El voto útil frente a la islamización de Occidente - LA GACETA EUROPEA

ÚLTIMA HORA

Post Top Ad

Post Top Ad

martes, 23 de abril de 2019

El voto útil frente a la islamización de Occidente


Por Xiomara Ramírez | 

En Reino Unido, en los últimos 50 años casi un millón de niños han sido explotados sexualmente por bandas de pederastas paquistaníes; el número de ataques con ácido se ha multiplicado por seis y el número de ataques con cuchillos ha aumentado en un 93% a lo que el jefe de la policía londinense declaraba el pasado año (cito):

"Las pandillas no están conformadas necesariamente por grupos raciales, algunos pueden ser muy multiculturales, pero como regla general encontramos que la mayor amenaza para un joven negro es, de hecho, un joven negro"

"Los adolescentes negros y de minorías étnicas se han visto afectados de manera desproporcionada, como reveló la oficina del alcalde de la ciudad, tanto en las víctimas como en los perpetradores." Fin de la cita.

Hablamos de un país donde la Ley de Arbitraje de 1996, permite que el Consejo de la Sharía Islámica tenga tribunales que actúan legalmente dentro de sus fronteras.

La feminista Suecia es conocida desde 2017 como la capital de las violaciones en Europa, alcanzando un nuevo récord el pasado año, registrando 7.840 casos, siendo menores la mitad de las víctimas, con solo el 7.4% de los casos resueltos y siendo el 92% de los condenados de origen inmigrante, principalmente de Iraq, Afganistán, Somalia, Eritrea y Siria, como mostraba Beatriz Andrade en su última investigación.

Así mismo, en 2015 tuvieron que crear la primera unidad hospitalaria dedicada exclusivamente a atender a hombres víctimas de violación, después de registrar 370 denuncias tras la apertura de fronteras, cifra que en solo dos años ha aumentado en un 51%.

A comienzos de 2017, contaba con 61 zonas no-go, como se conoce popularmente a las áreas donde las autoridades han perdido el control. Ese mismo año, los suecos pudieron ver atónitos al jefe de su Policía Nacional, Dan Elliason, en un programa de televisión pidiendo literalmente ayuda. Suecia tiene el récord de país occidental que ha sufrido más ataques con explosivos en un mes, cerrando 2017 con 200 ataques.

En la capital, Estocolmo, de los 192 delincuentes miembros de bandas detenidos, el 40.6% había nacido en el extranjero, al igual que los padres del 82.2% del total.

La otra consecuencia directa de la pérdida de control de estas zonas no-go es que la población se está rigiendo por sus propias leyes y tradiciones, con el consecuente crecimiento de los matrimonios infantiles así como de la ablación genital femenina. En julio de 2018, la televisión pública sueca SVT emitía un documental donde hablaba de 150.000 niñas y mujeres mutiladas solo en Suecia.

Y si Suecia es la capital de las violaciones, Bélgica es la zona occidental que más yihadista produce per cápita, llevándose la palma Molenbeek, zona de la que el propio primer ministro, Charles Michel, declarase (cito): “Casi siempre que hay un atentado terrorista, está vinculado a Molenbeek” (Fin de la cita). Allí la población musulmana supone el 80% del total.

Francia registra oficialmente 751 áreas que catalogan bajo la expresión políticamente correcta zonas urbanas sensibles, donde se estima que residen unos 5 millones de musulmanes y de las que aproximadamente 100 ya eran potencialmente similares a Molenbeek en 2016, según declaraciones del entonces Ministro de Áreas Urbanas, Patrick Kanner.

Las condiciones en estas zonas son tan extremas que la policía francesa se encuentra sobrepasada hasta el punto de que se ha disparado el número de suicidios entre oficiales, cerrando el año 2017 con 66 policías que se habían auto disparado con sus propias armas de servicio, después de que se regulase que podían llevárselas a casa dadas las amenazas de muerte que reciben desde que comenzara una oleada de ataques terroristas contra la policía, que desembocó en un odio traducido en ataques violentos contra ellos por toda Francia, por parte de determinadas etnias de entre la población. La mañana de año nuevo de 2018, otros dos agentes se habían pegado un tiro.

Ya en octubre de 2016, la oficial Maggy Biskupski fundaba el movimiento “Policías Enfadados”, después de que en una zona no-go dos policías resultaran heridos de gravedad con quemaduras por todo el cuerpo tras ser atacados con bombas incendiarias. El pasado noviembre, Maggy también se suicidó con su arma reglamentaria. A 20 de marzo, ya se habían suicidado 20 policías en lo que va de año 2019.

Si os fijáis en los carteles de protesta del movimiento “Chalecos Amarillos”, veréis muchos con frases del estilo: “Detened los suicidios de la policía”.

En Alemania, las autoridades también han denunciado no disponer de los efectivos ni los medios para lidiar con la violencia y la delincuencia en las zonas no-go, como admitía públicamente la canciller Angela Merker, en 2018, cuando declaraba (cito): “Hay áreas no-go… donde nadie se atreve a ir. Hay que llamarlas por su nombre y actuar. No podemos quedarnos parados mientras hay diferentes niveles de seguridad en las distintas regiones.” (Fin de la cita)

La Oficina Federal de Investigación Criminal alemana registró en 2016 36.755 ataques a la policía, entre los que se incluía el asesinato de algunos oficiales, estableciendo una relación entre el aumento de inmigración musulmana y el de la violencia.

La misma Oficina Federal informaba de que las agresiones sexuales, violaciones y abusos a menores cometidas por inmigrantes habían aumentado en un 500% en los últimos 4 años, dando una estimación de 9 abusos por día a manos de extranjeros, siendo los principales agresores de nacionalidad siria, afgana, iraquí, paquistaní, iraní, argelina y marroquí.

Así mismo, confirmaba, junto al fiscal general Ulrich Bremer, que la abrumadora mayoría de los atacantes de la Nochevieja de 2015, eran solicitantes de asilo e inmigrantes de Oriente Medio y África. Recordemos que en esa fatídica noche, solamente en la ciudad de Colonia se registraron 1.616 víctimas de agresiones, algunas incluso violadas en grupo, estimándose el total de agresores en unos 1.000.

Un año después de aceptar miles de refugiados, Dinamarca denunciaba ante la misma ONU que la forzó a abrir las fronteras, el aumento de las violaciones en un 163%. Cifra que creció hasta un 196% en 2017, habiendo sido cometidos el 83% por inmigrantes o descendientes de.
El propio parlamento danés publicaba un informe en 2016 reconociendo la existencia de 31 zonas bajo control de la sharía, informe arropado por la declaración de su ministro de inmigración Inger Stojberg (cito): “la integración en Dinamarca ha fallado”. Fin de la cita.

Un año después, el primer ministro, Lars Lokke Rasmussen, se convertía en el primer político de relevancia en admitirlo públicamente (cito): “Hay que ser realistas con la situación. Hay áreas con diferentes reglas, donde bandas musulmanas controlan todo y la policía no puede trabajar. No puedo dejar q eso ocurra. Hemos intentado todo lo posible para que se integren, pero no lo hemos conseguido. Es hora de mostrarnos más contundentes”.

En Noruega, la policía de Oslo declaraba públicamente que el 100% de las violaciones en la capital eran cometidas por extranjeros, mayoritariamente refugiados. Así mismo, la Asociación para los Derechos Humanos en Noruega, publicaba un informe acusando a las autoridades de callar deliberadamente la violencia y criminalidad de las zonas no-go en dicho país, señalando que el 90% de los responsables de las agresiones sexuales en el país eran musulmanes.

El grupo terrorista islámico Ansar Al-Sunna les ha amenazado con un ataque comparable al 11S si el gobierno no permite que Gronland, situada en Oslo, se convierta en una zona regulada por la sharía. La policía por su parte ha declarado haber perdido la ciudad.

Ya en 2016, en Finlandia, los inmigrantes principalmente iraquíes, afganos y marroquíes, la mayoría de ellos solicitantes de asilo, eran responsables del 93% de los delitos sexuales. La mitad de las agresiones fueron contra menores de edad. El 16% de estas denuncias eran de violaciones grupales.

En estos últimos meses, han salido a la luz casos de explotación sexual infantil muy similares a los ocurridos en Reino Unido, en donde varios inmigrantes de origen árabe han estado abusando y prostituyendo a niñas durante varios meses. Lo mismo ha ocurrido con las agresiones sexuales a mujeres, ante lo cual su ministro del interior, Kai Mykkänen, ha instado a las autoridades a vigilar más de cerca a los recién llegados, declarando que en 2017, si nos referimos a la totalidad del territorio finés, el 31% de los sospechosos de violación fueron extranjeros mientras suponen solo el 2.7% del total de la población; y si especificamos zonas concretas como el archipiélago de Aland, llegaron a representar el 38% de los condenados.

La lista oficial de zonas no-go de Países Bajos iba por 40 en 2015, cuando su embajador en Estados Unidos lo declaraba ante los medios, aunque los holandeses han añadido nuevos barrios a la misma. En la Haya, ha habido 3 manifestaciones a favor de ISIS, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta que el distrito de Schilderswijk es ya conocido como “El Triángulo de la Sharía”.

El incremento de las agresiones sexuales, así como la atrocidad y el salvajismo inherente en las mismas debido al llamado “choque cultural”; el crecimiento de las zonas no-go reguladas por la ley sharía hasta el punto de tener sus propios tribunales y cuerpos de policía; los matrimonios infantiles, con consecuencias que van desde la muerte por hemorragia en la noche de bodas hasta el suicidio; o el aberrante aumento de niñas víctimas de la ablación genital han derivado en nuevas regulaciones, normas y leyes que no habían sido necesarias hasta ahora en nuestros países.

Total para encontrarnos con la ironía de que a nuestros nuevos vecinos les importan poco o nada nuestros sistemas legales, y que cuando nos hablaban de integración, no se referían a la de los recién llegados, sino a la nuestra, pues es a nosotros a los que nos obligan a guardar silencio mientras violan a nuestras hijas, hermanas y madres; es a nosotros a los que nos señalan con el dedo si establecemos la relación entre “los enfermos mentales” y el islam; a nosotros a los que se nos degrada cada vez que se nos pide que cubramos los cabellos de nuestras féminas ya sea para ir a la escuela o a un funeral; a nosotros a los que se nos exige que respetemos su cultura mientras nos llaman nazis por querer proteger y conservar la nuestra.

Y todo esto leyes mediante, como la resolución 2018/2869 del 25 de octubre, donde el 74% del parlamento europeo votó por la prohibición del fascismo, nazismo, racismo y la xenofobia contra cualquiera menos contra los blancos o nativos de Europa, entendiéndose que lo que buscaban era la prohibición del patriotismo viendo a qué gobernantes clasifican dentro de estos parámetros. Esto en la misma semana en la que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos confirmaba la condena contra una mujer austriaca cuyo delito había sido señalar que Mahoma era un pedófilo por yacer con una menor de edad, legitimando de facto la blasfemia contra el islam.

Y ¿saben por qué pueden hacer esto? Porque nosotros, los racistas, islamófobos, nazis y fascistas sí que respetamos las leyes que la sociedad civilizada marca.

Pero parece que nuestros líderes, y sus líderes a su vez, nos han subestimado, pues si hablamos de respetar la ley, nuestras constituciones recogen también nuestro derecho al voto y ahora son ellos los que tiemblan cuando ven países como Hungría, Polonia, Eslovenia, Croacia o Austria cerrar sus fronteras y comenzar a deportar.

Son ellos los que no saben como negociar un Brexit que ninguno esperaba, mientras muestran aún más si cabe pruebas de su traición para con el pueblo pues lo que hemos descubierto con la ida de Reino Unido es que el contrato de entrada de la Unión Europea no registraba forma alguna de salida.
Anonadados se han quedado ante la elección de Salvini en Italia, de Trump en Estados Unidos o de Bolsonaro en Brasil.

Suecia, coaliciones y abstenciones mediante, continúa con el gobierno verde feminista, pero la élite europea se llevó un buen susto al ver la pérdida de votos de los partidos de izquierdas después de 100 años de poder hegemónico, en favor de los Demócratas de Suecia, partidarios del control de fronteras, quienes consiguieron 62 escaños, superando en un 41.7% el resultado de las elecciones anteriores.

Esta sensación de pánico para los globalistas se repetía dos meses después, con las elecciones del sur de España, zona tradicionalmente socialista, ganando el poder la coalición de centroderecha, destacando la aparición y triunfo del partido VOX, quienes también abogan por un control migratorio, y que obtenían por primera vez 12 escaños.

Por otro lado, hace apenas unos días, el partido Foro por la Democracia se hacía con la mayoría en el senado holandés, haciendo campaña directamente desde zonas no-go de La Haya en la última semana.

Y según diversas encuestas, el movimiento de los Chalecos amarillos en Francia cuenta con al menos el 60% del apoyo popular, considerando el 51% de los ciudadanos que deben continuar protestando. Teniendo en cuenta que las cifras de apoyo no se han hecho públicas hasta que no han mostrado un ligero descenso… se podría pensar que Macron está un pelín angustiado.

Termino citando al musulmán paquistaní Maajid Nawaz, fundador de Quilliam Fundation, militante del partido británico Liberal Demócrata y ex islamista radical.

“…te preguntas por qué está creciendo la extrema derecha”

“Cuando silencias a esas voces razonables que intentan mantener una conversación racional en torno a los hechos, cuando llamas a esas voces anti-musulmanes, islamófobas, fanáticas o racistas, y esas voces se sienten intimidadas por hablar, el resultado son los extremos; ese es el momento en que esas opiniones extremistas se sitúan en vanguardia.”

====================
FUENTES
====================

There was a record number of acid attacks in London in 2017, police data shows, as perpetrators turn to household cleaning products as weapons.
edition.cnn.com

Two families were left reeling by the loss of their teenage children over the weekend in stabbing attacks as new figures showed a 93% increase in the number of young people targeted by knives.
V olvió a pasar otro 8 de marzo copado de marchas, grafitis, pañuelos, performances, orines frente a las catedrales católicas, a...
serecibecascajo.blogspot.com
The number of men who turn to the emergency clinic for rape victims in Stockholm has increased steadily since it first began receiving male victims in 2015. "It is not the number of men who have ...
sverigesradio.se

Sweden’s National Police Commissioner, Dan Eliasson, spoke on national television and pleaded for assistance: “Help us, help us!,” he said, while warning that Swedish police forces no longer ...

En våg av gängmord skakar Stockholm – och polisen varnar för nya blodiga uppgörelser. Expressens kartläggning av de kriminella nätverken visar att 82 procent har utländsk bakgrund och 57 procent bor i utsatta områden. – Underklassen dominerar när det gäller grova brottslingar och i dag ...
Two French police officers have already shot themselves dead in 2018 - following a record 66 similar suicides in 2017. It was on Monday - New Year's Day - that a father-of-three in his 40s ended a ...

A French officer who warned that growing anti-police violence was undermining morale in the force has been found dead at her home in a suspected suicide, the authorities said Tuesday. Maggy ...



Of 192 gang criminals who were arrested in Stockholm, 40.6% were born abroad, whilst 82.2% have two foreign parents who were born abroad.
web.archive.org






Parliament is concerned by the increasing normalisation of fascism, racism and xenophobia and calls on EU member states to ban neo-fascist and neo-Nazi groups. In a resolution passed with 355 votes to 90 and 39 abstentions, MEPs denounce that the lack of serious action against these groups has ...

The HUDOC database provides access to the case-law of the Court (Grand Chamber, Chamber and Committee judgments and decisions, communicated cases, advisory opinions and legal summaries from the Case-Law Information Note), the European Commission of Human Rights (decisions and reports) and the Committee of Ministers (resolutions)
hudoc.echr.coe.int

British-Pakistani researchers have found that 84% of all people convicted since 2005 for the specific crime of gang grooming were Asian. Maajid Nawaz's Quilliam Foundation found that the demographic background of those who exploit youngsters in a paedophile ring was different to those who act in grooming gangs.


British-Pakistani researchers have found that 84% of all people convicted since 2005 for the specific crime of gang grooming were Asian. Maajid Nawaz's Quilliam Foundation found that the demographic background of those who exploit youngsters in a paedophile ring was different to those who act in grooming gangs.

The HUDOC database provides access to the case-law of the Court (Grand Chamber, Chamber and Committee judgments and decisions, communicated cases, advisory opinions and legal summaries from the Case-Law Information Note), the European Commission of Human Rights (decisions and reports) and the Committee of Ministers (resolutions)
hudoc.echr.coe.int


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad