Social Items


Más problemas para Cristina Cifuentes el mismo día en que comparecerá ante el Pleno de la Asamblea de Madrid para dar explicaciones por su polémico máster de Derecho Público en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Tal y como informan varios medios, la presidenta de la Comunidad de Madrid mostró el pasado 21 de marzo un acta como prueba de su máster que contendría, al menos, dos firmas falsificadas.

Una vez eldiario.es sacó a la luz la supuesta falsificación de las notas del máster de la dirigente del PP, ésta se apresuró a mostrar cuatro pruebas documentales de que todo estaba en orden. Una de ellas fue el acta de la lectura de su Trabajo de Fin de Máster (TFM) ante varios docentes.

El papel que mostró Cifuentes, sin embargo, no tenía sello oficial y estaba cumplimentado a mano. Hoy se ha sabido, además, que dos de las tres firmas de los docentes que supuestamente lo evaluaron serían falsas. En concreto, según ha informado el Instituto de Derecho Público (IDP) de la universidad, centro del que depende la titulación, estas firmas falsas corresponderían a las profesoras del departamento de Derecho Constitucional Alicia López de los Mozos y Clara Souto. La tercera firma del documento, correspondiente a la profesora Cecilia Rosado, se estaría investigando en estos momentos.

Este descubrimiento apuntalaría la teoría de que el cuestionado documento se fabricó a las pocas horas de que se publicaran las primeras informaciones y las fuerzas de la oposición empezaran a pedirle explicaciones a Cifuentes con la posible ruptura de su pacto con Ciudadanos en Madrid como telón de fondo.

Cabe señalar, siempre según la información que publican eldiario.es y El Confidencial, que precisamente el director del IDP, Enrique Álvarez Conde, reunió ayer a las tres profesoras que supuestamente firmaron el acta del TFM en el despacho de un abogado para que todos dieran la misma versión al ser inquiridos sobre el asunto en la investigación que ha abierto al respecto la URJC.

Un portavoz del equipo de Cifuentes ha señalado a los citados medios que la presidenta regional madrileña no ha manipulado ningún documento y que desconocen quién ha podido falsificar ese acta. También ha asegurado que la dirigente únicamente mostró el pasado 21 de marzo la documentación que le había remitido la propia universidad, concretando que fue la propia secretaria del rector quien le envió el acta ese mismo día.

El acta que mostró Cifuentes como prueba de su máster tendría falsificadas al menos dos firmas


Más problemas para Cristina Cifuentes el mismo día en que comparecerá ante el Pleno de la Asamblea de Madrid para dar explicaciones por su polémico máster de Derecho Público en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Tal y como informan varios medios, la presidenta de la Comunidad de Madrid mostró el pasado 21 de marzo un acta como prueba de su máster que contendría, al menos, dos firmas falsificadas.

Una vez eldiario.es sacó a la luz la supuesta falsificación de las notas del máster de la dirigente del PP, ésta se apresuró a mostrar cuatro pruebas documentales de que todo estaba en orden. Una de ellas fue el acta de la lectura de su Trabajo de Fin de Máster (TFM) ante varios docentes.

El papel que mostró Cifuentes, sin embargo, no tenía sello oficial y estaba cumplimentado a mano. Hoy se ha sabido, además, que dos de las tres firmas de los docentes que supuestamente lo evaluaron serían falsas. En concreto, según ha informado el Instituto de Derecho Público (IDP) de la universidad, centro del que depende la titulación, estas firmas falsas corresponderían a las profesoras del departamento de Derecho Constitucional Alicia López de los Mozos y Clara Souto. La tercera firma del documento, correspondiente a la profesora Cecilia Rosado, se estaría investigando en estos momentos.

Este descubrimiento apuntalaría la teoría de que el cuestionado documento se fabricó a las pocas horas de que se publicaran las primeras informaciones y las fuerzas de la oposición empezaran a pedirle explicaciones a Cifuentes con la posible ruptura de su pacto con Ciudadanos en Madrid como telón de fondo.

Cabe señalar, siempre según la información que publican eldiario.es y El Confidencial, que precisamente el director del IDP, Enrique Álvarez Conde, reunió ayer a las tres profesoras que supuestamente firmaron el acta del TFM en el despacho de un abogado para que todos dieran la misma versión al ser inquiridos sobre el asunto en la investigación que ha abierto al respecto la URJC.

Un portavoz del equipo de Cifuentes ha señalado a los citados medios que la presidenta regional madrileña no ha manipulado ningún documento y que desconocen quién ha podido falsificar ese acta. También ha asegurado que la dirigente únicamente mostró el pasado 21 de marzo la documentación que le había remitido la propia universidad, concretando que fue la propia secretaria del rector quien le envió el acta ese mismo día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario