Social Items


Es bien sabido que la inmigración es un tema delicado en los tiempos actuales. Existe una problemática que es producida en cierto modo por la llegada incontrolada de inmigración y refugiados a Europa y por determinados sectores de esta población que intentan ïslamizar¨ el país que les está acogiendo.

Para evitar este ¨descontrol¨ hay países tales como Alemania, Suecia y Austria, los cuales, están tomando una serie de medidas con el fin de disminuir este número de llegadas masivas. Se demanda un límite para la acogida de refugiados, idea que es rechazada por determinados sectores.

Un clarísimo indicador del creciente número de inmigrantes realojados, son los crecientes negocios de traducción que emergen par ayudarles en sus gestiones. Un claro ejemplo, es la empresa de traducción - Protranslate, la cual gestiona todo tipo de traducciones legales a quien lo solicite.

Todo inmigrante, requerirá de una serie de servicios legales a la hora de establecerse, tales como por ejemplo los contratos de alquiler de sus hogares o incluso la compra de sus viviendas. Existen un servicio de traducción de contratos que facilita enormemente esta labor a cualquier inmigrante, ya que como se ha comentado anteriormente, la barrera idiomática es un impedimento muy a tener en cuenta.

Se calcula que en el año 2015, tan solo a Alemania, llegaron más de un millón de refugiados, no solo de Oriente Medio sino también de países balcánicos como Kosovo y Albania a Suecia más de 180.000 y Austria casi 100.000 personas, cifras que multiplicaron por cuatro o cinco las de años anteriores. Estos tres países, son los que más refugiados han acogido, seguidos de Holanda, Italia y Bélgica.

Se han tomado medidas extraordinarias con el fin de mantener el flujo bajo control, medidas tales como la construcción por parte de Austria una valla fortificada de unos cuatro kilómetros en su frontera con Eslovenia. Y es este pequeño país balcánico, el que sirve de puerta de entrada a la ola migratoria.

Eslovenia sigue así el ejemplo de Hungría que cerró su frontera, primero con Serbia y luego con Croacia, para no convertirse en un corredor hacia Europa Occidental.

Existes muchos términos legales y disposiciones jurídicas, que impiden este tipo de actuaciones, con lo que se está dando un vacío legal de muy difícil interpretación y aún más difícil solución. Este es un tema muy delicado y que los actuales políticos, aún no han sabido darle una solución viable, ya sea resolviendo el problema en los países de origen o bien en los países de acogida (sin descartar la posibilidad de hacerlo en ambos).

Este problema, no solo se basa en la inmigración que proviene de medio oriente, la problemática de la inmigración africana, es un problema de igual importancia y el cual debe de ser tratado con la mayor de las urgencias. Soluciones prácticas, deben de ser provistas, aunque estas, están tardando en llegar.

Inmigración europea


Es bien sabido que la inmigración es un tema delicado en los tiempos actuales. Existe una problemática que es producida en cierto modo por la llegada incontrolada de inmigración y refugiados a Europa y por determinados sectores de esta población que intentan ïslamizar¨ el país que les está acogiendo.

Para evitar este ¨descontrol¨ hay países tales como Alemania, Suecia y Austria, los cuales, están tomando una serie de medidas con el fin de disminuir este número de llegadas masivas. Se demanda un límite para la acogida de refugiados, idea que es rechazada por determinados sectores.

Un clarísimo indicador del creciente número de inmigrantes realojados, son los crecientes negocios de traducción que emergen par ayudarles en sus gestiones. Un claro ejemplo, es la empresa de traducción - Protranslate, la cual gestiona todo tipo de traducciones legales a quien lo solicite.

Todo inmigrante, requerirá de una serie de servicios legales a la hora de establecerse, tales como por ejemplo los contratos de alquiler de sus hogares o incluso la compra de sus viviendas. Existen un servicio de traducción de contratos que facilita enormemente esta labor a cualquier inmigrante, ya que como se ha comentado anteriormente, la barrera idiomática es un impedimento muy a tener en cuenta.

Se calcula que en el año 2015, tan solo a Alemania, llegaron más de un millón de refugiados, no solo de Oriente Medio sino también de países balcánicos como Kosovo y Albania a Suecia más de 180.000 y Austria casi 100.000 personas, cifras que multiplicaron por cuatro o cinco las de años anteriores. Estos tres países, son los que más refugiados han acogido, seguidos de Holanda, Italia y Bélgica.

Se han tomado medidas extraordinarias con el fin de mantener el flujo bajo control, medidas tales como la construcción por parte de Austria una valla fortificada de unos cuatro kilómetros en su frontera con Eslovenia. Y es este pequeño país balcánico, el que sirve de puerta de entrada a la ola migratoria.

Eslovenia sigue así el ejemplo de Hungría que cerró su frontera, primero con Serbia y luego con Croacia, para no convertirse en un corredor hacia Europa Occidental.

Existes muchos términos legales y disposiciones jurídicas, que impiden este tipo de actuaciones, con lo que se está dando un vacío legal de muy difícil interpretación y aún más difícil solución. Este es un tema muy delicado y que los actuales políticos, aún no han sabido darle una solución viable, ya sea resolviendo el problema en los países de origen o bien en los países de acogida (sin descartar la posibilidad de hacerlo en ambos).

Este problema, no solo se basa en la inmigración que proviene de medio oriente, la problemática de la inmigración africana, es un problema de igual importancia y el cual debe de ser tratado con la mayor de las urgencias. Soluciones prácticas, deben de ser provistas, aunque estas, están tardando en llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario