Social Items


La Policía teme la comisión de más atentados en occidente tras la pérdida de territorios de los yihadistas en Siria e Irak que llevará cada vez más al Dáesh a animar a los terroristas captados no tanto a ir a combatir a la zona de conflicto sino a actuar en sus países u otros de su entorno.

Así lo ha manifestado un inspector de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en el curso sobre yihadismo organizado por la Asociación Internacional de Policía, en el que han participado también representantes de Guardia Civil, Mossos d'Esquadra, Ertzaintza y Policía Local.

El inspector de la Policía Nacional ha señalado que el terrorismo de los yihadistas constituye la principal amenaza contra la seguridad en España y ha estimado que seguirá siéndolo en un largo plazo pues "no van a cesar ya que consideran que Al Andalus, Ceuta y Melilla es suyo" y ha apostillado: "Seguiremos trabajando pero en cualquier momento nos van a golpear".

Ha advertido además de las dificultades para realizar seguimientos de captadores de futuros yihadistas en España ya que los agentes han detectado que como se sienten vigilados suelen reunirse a altas horas de la noche y durante madrugadas en zonas con un alto grado de clandestinidad como polígonos industriales.

No obstante ha señalado que además de las zonas situadas en los entornos de las mezquitas también se llevan a cabo procesos de radicalización en las prisiones y a través de las redes sociales.

Por parte de la Guardia Civil ha intervenido el comandante de la unidad especializada en la lucha contra el terrorismo yihadista, que ha señalado que fruto de las operaciones llevadas a cabo se ha triplicado en España en los últimos cuatro años la población reclusa por esta actividad delictiva, lo que hace que también aumente el riesgo de acciones violentas contra funcionarios de prisiones.

Ha añadido que una reciente operación ha desarticulado a un grupo de presos yihadistas que estaba formando un auténtico "frente de cárceles" en los centros penitenciarios españoles.

El representante de la Guardia Civil estima que hay que mantener la dispersión de los presos yihadistas y no concentrarlos en una única cárcel que, a su juicio, se convertiría en un foco de radicalización.

Por su parte, el inspector jefe del Área Central de Análisis de los Mossos d'Esquadra ha comentado que los atentados de Cataluña han reflejado que quizá no se conocía tan bien como se creía el grado de integración social de una parte de la población islamista más radical, pues se pensaba que sí lo estaban por el hecho, por ejemplo, de que hablaban catalán.

En este sentido, ha abogado no solo por seguir potenciando la coordinación entre cuerpos de seguridad, sino también por incidir en una labor de policía de proximidad para interactuar con el día a día de la calle y con todos los servicios implicados para recabar así una información vital para actuar con eficacia.

Al respecto, un analista de terrorismo internacional de la Oficina Central de Inteligencia de la Ertzaintza ha estimado que es fundamental una interacción permanente con las comunidades islámicas.

La Policía teme la comisión de más atentados en occidente tras la pérdida de territorios de los yihadistas en Siria e Irak


La Policía teme la comisión de más atentados en occidente tras la pérdida de territorios de los yihadistas en Siria e Irak que llevará cada vez más al Dáesh a animar a los terroristas captados no tanto a ir a combatir a la zona de conflicto sino a actuar en sus países u otros de su entorno.

Así lo ha manifestado un inspector de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en el curso sobre yihadismo organizado por la Asociación Internacional de Policía, en el que han participado también representantes de Guardia Civil, Mossos d'Esquadra, Ertzaintza y Policía Local.

El inspector de la Policía Nacional ha señalado que el terrorismo de los yihadistas constituye la principal amenaza contra la seguridad en España y ha estimado que seguirá siéndolo en un largo plazo pues "no van a cesar ya que consideran que Al Andalus, Ceuta y Melilla es suyo" y ha apostillado: "Seguiremos trabajando pero en cualquier momento nos van a golpear".

Ha advertido además de las dificultades para realizar seguimientos de captadores de futuros yihadistas en España ya que los agentes han detectado que como se sienten vigilados suelen reunirse a altas horas de la noche y durante madrugadas en zonas con un alto grado de clandestinidad como polígonos industriales.

No obstante ha señalado que además de las zonas situadas en los entornos de las mezquitas también se llevan a cabo procesos de radicalización en las prisiones y a través de las redes sociales.

Por parte de la Guardia Civil ha intervenido el comandante de la unidad especializada en la lucha contra el terrorismo yihadista, que ha señalado que fruto de las operaciones llevadas a cabo se ha triplicado en España en los últimos cuatro años la población reclusa por esta actividad delictiva, lo que hace que también aumente el riesgo de acciones violentas contra funcionarios de prisiones.

Ha añadido que una reciente operación ha desarticulado a un grupo de presos yihadistas que estaba formando un auténtico "frente de cárceles" en los centros penitenciarios españoles.

El representante de la Guardia Civil estima que hay que mantener la dispersión de los presos yihadistas y no concentrarlos en una única cárcel que, a su juicio, se convertiría en un foco de radicalización.

Por su parte, el inspector jefe del Área Central de Análisis de los Mossos d'Esquadra ha comentado que los atentados de Cataluña han reflejado que quizá no se conocía tan bien como se creía el grado de integración social de una parte de la población islamista más radical, pues se pensaba que sí lo estaban por el hecho, por ejemplo, de que hablaban catalán.

En este sentido, ha abogado no solo por seguir potenciando la coordinación entre cuerpos de seguridad, sino también por incidir en una labor de policía de proximidad para interactuar con el día a día de la calle y con todos los servicios implicados para recabar así una información vital para actuar con eficacia.

Al respecto, un analista de terrorismo internacional de la Oficina Central de Inteligencia de la Ertzaintza ha estimado que es fundamental una interacción permanente con las comunidades islámicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario