Moreno anuncia en su discurso de investidura mandatos de ocho años y el fin del Impuesto de Sucesiones en Andalucía

El candidato del PP a presidir la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pronunciado este martes por espacio de hora y media su discurso de investidura ante el Parlamento regional. En su alocución ha destacado el llamamiento al diálogo "sin cordones sanitarios" al resto de grupos y el anuncio de las dos 'medidas estrellas' del Ejecutivo que formará junto a Ciudadanos: limitar los mandatos de presidentes y consejeros a ocho años y el fin del Impuesto de Sucesiones y Donaciones en la Comunidad.
Se trataba de un discurso histórico, al ser la primera vez que el candidato a la presidencia de la Junta no pertenece al PSOE, partido que ha gobernado Andalucía durante 36 años de manera ininterrumpida. El propio Moreno lo ha remarcado varias veces en su intervención: "El cambio ha llegado ya a Andalucía".
"Me dispongo a solicitar la investidura ante esta cámara. Lo hago consciente de la trascendencia de este momento. No es este un pleno más de investidura, sino algo mucho más trascendental. El pueblo andaluz ha pedido cambio y nosotros estamos obligados a cumplir con ello", ha comenzado diciendo Moreno.
"Quiero ser un presidente reformista y para que las reformas den su fruto se necesita, en una palabra, diálogo. Pero un diálogo sin cordones sanitarios ", ha expuesto. "Solicito el apoyo de la cámara para convertirme en el primer presidente de la Cámara que no es del PSOE en 40 años de democracia", ha remachado, antes de reconocer que en estos años también "se han hecho cosas bien" y "ha habido progreso".

Moreno ha cargado contra el Gobierno de Pedro Sánchez por sus pactos con los independentistas asegurando que combatirá esa política desde la Junta para que no haya desigualdad de trato entre territorios: "Ningún andaluz con más derecho que otro español, pero ningún andaluz con menos derecho que otro español".
Enseguida, el líder del PP andaluz ha sacado a colación la corrupción ligada a la Administración socialista durante más de tres décadas. "Los andaluces han visto la corrupción en la Junta con un sentimiento de vergüenza, que compartimos. Nos asquea la corrupción, venga de donde venga", ha dicho. En este marco, Moreno ha esbozado una serie de medidas de regeneración y lucha contra la corrupción que su Gobierno mixto con Ciudadanos impulsará.
El candidato a presidir la Junta ha anunciado una auditoría integral de la Junta y de su sector público integral , una reforma de la Ley 6/ 2006 de 24 octubre para limitar los mandatos de presidentes y consejeros a ocho años, la creación de una oficina contra el fraude y la corrupción, la sanción a quien no cumpla la normativa sobre incompatibilidades y conflicto de intereses, el impulso de una comisión de investigación parlamentaria sobre el caso Faffe, la personación del nuevo Gobierno ante la Justicia para recuperar el dinero de los ERE, la supresión del Consejo Consultivo pasando sus funciones a los servicios jurídicos de la Junta, la reforma de la Cámara de Cuentas para que elabore informes de obligado cumplimiento, la aprobación de un decreto ley que elimine los "entes que se consideren innecesarios" y aplicar los principios de "racionalidad y austeridad" a las administraciones.
En lo que respecta a la Economía, Moreno ha hecho un alegato en torno a la creación de empleo: "El primer objetivo de mi Gobierno es el empleo, lo que más preocupa a los andaluces es el empleo, toda política social empieza en el empleo, la tarea más importante de este gobierno será crear empleo".
De la misma manera, Moreno ha anunciado, entre los aplausos de su bancada, que "iniciará de manera inmediata los trámites para eliminar en la práctica en Andalucía el Impuesto de Sucesiones y Donaciones". A esa medida ha añadido la rebaja del tramo autonómico del IRPF -aunque no la ha concretado-, la reversión de la subida del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, el apoyo a autónomos y la "simplificación de la burocracia".
Moreno también ha pedido aunar esfuerzos para que Andalucía "lidere" el turismo nacional y para que "el campo vuelva a ser una prioridad". Igualmente, ha referido un Pacto para el Agua y un texto refundido de la Ley del Suelo Andaluza para que haya casos que no se prolonguen más de 10 años, ha denunciado. En materia de Cultura, Moreno se ha comprometido a promover una ley del flamenco y una tarjeta turística cultural.
En materia sanitaria, Moreno se ha quejado del "lamentable proceso de desmantelamiento de la Sanidad andaluza" a manos del PSOE y se ha comprometido a eliminar la subasta de medicamentos en Andalucía, a la reducción de los tiempos de espera, la despolitización del servicio, la libre elección de especialista y el refuerzo de la Atención Primaria.
En Educación, Moreno ha anunciado la gratuidad de la Educación de 0 a 3 años así como el impulso del bilingüismo "en el 100%" de los centros. Asimismo, ha anunciado su intención de que no haya alumnos dando clase en barracones, un proyecto de ley para el fomento de la FP dual y nueva una ley de universidades.
Moreno también ha querido "sacar del debate político" el tema de la violencia de género que tanta controversia ha creado en las últimas semanas dadas las exigencias de Vox al respecto para apuntalar el pacto entre PP y Ciudadanos. Moreno se ha limitado a apuntar que no se debe tocar lo que funciona, y sí corregir aquello que puntualmente no funcione para subrayar finalmente que su partido "siempre ha estado con los más débiles" y que se va a seguir luchando por ayudar a salir a algunas mujeres "del infierno en el que viven".
En un tono salomónico con el que ha pretendido hacer un guiño tanto a Ciudadanos como Vox, Moreno ha garantizado que las políticas de familia -primer síntoma de discordia entre los dos socios del PP- serán el "eje vertebrador" de sus actuaciones en la materia y se aplicarán "con un concepto transversal de la gestión, de manera que las demandas y las necesidades de las familias andaluzas estén presentes en todas las decisiones".
Una vez concluido el discurso del candidato,han llegado las valoraciones de los diferentes partidos. Desde Ciudadanos, el líder del partido en Andalucía y futuro vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha considerado "correcto y tranquilizador" el discurso de Moreno. A su vez, el portavoz parlamentario de Vox, Francisco Serrano, ha señalado que le gusta "la letra y la música" de la intervención, porque "apuesta por el cambio real". Por contra, el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, ha tachado de "flojo" y de "batiburrillo" el discurso de Moreno, que ha denotado, en su opinión, una "ausencia absoluta de un proyecto"
se ha suspendido la sesión para retomarla este miércoles miércoles, cuando a partir de las 10:00 horas comenzarán las intervenciones de los portavoces de todos los grupos parlamentarios de menor a mayor con un tiempo de 30 minutos.
Así, el primero en intervenir será Francisco Serrano, portavoz parlamentario de Vox; a quien seguirá la líder de Adelante Andalucía -coalición que aglutina a Podemos e IU- y coordinadora general del partido morado, Teresa Rodríguez. Seguidamente será el turno de Cs, comparecencia que estará a cargo de Juan Marín, futuro vicepresidente del Ejecutivo que lidere Moreno; quien intervendrá antes que la portavoz parlamentaria del PP-A, Carmen Crespo.
La última en interpelar al presidente del PP-A en el debate de investidura será la presidenta de la Junta en funciones y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, quien cerrará el turno de los portavoces parlamentarios. De su lado, el aspirante a la Presidencia de la Junta contestará de manera individual a cada portavoz, quien a su vez podrá replicarle por un tiempo de diez minutos, siendo siempre Moreno quien cierre cada turno de palabra.
A continuación se procederá a la votación del candidato a la Jefatura autonómica, para lo que cada diputado será llamado por orden alfabético previo sorteo para iniciar la elección. Está previsto que Moreno sea elegido en primera votación con los apoyos del propio PP, Ciudadanos y Vox (59 escaños de los 55 necesarios para la mayoría absoluta). La toma de posesión está prevista para el viernes y se prevé en ella la presencia del líder del PP, Pablo Casado.

Coincidiendo con el debate de investidura, los aledaños de la sede institucional del Parlamento han sido el escenario de una multitudinaria concentración feminista espoleada por el PSOE y por la propia Susana Díaz en la que miles de personas corean consignas como "en igualdad ni un paso atrás" o "fuera fascistas de nuestro Parlamento en protesta por la presencia de Vox en el pacto que permitirá el Gobierno de Moreno.
La concentración, con una organización coral y a la que se han unido más de 45 colectivos feministas, se ha celebrado bajo el lema 'Ni un paso atrás en igualdad y diversidad. Nuestros derechos no se negocian', siendo protagonizada por una multitud que ha portado globos violetas o banderas arco iris y que ha coreado consignas como "en igualdad ni un paso atrás", "no estamos exagerando, nos están asesinando", "somos el grito de las que ya no están" o "fuera fascistas de nuestro Parlamento", recoge Europa Press.
Además, ha sido coreado el himno de Andalucía, contando la movilización con la participación de CCOO, UGT y dirigentes socialistas como la consejera de Educación en funciones, Sonia Gaya; la consejera de Justicia e Interior en funciones, Rosa Aguilar; el consejero de Fomento en funciones, Felipe López, o la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR

VOX 3681853003293831696

Publicar un comentario

Siguenos por email

Escribe tu e-mail:

EL TWITTER DEL DIRECTOR

item