: 5

1 comentario:

  1. Es curioso que ningún político europeo (de los eurócratas no me sorprende, pero es que no respiran el mismo aire que nosotros) mencione la protección de la familia y de la natalidad autóctona europea como objetivo prioritario. Pero supongo que tiene su por qué: un Estado poco poblado es fácil presa de quien lo quiera conquistar. Y me da lo mismo que sean los mundialistas de la UE o los integristas islámicos. Creo que es una irresponsabilidad que pagaremos muy cara, ya seamos nosotros o nuestros nietos (si los hay...)

    ResponderEliminar

LA GACETA

Image Link [https://1.bp.blogspot.com/-I2lYbUf1KUE/Xe6oqv-6gOI/AAAAAAAADLw/9TYmA94Vg44NQaPk_SPGz6QDWQJMzYIQgCLcBGAsYHQ/s1600/BASE150EN170.jpg] Author Name [Redacción La Gaceta] Author Description [Diario digital global de información alternativa] Twitter Username [none] Facebook Username [none] GPlus Username [none] Pinterest Username [none] Instagram Username [none]