Última hora

Brutalmente agredida por un refugiado sirio que intentó robar un móvil

Según el sitio web de noticias escandinavo Speisa, una mujer noruega fue golpeada más de diez veces en la cara por un inmigrante sirio.

La joven estaba en una fiesta en la ciudad noruega de Bergen y vio al inmigrante robarle el teléfono móvil a una niña. Cuando ella le pidió que se lo devolviera, inesperadamente la golpeó varias veces en la cara con los puños.
Según Speisa, "la paliza fue tan salvaje que tuvo que ser llevada al hospital, mientras la policía lograba detener al autor".
La policía informa el agresor es un inmigrante sirio que llegó al país hace un año. 

No hay comentarios