Ni euskera ni árabe, el Gobierno Vasco quiere que los sermones en las mezquitas del País vasco se realicen en español para controlar el adoctrinamiento - LA GACETA EUROPEA

ÚLTIMA HORA

Post Top Ad

Post Top Ad

sábado, 6 de julio de 2019

Ni euskera ni árabe, el Gobierno Vasco quiere que los sermones en las mezquitas del País vasco se realicen en español para controlar el adoctrinamiento


Evitar nuevos Izzedine Boutiba (presidente de una asociación cultural detenido en Vitoria en 2018 por adoctrinamiento), Redouan Bensbih (fallecido en Siria en 2014 tras enrolarse en Isis) o A.M.R.R (arrestado en una gasolinera cerca de Vitoria hace un año cuando planeaba un atentado) son la obsesión en la base de Erandio, donde la Ertzaintza ha levantado su cuartel general contra el terrorismo islamista.

El Gobierno vasco ultima un plan piloto para la introducción del castellano en las 'jutbas' (sermones de los viernes) en las mezquitas de la comunidad autónoma.

Medios policiales deslizan que el proyecto nace para, en un futuro próximo y si fuera aceptado, tener un mayor dominio de los mensajes lanzados durante las oraciones. Mientras los presidentes y juntas directivas de las mezquitas son ciudadanos generalmente arraigados en Euskadi, los imanes suelen llevar una vida más itinerante. Incluso por otros países, de ahí el peligro de radicalización.

Desde 2014, con el repunte de la amenaza fundamentalista, el Gobierno vasco comenzó a asignar medios a este propósito. Y lo hizo por dos vías, la policial y la social. La Ertzaintza trabaja desde entonces, y de forma muy discreta, en el control de los templos musulmanes afincados aquí. No obstante ha irrumpido con algo de retraso en este frente, en el que cuerpos de seguridad dependientes del Gobierno central llevan inmersos «alrededor de quince años». El Ejecutivo marroquí también mantiene la lupa sobre las mezquitas controladas por sus compatriotas.

En este sentido, medios internos del Ministerio del Interior admiten que cuentan con «una red de informadores consolidada» en la comunidad autónoma. La práctica totalidad las detenciones de yihadistas en el País Vasco han llevado la rúbrica de la Policía Nacional, de la Guardia Civil o del CNI.

Evitar nuevos Izzedine Boutiba (presidente de una asociación cultural detenido en Vitoria en 2018 por adoctrinamiento), Redouan Bensbih (fallecido en Siria en 2014 tras enrolarse en Isis) o A.M.R.R (arrestado en una gasolinera cerca de Vitoria hace un año cuando planeaba un atentado) son la obsesión en la base de Erandio, donde la Ertzaintza ha levantado su cuartel general contra el terrorismo islamista.

A pesar de que se trata de un proyecto en ciernes, ha corrido como la pólvora entre las mezquitas vascas. Las reacciones han sido dispares. Sectores tradicionales no lo ven con buenos ojos. «Traducir los matices del árabe al castellano resulta muy complicado. Cuando puntualmente viene alguien que no habla árabe, el iman le explica al acabar la jutba», alegan desde un templo. «Nos habéis acogido de maravilla, haremos lo que sea por integrarnos», anuncian desde otra comunidad islámica.

Desde la Comisión Islámica de España, máximo órgano nacional de este credo, su secretario, Mohamed Ajana El Ouafi, ve con buenos ojos la prueba. «En Madrid ya se ha puesto en marcha con éxito en varias mezquitas», enfatiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad