Social Items


Las reglas para recibir ayudas sociales en Suecia preocupan a Hossein, de 19 años, informa el diario Aftonbladet . El "niño refugiado" que tiene un Samsung Galaxy Note 9 y un reloj de oro, se siente acosado por las autoridades suecas.

En Lidingö cerca de Estocolmo, el dinero que se recibe a través de la aplicación Swish, un especie de PayPal sueco, se cuenta como ingreso. Esto significa que una persona que recibe dinero mediante esta aplicación ve reducidas sus ayudas sociales

Hossein es un joven de los conocidos como no acompañados que ha cumplido ya 18 años. Para recibir ayudas tiene que informar de sus ingresos cada mes. Cuando descubrió que el dinero que recibía a través de Swish fue deducido de la ayuda social, "fue un shock".

Hossein afirma que los ingresos de su cuenta de Swish provienen de cuando él y sus amigos comen en restaurantes. Uno de ellos paga, mientras que los otros envían su parte de la factura a esa persona.

Me siento intimidado, afirma.

Lo que no ha quedado nada claro es cómo pagó su Samsung Galaxy Note 9, que cuesta 1.000 euros, su reloj de oro y su ropa de marca, además de poder permitirse pagar las comidas de sus amigos en restaurantes.

Un 'niño refugiado', con teléfono Samsung de 1.000 € y reloj de oro, se queja de las ayudas sociales de Suecia


Las reglas para recibir ayudas sociales en Suecia preocupan a Hossein, de 19 años, informa el diario Aftonbladet . El "niño refugiado" que tiene un Samsung Galaxy Note 9 y un reloj de oro, se siente acosado por las autoridades suecas.

En Lidingö cerca de Estocolmo, el dinero que se recibe a través de la aplicación Swish, un especie de PayPal sueco, se cuenta como ingreso. Esto significa que una persona que recibe dinero mediante esta aplicación ve reducidas sus ayudas sociales

Hossein es un joven de los conocidos como no acompañados que ha cumplido ya 18 años. Para recibir ayudas tiene que informar de sus ingresos cada mes. Cuando descubrió que el dinero que recibía a través de Swish fue deducido de la ayuda social, "fue un shock".

Hossein afirma que los ingresos de su cuenta de Swish provienen de cuando él y sus amigos comen en restaurantes. Uno de ellos paga, mientras que los otros envían su parte de la factura a esa persona.

Me siento intimidado, afirma.

Lo que no ha quedado nada claro es cómo pagó su Samsung Galaxy Note 9, que cuesta 1.000 euros, su reloj de oro y su ropa de marca, además de poder permitirse pagar las comidas de sus amigos en restaurantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario