Hanan Serrouhk sobre los MENA: "Los padres concentran todas sus energías en hacer llegar a sus hijos menores a España" - LA GACETA EUROPEA

ÚLTIMA HORA

Post Top Ad

Post Top Ad

lunes, 1 de julio de 2019

Hanan Serrouhk sobre los MENA: "Los padres concentran todas sus energías en hacer llegar a sus hijos menores a España"



Por Santiago Fontenla para La Gaceta Europea |

Hanan Serroukh es coordinadora del Área de Estudios islámicos del GEES, un grupo que asesora a diferentes fuerzas policiales sobre el riesgo de amenaza terrorista. Colaboradora en medios de comunicación y es una de las personas que que creó la definición de MENA para referirse a los menores que llegaban solos desde Marruecos.

Usted formaba parte de ese primer grupo de personas que llamaron MENAS a los jóvenes extranjeros ¿Por qué escogieron la denominación de MENAS (menores extranjeros no acompañados) para estas personas?

Esta definición surgió para diferenciar entre los menores desamparados sin padres o unos padres negligentes -por lo que las instituciones se convierten en sus tutores, en cumplimiento de la ley- y los menores que  mayoritariamente tienen en Marruecos a sus padres.

Siempre los hemos localizado y suelen estar a la espera de la llamada para enviarles los documentos de identificación.

Tenemos que tener en cuenta un detalle muy importante y que nos muestra la diferencia de porque unos son menores desamparados y otros son MENA: los desamparados cuando cumplen 18 años se enfrentan al mundo solos sin familia y sin un hogar a donde volver. Nadie les espera. Los MENA llaman a sus padres y cuando consiguen regularizar su situación administrativa , tienen una familia y un hogar donde volver.

Ya entonces se planteó la posibilidad de trabajar en un protocolo de retorno, pensado en evitar el efecto llamada. La respuesta política que se dio fue que no se podía ni plantear, por el miedo a las críticas. De aquella decisión en el año 96 heredamos este caos y confusión.

Hoy hay en España entre 12.000 y 15.000 MENAS ¿Qué opina de estas cifras?

Posiblemente la cifra pueda ser superior. Por desgracia desde el año 96 al día de hoy se ha consolidado la idea de que una de las formas más seguras para acceder a un permiso de residencia y acceder a un puesto de trabajo es llegar a España siendo menor. Esta idea está muy extendida en todo el Magreb.

El problema no es nuevo, pero sus impacto en la sociedad y en la administración nos ha desbordado y ha saturado las instituciones competentes y los centros que los atienden. No es admisible tener comisarías desbordadas de chicos durmiendo en los pasillos, centros saturados doblando y triplicando su capacidad real.

Las cifras son importantes pero algo confusas, por ello es imprescindible que a nivel nacional empecemos ha trabajar de manera coordinada para tener datos exactos y un diagnóstico más real.

¿Hay familias extranjeras que dejan aquí a sus hijos como MENAS a propósito?

Por supuesto, igual que en el país de origen los padres concentran todas sus energías en hacer llegar a sus hijos a España.

La lectura que hacen de este acto tan perverso es algo parecido a  enviar un hijo a estudiar al extranjero. Y no siempre son familias sin recursos, muchos de ellos pagan a mafias o familiares para hacerles llegar hasta Barcelona, Málaga, etc...

Yo misma me encontré en una situación absurda cuando una madre me pedía que trajera a su hijo adolescente a España. Cuando le apunté que si no podía hacerse cargo de su hijo lo podía dar en adopción o dejarlo con los abuelos, no era una familia con graves problemas, me contestó que lo que necesitaba es que el chico entrase en Europa para luego venir toda la familia

Según diversas fuentes cada MENA nos cuesta 7.000 euros al mes ¿Cree que es proporcionado y normal para un país soportar esta carga financiera?

Como siempre en nuestra sociedad detrás de una desgracia, la falta de consenso y la desidia política surge quien consigue hacer dinero.

Tener un menor tutelado tiene un coste, hemos de pensar en el alojamiento, los educadores titulados, los terapeutas, asesores jurídicos, la alimentación, vestir... si toda esta estructura se aplicará como es debido tendría un coste determinado.

Ahora bien, quienes gestionan estos recursos son empresas y auténticos lobys del sector social, que manejan grandes presupuestos que en la práctica no llegan donde deberían llegar.

La situación es insostenible, tiene un efecto perverso... en todo este debate nadie habla de la situación en que quedan los menores desamparados. Si los centros están saturados eso quiere decir que tenemos menores en lista de espera para entrar a un centro de acogida. Esta espera significa que niños indefensos que están sufriendo maltrato, por ejemplo, conviven con sus maltratadores a la espera de una plaza que en muchos casos no llega nunca . Esta es una de las secuelas de tener el sistema saturado.

-¿Que solución se puede dar a la llegada masiva de MENAS?

Necesitamos salir del discurso simplista, ser realistas y aplicar la ley.

Tenemos que tener clara una cosa, en España ningún menor desamparado queda desprotegido. Dicho esto tenemos que empezar a entender que lo mejor para un menor no siempre es estar lejos de sus padres y de su entorno cultural social, por ello y siempre mirando por proteger los derechos del menor, hay que darle la mejor garantía de futuro para su crecimiento y desarrollo.

Hemos de empezar ha trabajar con el país de origen de una forma más exigente y desarrollar un programa de retorno acompañado de estos menores.

Hemos de empezar ha dar un mensaje claro no sólo para frenar la llegada sino sobre todo para que dejen de morir menores en el mar empujados por sus padres con una idea errónea

Necesitamos una gestión más responsable, porque cuándo son menores todos sabemos que hacer y cuánde son mayores de edad somos conscientes de lo que sucede con ellos.

De lo que estoy segura es de que no pasa por invertir más dinero  sino por ser más responsables y no olvidar que España es la puerta de Europa .


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad