Filipinas: La Armada Española en guerra total contra los piratas musulmanes - LA GACETA EUROPEA

ÚLTIMA HORA

Post Top Ad

Post Top Ad

miércoles, 10 de julio de 2019

Filipinas: La Armada Española en guerra total contra los piratas musulmanes

El Nuestra Señora de la Paz, navío español, combatiendo piratas filipinos

Durante el siglo XVIII continuaba la guerra naval secular entre la Armada Española y los piratas musulmanes del Sur de Filipinas, que asolaban las islas y capturaban a miles de indígenas cristianos. De hecho,la guerra estaba en su punto álgido. En 1754 algunos audaces oficiales españoles como el capitán D Nicolás Afriano llevaron a cabo grandes campañas antipiráticas en torno a la isla pirata de Mindanao. Afriano, con sus galeras, goletas y buques guardacostas capturó o destruyó casi 160 buques y embarcaciones piratas.

Años más tarde y después del sobresalto que había supuesto la ocupación británica de Manila entre 1762 y 1763, vuelta ya la capital a a la soberanía española, destacó especialmente en cuanto a su celo el gobernador de Filipinas D José de Basco y Vargas, que estableció varias divisiones de buques guardacostas en Cebú, Ilo Ilo, Zamboanga y otros puntos estratégicos.

En diciembre de 1778 el capitán de la Marina sutil española de Filipinas, D José Gómez, desalojó a los piratas de la punta de Mamburao, en la isla de Mindoro. Incendió sus pueblos y destruyó sus embarcaciones. Como consecuencia, el sultán de Jolo se humilló espontáneamente a pedir la paz a Basco en 1781. En 1782 el valeroso capitán Gómez realizó una nueva campaña en las aguas de Burias contra los moros de Mindanao en la que apresó y destruyó bastantes buques piratas. Por su parte el corregidor de Misamis, en Mindanao, D. Jerónimo Sacristán, logró capturar y echar a pique 150 embarcaciones piratas en aguas de la isla de Samar (donde en la Segunda Guerra Mundial tendrían lugar grandes batallas aeronavales entre la escuadra USA y la japonesa).

Como dato curioso valga señalar que un príncipe pirata musulmán, el “dato” Ilim se presentó en Manila ofreciéndose convertirse al catolicismo siempre que se le dejara casarse con una indígena“principal” cristiana del pueblo de Ajui de la que estaba muy enamorado. Para poder casarse con esta princesa indígena abjuró del islam y adoptó el nombre de José Mariano del Carmen. Una vez casado ya con la mujer de sus sueños mantuvo su palabra y de hecho se convirtió en un eficaz oficial hispánico. Se le dio el rango de capitán de marina y fue fiel a España a hasta su muerte.

La conquista de las islas Batanes le valió a Basco el título de Marqués de la Conquista. Basco volvió a España en 1785. Fue un eficaz Gobernador pero el problema pirata continuaba pues se estimaba que los piratas musulmanes aún contaban con al menos 100 buques y de hecho en los años siguientes los combates y los ataques piratas se recrudecieron.

RAFAEL MARÍA MOLINA.

Fuente: Historia de la piratería malayo mahometana en Mindanao, Jolo y Borneo. José Montero y Vidal. Madrid 1888.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad