Alemania se encuentra bajo ataque. Sus mujeres siguen sufriendo violaciones masificadas. Varias estadísticas confirman que en 2017 se produjeron una docena de violaciones al día.


Un informe trimestral —Criminalidad en el contexto de la migración(Kriminalität im Kontext von Zuwanderung)— publicado por la Oficina Federal de Investigación Criminal (Bundeskriminalamt, BKA) mostró que los inmigrantes (Zuwanderer, definidos como solicitantes de asilo, refugiados e inmigrantes ilegales) perpetraron 3.466 delitos sexuales en los primeros nueve meses de 2017, o aproximadamente 13 al día. (Las estadísticas sobre delitos de 2017 no se publicarán hasta el segundo trimestre de 2018). En comparación, en todo 2016, los migrantes cometieron 3.404 delitos sexuales, o aproximadamente nueve al día; en 2015, 1.683 delitos sexuales, o aproximadamente 5 al día; en 2014, 949 delitos sexuales, o aproximadamente tres al día; y en 2013, 599 delitos sexuales, o aproximadamente dos al día.

No obstante, se cree que la cifra real de delitos sexuales relacionados con migrantes en Alemania es mucho más alta que la cifra oficial. Por ejemplo, los datos de la BKA incluyen únicamente los delitos cometidos en Alemania en el año en que se han resuelto (Aufklärungsquote), según las estadísticas de la policía.

El director de la Asociación de la Policía Criminal (Bund Deutscher Kriminalbeamter, BDK), André Schulz, calcula que hasta un 90% de los delitos sexuales cometidos en Alemania no aparece en las estadísticas oficiales.

La policía alemana suele omitir cualquier referencia a los migrantes en sus informes sobre delincuencia. Cuando lo hacen, suelen referirse a los delincuentes migrantes con eufemismos políticamente correctos como "del sur" (Südländer), hombres con "piel oscura" (dunkelhäutigdunklere Geichtsfarbedunklem Hauttyp) o una combinación de ambos: "del sur con piel oscura" (südländische Hautfarbe). Esta costumbre, aparentemente dirigida a desvincular a los atacantes del islam, hace prácticamente imposible que los ciudadanos alemanes ayuden a la policía a identificar a los sospechosos.

"Las autoridades han dado la orden estricta de no reportar delitos cometidos por refugiados", dijo un oficial de alto rango de Frankfurt a Bild. "Sólo se responderán preguntas específicas de los representantes de los medios sobre dichos actos".

La crisis de las violaciones cometidas por migrantes en Alemania se ha mantenido en 2018. A pesar del creciente coste humano, las autoridades y los medios no reportan o restan importancia a los delitos como incidentes aislados (Einzelfall), aparentemente para evitar alimentar sentimientos contra la migración.
  • El 18 de febrero, una mujer de 33 años fue violada cuando visitaba un cementerio en Bochum. El atacante atacó a la mujer por detrás y la golpeó en la cabeza con una piedra, dejándola inconsciente. Después la violó repetidas veces. La policía de Bochum guardó silencio sobre la violación hasta que la presionó el Rheinische Post, un periódico local. Después se supoque el violador es un delincuente sexual condenado que estaba sometiéndose a un programa de "rehabilitación" y que había sido puesto en libertad tras haber permanecido en custodia.
    Las autoridades de Renania del Norte-Westfalia, al parecer, omitieron la información sobre la violación para evitar preocupar a la opinión pública sobre la reincidencia de los delincuentes sexuales condenados. El encubrimiento de la policía generó indignación en la opinión pública. "La opinión pública, a mi juicio, tiene derecho a saber que los delincuentes sexuales condenados representan un peligro real cuando vuelven a salir", dijo un inspector jefe. "Cuando ocurre algo tan horrible como lo de Bochum, hay que llamarlo por su nombre, sin condicionales ni peros. Cuando se le hurta esa información importante a la opinión pública, la gente cree que todo está bien y que por supuesto los agresores no van a reincidir". Un portavoz de la policía dijo que con el apagón informativo se pretendía proteger a la víctima: "Los psicólogos nos dicen que a menudo esto es muy estresante para la víctima". Tras las repercusiones, la policía de Bochum admitió haberse "equivocado".
  • El 22 de febrero, una estudiante británica de 18 años que iba en un viaje escolar a Berlín fue violada por dos hombres después de que se separara de su grupo. Estuvo hospitalizada dos días. La policía de Berlín no dijo nada sobre la violación hasta que la chica volvió a Gran Bretaña y sus padres contactaron con los medios británicos, que informaron sobre el caso. Presionada para que diera información por Journalisten Watch, una asociación en defensa de la rendición de cuentas en los medios, la policía de Berlín admitió que había detenido a dos hombres en relación con la violación, pero que los había dejado en libertad por falta de pruebas (Haftgründe lagen nicht vor).
  • El 26 de enero, un hombre "asiático o norafricano" (orientalisch bis nordafrikanischer Herkunftintentó violar a una estudiante en la Universidad Goethe de FrankfurtSe supo después que otras tres mujeres habían sido agredidas por un hombre que la policía cree que es la misma persona. Aunque los ataques se produjeron el 6 de octubre, el 29 de diciembre y el 6 de enero, los responsables de la universidad no advirtieron a los alumnos de que un agresor sexual estaba merodeando por el campus hasta el 2 de febrero, cuatro meses después del primer ataque.
  • El 11 de enero, un hombre no identificado agredió sexualmente a dos jóvenes de 15 años en un vagón del metro de Múnich. Una de las chicas logró sacarle una foto, pero la policía se negó a hacer pública la imagen. Un aviso de la policía pide a los ciudadanos que ayuden a identificar al hombre, descritocomo sigue: "Varón, 1,70 cm, de entre 20 y 30 años, delgado, lleva un abrigo rojo, pantalón oscuro y zapatos negros".
  • El 10 de enero, la policía de Magdeburgo difundió la fotografía de un hombre de "piel oscura" (dunkle Hautfarbe) sospechoso de violar y herir de gravedad a una mujer en la estación central de trenes el 27 de junio de 2017. La policía no dijo por qué había esperado más de seis meses para difundir la foto.
  • El 4 de enero, un hombre de 24 años violó a una mujer en un colegio de Hanover. La policía omitió la información sobre la nacionalidad del individuo. Bild llenó los huecos: era de Albania. Un periódico local, Hannoversche Allgemeine, informó al principio de que el hombre era de Albania; una hora después, sin embargo, "actualizó" la noticia sustituyendola palabra "Albania" por "los Balcanes".
Muchas violaciones y agresiones sexuales tienen lugar en transportes públicos o intercambiadores de autobuses y trenes. El problema es especialmente acusado en Berlín, donde la policía recibió 296 denuncias de agresiones sexuales en autobuses y trenes en 2017, casi el doble que en 2016, según Bild.

El 4 de marzo, por ejemplo, un egipcio de 30 años que violó a al menos a cuatro mujeres dentro o cerca de estaciones de metro de Berlín se entregó después de que la policía difundiera unas imágenes suyas captadas por las cámaras de seguridad. El hombre elegía a sus víctimas al subir al metro. Las miraba a los ojos, las seguía hasta la salida de la estación y después las violaba. La policía de Berlín ocultó la información sobre la nacionalidad del individuo. El Berliner Zeitungcompletó los detalles: nació en Egipto.

El 28 de febrero, un solicitante de asilo sirio de 18 años agredió sexualmente a varias mujeres en un tren con destino a Múnich. El hombre, sistemáticamente, llegaba al tren y entraba en los compartimentos donde se sentaban las mujeres solas. Fue detenido a la llegada del tren a la estación de Múnich. La policía dijo que tenía un largo historial de violaciones.

El 10 de enero, un solicitante de asilo de 31 años y del Chad agredió sexualmente a dos adolescentes en un tren expreso regional con origen en Müllheim. La policía dijo que el individuo había acosado sexualmente a las chicas en el andén antes de que el tren partiera. Cuando las chicas subieron al tren, se sentó al lado de ellas y empezó a manosearlas. Cuando las chicas se cambiaron a otro vagón, las siguió y las agredió sexualmente. Las chicas se encerraron después en los servicios del tren y llamaron a la policía. El hombre fue detenido cuando el tren llegó a Friburgo. La policía dijo que el hombre —sobre el que pesaban varias órdenes de arresto por otros delitos sexuales— había sido detenido el día antes por asaltar a una mujer en otro tren, pero fue puesto en libertad.

Los ataques en el transporte público se han extendido ahora a todos los demás lugares de Alemania, en ciudades grandes y pueblos pequeños:
  • Frankfurt, 28 de febrero. Un solicitante de asilo de 29 años y de origen etíope agredió sexualmente a una mujer mayor en un tren.
  • Weilburg, 24 de febrero. Un "sureño" (Südländer) se masturbó delante de una pasajera de 18 años en un bus interurbano con destino a Weilmünster. La policía dijo que el individuo subió al autobús, se sentó justo al lado de la mujer, y se masturbó y se bajó en la siguiente parada.
  • Mühlhausen, 13 de febrero. Seis "hombres de África del Norte" (Männer nordafrikanischer Herkunftagredieron sexualmente a una mujer de 17 años en un tren regional que había salido de Erfurt.
  • Friedrichschafen, 15 de febrero. Un hombre de "aspecto asiático" (orientalisches Aussehen) se masturbó delante de una pasajera en un tren.
  • Heilbronn, 14 de febrero. Un "hombre de aspecto árabe" (arabisch aussehende Mannagredió sexualmente a una mujer de 26 años embarazada en una parada de autobús.
  • Hamburgo, 12 de febrero. Un solicitante de asilo afgano de 18 años agredió sexualmente a una mujer de 19 años en la estación de metro de Jungfernstieg.
  • Karlsruhe, 11 de febrero. Dos hombres "con aspecto del sur" (südländischem Erscheinungsbildagredieron sexualmente a una mujer de 28 años en un tranvía.
  • Pforzheim, 11 de febrero. Un turco de 20 años agredió sexualmente a una mujer de 17 años en un tranvía.
  • Zierenberg, 7 de febrero. Un solicitante de asilo de 25 años y de origen azerbaiyano fue detenido por agredir sexualmente a dos mujeres adolescentes en un tren regional.
  • Weil am Rhein, 7 de febrero. Un hombre "de piel oscura" (dunkler Hautfarbeagredió sexualmente a una joven de 14 años en una estación de metro.
  • Schopfheim, 1 de febrero. Un indio de 61 años fue detenido por agredir sexualmente a una niña de 11 años en un tren.
  • Heidelberg, 1 de febrero. Un eritreo de 21 años agredió sexualmente a una mujer en una parada de tranvía.
  • Schwabing, 1 de febrero. Un hombre "de aspecto asiático" (orientalisches Aussehen) le restregó los genitales a una mujer de 28 años en un vagón de metro.
  • Dresde, 28 de enero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländischem Aussehenagredió sexualmente a una mujer de 20 años en una parada de tranvía.
  • Bad Schwartau, 26 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunklerem Hauttypagredió sexualmente a una mujer de 18 años en una parada de autobús.
  • Greifswald, 20 de enero. Cuatro hombres "del norte de África" (nordafrikanischer Herkfuntagredieron sexualmente a una mujer de 33 años en la estación central de trenes.
  • Mannheim, 17 de enero. Un turco de 72 años agredió sexualmente a una mujer en un tren de cercanías que había salido de Stuttgart.
  • Berlín, 13 de enero. Un libanés de 29 años se masturbó delante de una mujer de 19 años en un tren de cercanías. La policía dijo que el individuo se encontraba ilegalmente en Alemania.
  • Mannheim, 9 de enero. Un afgano de 28 años agredió sexualmente a una mujer de 23 años en un tranvía en la estación central de trenes. Una hora después, agredió sexualmente a otra mujer en un tranvía diferente. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Múnich, 9 de enero. Un hombre de "aspecto indio o afgano" (indische/afghanische Erscheinungagredió sexualmente a una joven de 14 años en la estación de metro de Harras.
Muchas víctimas son menores, y algunos han sido atacados delante de sus padres:
  • Mörfelden-Walldorf, 27 de febrero. Un hombre "de piel oscura" (dunklen Teintse exhibió ante varios niños de 11 años cuando volvían andando a casa del colegio.
  • Velen, 25 de febrero. Un hombre "de piel morena" (leicht dunkler Hauttyp) se exhibió ante al menos cuatro niños en un campamento.
  • Eberswalde, 26 de enero. Cuatro sirios de 19 años intentaron agredir sexualmente a una joven de 14 años. Cuando intervino el padre de la chica, los sirios lo tiraron al suelo y le propinaron patadas y puñetazos.
  • Mörfelden-Walldorf, 26 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunklen Teintse exhibió ante una niña de 11 años.
  • Moosach, 24 de enero. Un hombre que hablaba alemán con dificultades se acercó a una niña de 8 años que estaba en un parque infantil y la besó en la boca delante de su madre.
  • Schwenningen, 11 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunkle Hautfarbeasaltó a dos niños de 11 años en una parada de autobús.
Las agresiones sexuales se han producido en espacios públicos que van desde parques a piscinas y supermercados:
  • Sulzbach, 10 de marzo. Un hombre "presumiblemente asiático" (vermutlich asiatischer Herkunftagredió sexualmente a una niña de 14 años en una tienda de electrónica.
  • Weinheim, 5 de marzo. Un hombre "del Europa del Este" (osteuropäisches Erscheinungsbildagredió sexualmente a dos chicas de 14 años en una piscina pública. Siete menores han sufrido agresiones sexuales en las instalaciones en los últimos doce meses.
  • Constanza, 3 de marzo. Un hombre "negro africano" (Schwarzafrikaneragredió sexualmente a una mujer en un parque.
  • Hagen, 17 de febrero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländisches Aussehense exhibió ante una mujer de 68 años en un parque.
  • Kitzingen, 3 de febrero. Tres migrantes afganos agredieron sexualmente a dos jóvenes en una piscina pública.
  • Fellbach, 10 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunklem Teintse acarició delante de una mujer de 35 años en el ayuntamiento.
  • Hamburgo, 1 de enero. Un marroquí de 22 años agredió sexualmente a una mujer de 34 años en un hospital.
Muchas víctimas han sido seguidas y atacadas cuando salían de casa o volvían a ella:
  • Dresde, 9 de marzo. Un individuo "del sur" (Südländeragredió sexualmente a una mujer de 27 años cuando entraba en su casa en Dresde. Un día después, un hombre de aspecto similar agredió sexualmente a una mujer de 40 años cuando estaba entrando en su casa, también en Dresde.
  • Essen, 2 de marzo. Un hombre que hablaba alemán con acento agredió sexualmente a una mujer de 30 años cuando volvía a su casa desde la estación central de trenes.
  • Werten, 2 de marzo. Tres hombres "con aspecto del sur" (südländisches Erscheinungsbildagredieron sexualmente a una mujer cuando estaba subiendo a su coche.
  • Dresde, 5 de febrero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländisch aussehendagredió sexualmente a una mujer de 33 años cuando estaba entrando en su casa.
  • Krefeld, 15 de enero. Un hombre "del sur" (Südländeragredió sexualmentea una mujer de 18 años. El hombre y la mujer iban en el mismo tranvía y se bajaron en la misma parada. Ella se dirigía a su casa cuando el hombre la atacó por detrás.
Siguen ejemplos de la taharrush, una práctica en la que grupos de hombres rodean a mujeres y las agreden:
  • Essen, 11 de marzo. Un grupo de siete adolescentes varones "con aspecto del sur" (südländisches Aussehen) que hablaban árabe rodearon y agredieron sexualmente a tres mujeres adolescentes.
  • Lienen, 4 de marzo. Un grupo de diez migrantes rodearon y agredieron sexualmente a varias mujeres en un festival al aire libre.
  • Greifswald, 20 de enero. Cuatro "africanos del norte" (nordafrikanischer Herkunftagredieron sexualmente a una mujer de 33 años en la estación central de trenes.
  • Düsseldorf-Alstadt, 13 de enero. Un grupo de hombres jóvenes rodearon y agredieron sexualmente a una joven de 14 años.
  • Bremen, 1 de enero. Un grupo de hombres jóvenes rodearon y agredieron sexualmente a dos mujeres en el centro de la ciudad. La policía detuvo a un sirio de 20 años.
  • Rüthen, 1 de enero. Un grupo de hombres jóvenes rodeó y agredió sexualmente a una mujer de 23 años.
Los inmigrantes con tendencias exhibicionistas están por todas partes:
  • Oelde, 22 de febrero. Un hombre con aspecto "asiático" (leich gelblichen Teintse exhibió ante varias estudiantes. Se cree que el mismo individuo se exhibió ante dos estudiantes en la misma localidad el 18 de febrero.
  • Kirchheim unter Teck, 17 de febrero. Un iraquí de 22 años fue detenido por exhibicionismo.
  • Hagen, 17 de febrero. Un hombre con "con aspecto del sur" (südländisches Aussehen) se masturbó delante de una mujer de 68 años en un parque.
  • Stuttgart-Degerloch, 4 de febrero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländisches Aussehense exhibió ante una mujer de 32 años.
  • Heidelberg-Altstadt, 21 de enero. Un hombre "con aspecto asiático" (orientalisches Aussehense exhibió ante una mujer de 30 años.
  • Hamburgo, 18 de enero. Un somalí de 21 años se exhibió ante una transeúnte en la estación central de trenes.
  • Chemnitz, 17 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunkelhäutigse exhibió ante una joven de 15 años en un parque infantil.
  • Unterjettingen, 13 de enero. Un hombre "de piel oscura") (dunkelhäutiger Mannse acarició delante de una transeúnte.
  • Tubinga, 9 de enero. Un hombre de "piel oscura" se exhibió y orinó mientras miraba fijamente a una estudiante de 23 años en la Universidad de Tubinga. La policía dijo que se cree que el mismo hombre se había exhibido de la misma forma ante otras alumnas de la universidad.
  • Seckach, 6 de enero. Un hombre de "piel oscura" (dunklem Teintse acarició delante de una joven de 17 años en un tren.
El problema de Alemania con los delitos sexuales cometidos por inmigrantes se está viendo exacerbado por su indulgente sistema legal, donde los infractores reciben sentencias relativamente suaves, incluso por delitos graves. En muchos casos, las personas arrestadas por delitos sexuales son inmediatamente puestas en libertad tras ser interrogadas por la policía. Esta costumbre permite a los sospechosos que sigan cometiendo delitos de forma prácticamente impune.

El 2 de enero, por ejemplo, la fiscalía de Traunstein reabrió la causa de un exhibicionista afgano de 22 años por las presiones de un periódico local. El individuo se exhibió repetidas veces ante una joven de 15 años en un autobús escolar. Una de las veces, la chica grabó en vídeo al hombre acariciándose y exhibiendo su pene erecto. Los fiscales retiraron todos los cargos cuando el afgano dijo que se "estaba rascando el pene porque le picaba". Cuando el diario muniqués Wochenblatt publicó el vídeo de la chica en YouTube, los fiscales rectificaron y ordenaron al individuo que compareciera ante el tribunal.
  • Hamburgo, 4 de marzo. Un migrante ilegal de 25 años y de origen kosovar fue detenido por agredir sexualmente a una mujer de 29 años. Sobre el individuo pesaba una orden de arresto sin resolver y estaba en una lista de deportación.
  • Bad Krozingen, 19 de febrero. Un gambiano de 22 años agredió sexualmente a una mujer de 25 años en un parque. La policía dijo que el hombre había agredido sexualmente a otra mujer el 3 de febrero.
  • Heidelberg, 16 de febrero. Un sirio de 37 años fue detenido por agredir sexualmente a varias mujeres en el centro de la ciudad. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Tubinga, 13 de febrero. Un migrante libio de 44 años fue detenido por agredir sexualmente a una joven de 17 años. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Esslingen, 29 de enero. Un solicitante de asilo afgano de 18 años violó a una joven de 13 años. Después se supo que el afgano ya había sido condenado por violación, pero en diciembre de 2017 un tribunal de Stuttgart ordenó su puesta en libertad.
  • Münster, 14 de enero. Un afgano de 23 años agredió física y sexualmente a una mujer en un tren. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Hennigsdorf, 2 de enero. Un polaco de 35 años intentó violar a una mujer de 41 años. El hombre fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 300 euros. La policía dijo que el hombre había intentado violar a otra mujer en Turingia en noviembre de 2017. Se desconoce por qué la policía sigue dejándolo en libertad.
  • Friburgo, 26 de diciembre. Un solicitante de asilo argelino de 32 años agredió sexualmente a dos jóvenes de 17 años en la estación central de trenes. La policía dijo que había cinco órdenes de arresto pendientes contra él.
Los inmigrantes muestran a menudo un enorme desprecio por la ley y las fuerzas de la autoridad:
  • Warstein, 1 de marzo. Un marroquí de 37 años agredió sexualmente a una mujer de 36 años. Cuando la policía intentó detener al hombre, atacó a los agentes.
  • Maguncia, 24 de febrero. Un keniano de 28 años agredió sexualmente a una mujer de 22 años en un restaurante. Cuando la policía intentó detenerlo, éste atacó a los agentes.
  • Marburgo, 12 de febrero. Un eritreo de 20 años agredió sexualmente a una mujer en una estación de trenes. Cuando la policía intentó detenerlo, el hombre les dio patadas y puñetazos a los agentes.
  • Görlitz, 8 de enero. Un marroquí de 30 años se exhibió ante dos agentes de policía en una estación de trenes. Los agentes lo estaban interrogando cuando de repente se soltó los pantalones.
Los principales medios alemanes han guardado un ostensible silencio respecto a la crisis de las violaciones a manos de inmigrantes. Los medios nacionales sólo informan de los delitos más sensacionalistas, y ninguno de ellos ha unido los puntos para informar de la situación general. Este vacío podría explicar por qué ha habido tan poca indignación en la opinión pública por la criminalidad autorizada que están sufriendo tantas mujeres y niños alemanes.

Alemania: Durante 2017 los refugiados fueron responsables de 12 violaciones diarias

Alemania se encuentra bajo ataque. Sus mujeres siguen sufriendo violaciones masificadas. Varias estadísticas confirman que en 2017 se produjeron una docena de violaciones al día.


Un informe trimestral —Criminalidad en el contexto de la migración(Kriminalität im Kontext von Zuwanderung)— publicado por la Oficina Federal de Investigación Criminal (Bundeskriminalamt, BKA) mostró que los inmigrantes (Zuwanderer, definidos como solicitantes de asilo, refugiados e inmigrantes ilegales) perpetraron 3.466 delitos sexuales en los primeros nueve meses de 2017, o aproximadamente 13 al día. (Las estadísticas sobre delitos de 2017 no se publicarán hasta el segundo trimestre de 2018). En comparación, en todo 2016, los migrantes cometieron 3.404 delitos sexuales, o aproximadamente nueve al día; en 2015, 1.683 delitos sexuales, o aproximadamente 5 al día; en 2014, 949 delitos sexuales, o aproximadamente tres al día; y en 2013, 599 delitos sexuales, o aproximadamente dos al día.

No obstante, se cree que la cifra real de delitos sexuales relacionados con migrantes en Alemania es mucho más alta que la cifra oficial. Por ejemplo, los datos de la BKA incluyen únicamente los delitos cometidos en Alemania en el año en que se han resuelto (Aufklärungsquote), según las estadísticas de la policía.

El director de la Asociación de la Policía Criminal (Bund Deutscher Kriminalbeamter, BDK), André Schulz, calcula que hasta un 90% de los delitos sexuales cometidos en Alemania no aparece en las estadísticas oficiales.

La policía alemana suele omitir cualquier referencia a los migrantes en sus informes sobre delincuencia. Cuando lo hacen, suelen referirse a los delincuentes migrantes con eufemismos políticamente correctos como "del sur" (Südländer), hombres con "piel oscura" (dunkelhäutigdunklere Geichtsfarbedunklem Hauttyp) o una combinación de ambos: "del sur con piel oscura" (südländische Hautfarbe). Esta costumbre, aparentemente dirigida a desvincular a los atacantes del islam, hace prácticamente imposible que los ciudadanos alemanes ayuden a la policía a identificar a los sospechosos.

"Las autoridades han dado la orden estricta de no reportar delitos cometidos por refugiados", dijo un oficial de alto rango de Frankfurt a Bild. "Sólo se responderán preguntas específicas de los representantes de los medios sobre dichos actos".

La crisis de las violaciones cometidas por migrantes en Alemania se ha mantenido en 2018. A pesar del creciente coste humano, las autoridades y los medios no reportan o restan importancia a los delitos como incidentes aislados (Einzelfall), aparentemente para evitar alimentar sentimientos contra la migración.
  • El 18 de febrero, una mujer de 33 años fue violada cuando visitaba un cementerio en Bochum. El atacante atacó a la mujer por detrás y la golpeó en la cabeza con una piedra, dejándola inconsciente. Después la violó repetidas veces. La policía de Bochum guardó silencio sobre la violación hasta que la presionó el Rheinische Post, un periódico local. Después se supoque el violador es un delincuente sexual condenado que estaba sometiéndose a un programa de "rehabilitación" y que había sido puesto en libertad tras haber permanecido en custodia.
    Las autoridades de Renania del Norte-Westfalia, al parecer, omitieron la información sobre la violación para evitar preocupar a la opinión pública sobre la reincidencia de los delincuentes sexuales condenados. El encubrimiento de la policía generó indignación en la opinión pública. "La opinión pública, a mi juicio, tiene derecho a saber que los delincuentes sexuales condenados representan un peligro real cuando vuelven a salir", dijo un inspector jefe. "Cuando ocurre algo tan horrible como lo de Bochum, hay que llamarlo por su nombre, sin condicionales ni peros. Cuando se le hurta esa información importante a la opinión pública, la gente cree que todo está bien y que por supuesto los agresores no van a reincidir". Un portavoz de la policía dijo que con el apagón informativo se pretendía proteger a la víctima: "Los psicólogos nos dicen que a menudo esto es muy estresante para la víctima". Tras las repercusiones, la policía de Bochum admitió haberse "equivocado".
  • El 22 de febrero, una estudiante británica de 18 años que iba en un viaje escolar a Berlín fue violada por dos hombres después de que se separara de su grupo. Estuvo hospitalizada dos días. La policía de Berlín no dijo nada sobre la violación hasta que la chica volvió a Gran Bretaña y sus padres contactaron con los medios británicos, que informaron sobre el caso. Presionada para que diera información por Journalisten Watch, una asociación en defensa de la rendición de cuentas en los medios, la policía de Berlín admitió que había detenido a dos hombres en relación con la violación, pero que los había dejado en libertad por falta de pruebas (Haftgründe lagen nicht vor).
  • El 26 de enero, un hombre "asiático o norafricano" (orientalisch bis nordafrikanischer Herkunftintentó violar a una estudiante en la Universidad Goethe de FrankfurtSe supo después que otras tres mujeres habían sido agredidas por un hombre que la policía cree que es la misma persona. Aunque los ataques se produjeron el 6 de octubre, el 29 de diciembre y el 6 de enero, los responsables de la universidad no advirtieron a los alumnos de que un agresor sexual estaba merodeando por el campus hasta el 2 de febrero, cuatro meses después del primer ataque.
  • El 11 de enero, un hombre no identificado agredió sexualmente a dos jóvenes de 15 años en un vagón del metro de Múnich. Una de las chicas logró sacarle una foto, pero la policía se negó a hacer pública la imagen. Un aviso de la policía pide a los ciudadanos que ayuden a identificar al hombre, descritocomo sigue: "Varón, 1,70 cm, de entre 20 y 30 años, delgado, lleva un abrigo rojo, pantalón oscuro y zapatos negros".
  • El 10 de enero, la policía de Magdeburgo difundió la fotografía de un hombre de "piel oscura" (dunkle Hautfarbe) sospechoso de violar y herir de gravedad a una mujer en la estación central de trenes el 27 de junio de 2017. La policía no dijo por qué había esperado más de seis meses para difundir la foto.
  • El 4 de enero, un hombre de 24 años violó a una mujer en un colegio de Hanover. La policía omitió la información sobre la nacionalidad del individuo. Bild llenó los huecos: era de Albania. Un periódico local, Hannoversche Allgemeine, informó al principio de que el hombre era de Albania; una hora después, sin embargo, "actualizó" la noticia sustituyendola palabra "Albania" por "los Balcanes".
Muchas violaciones y agresiones sexuales tienen lugar en transportes públicos o intercambiadores de autobuses y trenes. El problema es especialmente acusado en Berlín, donde la policía recibió 296 denuncias de agresiones sexuales en autobuses y trenes en 2017, casi el doble que en 2016, según Bild.

El 4 de marzo, por ejemplo, un egipcio de 30 años que violó a al menos a cuatro mujeres dentro o cerca de estaciones de metro de Berlín se entregó después de que la policía difundiera unas imágenes suyas captadas por las cámaras de seguridad. El hombre elegía a sus víctimas al subir al metro. Las miraba a los ojos, las seguía hasta la salida de la estación y después las violaba. La policía de Berlín ocultó la información sobre la nacionalidad del individuo. El Berliner Zeitungcompletó los detalles: nació en Egipto.

El 28 de febrero, un solicitante de asilo sirio de 18 años agredió sexualmente a varias mujeres en un tren con destino a Múnich. El hombre, sistemáticamente, llegaba al tren y entraba en los compartimentos donde se sentaban las mujeres solas. Fue detenido a la llegada del tren a la estación de Múnich. La policía dijo que tenía un largo historial de violaciones.

El 10 de enero, un solicitante de asilo de 31 años y del Chad agredió sexualmente a dos adolescentes en un tren expreso regional con origen en Müllheim. La policía dijo que el individuo había acosado sexualmente a las chicas en el andén antes de que el tren partiera. Cuando las chicas subieron al tren, se sentó al lado de ellas y empezó a manosearlas. Cuando las chicas se cambiaron a otro vagón, las siguió y las agredió sexualmente. Las chicas se encerraron después en los servicios del tren y llamaron a la policía. El hombre fue detenido cuando el tren llegó a Friburgo. La policía dijo que el hombre —sobre el que pesaban varias órdenes de arresto por otros delitos sexuales— había sido detenido el día antes por asaltar a una mujer en otro tren, pero fue puesto en libertad.

Los ataques en el transporte público se han extendido ahora a todos los demás lugares de Alemania, en ciudades grandes y pueblos pequeños:
  • Frankfurt, 28 de febrero. Un solicitante de asilo de 29 años y de origen etíope agredió sexualmente a una mujer mayor en un tren.
  • Weilburg, 24 de febrero. Un "sureño" (Südländer) se masturbó delante de una pasajera de 18 años en un bus interurbano con destino a Weilmünster. La policía dijo que el individuo subió al autobús, se sentó justo al lado de la mujer, y se masturbó y se bajó en la siguiente parada.
  • Mühlhausen, 13 de febrero. Seis "hombres de África del Norte" (Männer nordafrikanischer Herkunftagredieron sexualmente a una mujer de 17 años en un tren regional que había salido de Erfurt.
  • Friedrichschafen, 15 de febrero. Un hombre de "aspecto asiático" (orientalisches Aussehen) se masturbó delante de una pasajera en un tren.
  • Heilbronn, 14 de febrero. Un "hombre de aspecto árabe" (arabisch aussehende Mannagredió sexualmente a una mujer de 26 años embarazada en una parada de autobús.
  • Hamburgo, 12 de febrero. Un solicitante de asilo afgano de 18 años agredió sexualmente a una mujer de 19 años en la estación de metro de Jungfernstieg.
  • Karlsruhe, 11 de febrero. Dos hombres "con aspecto del sur" (südländischem Erscheinungsbildagredieron sexualmente a una mujer de 28 años en un tranvía.
  • Pforzheim, 11 de febrero. Un turco de 20 años agredió sexualmente a una mujer de 17 años en un tranvía.
  • Zierenberg, 7 de febrero. Un solicitante de asilo de 25 años y de origen azerbaiyano fue detenido por agredir sexualmente a dos mujeres adolescentes en un tren regional.
  • Weil am Rhein, 7 de febrero. Un hombre "de piel oscura" (dunkler Hautfarbeagredió sexualmente a una joven de 14 años en una estación de metro.
  • Schopfheim, 1 de febrero. Un indio de 61 años fue detenido por agredir sexualmente a una niña de 11 años en un tren.
  • Heidelberg, 1 de febrero. Un eritreo de 21 años agredió sexualmente a una mujer en una parada de tranvía.
  • Schwabing, 1 de febrero. Un hombre "de aspecto asiático" (orientalisches Aussehen) le restregó los genitales a una mujer de 28 años en un vagón de metro.
  • Dresde, 28 de enero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländischem Aussehenagredió sexualmente a una mujer de 20 años en una parada de tranvía.
  • Bad Schwartau, 26 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunklerem Hauttypagredió sexualmente a una mujer de 18 años en una parada de autobús.
  • Greifswald, 20 de enero. Cuatro hombres "del norte de África" (nordafrikanischer Herkfuntagredieron sexualmente a una mujer de 33 años en la estación central de trenes.
  • Mannheim, 17 de enero. Un turco de 72 años agredió sexualmente a una mujer en un tren de cercanías que había salido de Stuttgart.
  • Berlín, 13 de enero. Un libanés de 29 años se masturbó delante de una mujer de 19 años en un tren de cercanías. La policía dijo que el individuo se encontraba ilegalmente en Alemania.
  • Mannheim, 9 de enero. Un afgano de 28 años agredió sexualmente a una mujer de 23 años en un tranvía en la estación central de trenes. Una hora después, agredió sexualmente a otra mujer en un tranvía diferente. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Múnich, 9 de enero. Un hombre de "aspecto indio o afgano" (indische/afghanische Erscheinungagredió sexualmente a una joven de 14 años en la estación de metro de Harras.
Muchas víctimas son menores, y algunos han sido atacados delante de sus padres:
  • Mörfelden-Walldorf, 27 de febrero. Un hombre "de piel oscura" (dunklen Teintse exhibió ante varios niños de 11 años cuando volvían andando a casa del colegio.
  • Velen, 25 de febrero. Un hombre "de piel morena" (leicht dunkler Hauttyp) se exhibió ante al menos cuatro niños en un campamento.
  • Eberswalde, 26 de enero. Cuatro sirios de 19 años intentaron agredir sexualmente a una joven de 14 años. Cuando intervino el padre de la chica, los sirios lo tiraron al suelo y le propinaron patadas y puñetazos.
  • Mörfelden-Walldorf, 26 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunklen Teintse exhibió ante una niña de 11 años.
  • Moosach, 24 de enero. Un hombre que hablaba alemán con dificultades se acercó a una niña de 8 años que estaba en un parque infantil y la besó en la boca delante de su madre.
  • Schwenningen, 11 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunkle Hautfarbeasaltó a dos niños de 11 años en una parada de autobús.
Las agresiones sexuales se han producido en espacios públicos que van desde parques a piscinas y supermercados:
  • Sulzbach, 10 de marzo. Un hombre "presumiblemente asiático" (vermutlich asiatischer Herkunftagredió sexualmente a una niña de 14 años en una tienda de electrónica.
  • Weinheim, 5 de marzo. Un hombre "del Europa del Este" (osteuropäisches Erscheinungsbildagredió sexualmente a dos chicas de 14 años en una piscina pública. Siete menores han sufrido agresiones sexuales en las instalaciones en los últimos doce meses.
  • Constanza, 3 de marzo. Un hombre "negro africano" (Schwarzafrikaneragredió sexualmente a una mujer en un parque.
  • Hagen, 17 de febrero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländisches Aussehense exhibió ante una mujer de 68 años en un parque.
  • Kitzingen, 3 de febrero. Tres migrantes afganos agredieron sexualmente a dos jóvenes en una piscina pública.
  • Fellbach, 10 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunklem Teintse acarició delante de una mujer de 35 años en el ayuntamiento.
  • Hamburgo, 1 de enero. Un marroquí de 22 años agredió sexualmente a una mujer de 34 años en un hospital.
Muchas víctimas han sido seguidas y atacadas cuando salían de casa o volvían a ella:
  • Dresde, 9 de marzo. Un individuo "del sur" (Südländeragredió sexualmente a una mujer de 27 años cuando entraba en su casa en Dresde. Un día después, un hombre de aspecto similar agredió sexualmente a una mujer de 40 años cuando estaba entrando en su casa, también en Dresde.
  • Essen, 2 de marzo. Un hombre que hablaba alemán con acento agredió sexualmente a una mujer de 30 años cuando volvía a su casa desde la estación central de trenes.
  • Werten, 2 de marzo. Tres hombres "con aspecto del sur" (südländisches Erscheinungsbildagredieron sexualmente a una mujer cuando estaba subiendo a su coche.
  • Dresde, 5 de febrero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländisch aussehendagredió sexualmente a una mujer de 33 años cuando estaba entrando en su casa.
  • Krefeld, 15 de enero. Un hombre "del sur" (Südländeragredió sexualmentea una mujer de 18 años. El hombre y la mujer iban en el mismo tranvía y se bajaron en la misma parada. Ella se dirigía a su casa cuando el hombre la atacó por detrás.
Siguen ejemplos de la taharrush, una práctica en la que grupos de hombres rodean a mujeres y las agreden:
  • Essen, 11 de marzo. Un grupo de siete adolescentes varones "con aspecto del sur" (südländisches Aussehen) que hablaban árabe rodearon y agredieron sexualmente a tres mujeres adolescentes.
  • Lienen, 4 de marzo. Un grupo de diez migrantes rodearon y agredieron sexualmente a varias mujeres en un festival al aire libre.
  • Greifswald, 20 de enero. Cuatro "africanos del norte" (nordafrikanischer Herkunftagredieron sexualmente a una mujer de 33 años en la estación central de trenes.
  • Düsseldorf-Alstadt, 13 de enero. Un grupo de hombres jóvenes rodearon y agredieron sexualmente a una joven de 14 años.
  • Bremen, 1 de enero. Un grupo de hombres jóvenes rodearon y agredieron sexualmente a dos mujeres en el centro de la ciudad. La policía detuvo a un sirio de 20 años.
  • Rüthen, 1 de enero. Un grupo de hombres jóvenes rodeó y agredió sexualmente a una mujer de 23 años.
Los inmigrantes con tendencias exhibicionistas están por todas partes:
  • Oelde, 22 de febrero. Un hombre con aspecto "asiático" (leich gelblichen Teintse exhibió ante varias estudiantes. Se cree que el mismo individuo se exhibió ante dos estudiantes en la misma localidad el 18 de febrero.
  • Kirchheim unter Teck, 17 de febrero. Un iraquí de 22 años fue detenido por exhibicionismo.
  • Hagen, 17 de febrero. Un hombre con "con aspecto del sur" (südländisches Aussehen) se masturbó delante de una mujer de 68 años en un parque.
  • Stuttgart-Degerloch, 4 de febrero. Un hombre "con aspecto del sur" (südländisches Aussehense exhibió ante una mujer de 32 años.
  • Heidelberg-Altstadt, 21 de enero. Un hombre "con aspecto asiático" (orientalisches Aussehense exhibió ante una mujer de 30 años.
  • Hamburgo, 18 de enero. Un somalí de 21 años se exhibió ante una transeúnte en la estación central de trenes.
  • Chemnitz, 17 de enero. Un hombre "de piel oscura" (dunkelhäutigse exhibió ante una joven de 15 años en un parque infantil.
  • Unterjettingen, 13 de enero. Un hombre "de piel oscura") (dunkelhäutiger Mannse acarició delante de una transeúnte.
  • Tubinga, 9 de enero. Un hombre de "piel oscura" se exhibió y orinó mientras miraba fijamente a una estudiante de 23 años en la Universidad de Tubinga. La policía dijo que se cree que el mismo hombre se había exhibido de la misma forma ante otras alumnas de la universidad.
  • Seckach, 6 de enero. Un hombre de "piel oscura" (dunklem Teintse acarició delante de una joven de 17 años en un tren.
El problema de Alemania con los delitos sexuales cometidos por inmigrantes se está viendo exacerbado por su indulgente sistema legal, donde los infractores reciben sentencias relativamente suaves, incluso por delitos graves. En muchos casos, las personas arrestadas por delitos sexuales son inmediatamente puestas en libertad tras ser interrogadas por la policía. Esta costumbre permite a los sospechosos que sigan cometiendo delitos de forma prácticamente impune.

El 2 de enero, por ejemplo, la fiscalía de Traunstein reabrió la causa de un exhibicionista afgano de 22 años por las presiones de un periódico local. El individuo se exhibió repetidas veces ante una joven de 15 años en un autobús escolar. Una de las veces, la chica grabó en vídeo al hombre acariciándose y exhibiendo su pene erecto. Los fiscales retiraron todos los cargos cuando el afgano dijo que se "estaba rascando el pene porque le picaba". Cuando el diario muniqués Wochenblatt publicó el vídeo de la chica en YouTube, los fiscales rectificaron y ordenaron al individuo que compareciera ante el tribunal.
  • Hamburgo, 4 de marzo. Un migrante ilegal de 25 años y de origen kosovar fue detenido por agredir sexualmente a una mujer de 29 años. Sobre el individuo pesaba una orden de arresto sin resolver y estaba en una lista de deportación.
  • Bad Krozingen, 19 de febrero. Un gambiano de 22 años agredió sexualmente a una mujer de 25 años en un parque. La policía dijo que el hombre había agredido sexualmente a otra mujer el 3 de febrero.
  • Heidelberg, 16 de febrero. Un sirio de 37 años fue detenido por agredir sexualmente a varias mujeres en el centro de la ciudad. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Tubinga, 13 de febrero. Un migrante libio de 44 años fue detenido por agredir sexualmente a una joven de 17 años. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Esslingen, 29 de enero. Un solicitante de asilo afgano de 18 años violó a una joven de 13 años. Después se supo que el afgano ya había sido condenado por violación, pero en diciembre de 2017 un tribunal de Stuttgart ordenó su puesta en libertad.
  • Münster, 14 de enero. Un afgano de 23 años agredió física y sexualmente a una mujer en un tren. El hombre fue interrogado y puesto en libertad.
  • Hennigsdorf, 2 de enero. Un polaco de 35 años intentó violar a una mujer de 41 años. El hombre fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 300 euros. La policía dijo que el hombre había intentado violar a otra mujer en Turingia en noviembre de 2017. Se desconoce por qué la policía sigue dejándolo en libertad.
  • Friburgo, 26 de diciembre. Un solicitante de asilo argelino de 32 años agredió sexualmente a dos jóvenes de 17 años en la estación central de trenes. La policía dijo que había cinco órdenes de arresto pendientes contra él.
Los inmigrantes muestran a menudo un enorme desprecio por la ley y las fuerzas de la autoridad:
  • Warstein, 1 de marzo. Un marroquí de 37 años agredió sexualmente a una mujer de 36 años. Cuando la policía intentó detener al hombre, atacó a los agentes.
  • Maguncia, 24 de febrero. Un keniano de 28 años agredió sexualmente a una mujer de 22 años en un restaurante. Cuando la policía intentó detenerlo, éste atacó a los agentes.
  • Marburgo, 12 de febrero. Un eritreo de 20 años agredió sexualmente a una mujer en una estación de trenes. Cuando la policía intentó detenerlo, el hombre les dio patadas y puñetazos a los agentes.
  • Görlitz, 8 de enero. Un marroquí de 30 años se exhibió ante dos agentes de policía en una estación de trenes. Los agentes lo estaban interrogando cuando de repente se soltó los pantalones.
Los principales medios alemanes han guardado un ostensible silencio respecto a la crisis de las violaciones a manos de inmigrantes. Los medios nacionales sólo informan de los delitos más sensacionalistas, y ninguno de ellos ha unido los puntos para informar de la situación general. Este vacío podría explicar por qué ha habido tan poca indignación en la opinión pública por la criminalidad autorizada que están sufriendo tantas mujeres y niños alemanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario