Última hora

Un refugiado eritreo que asesinó a una madre y a su hijo en un Ikea de Suecia, pide permiso para salir de la cárcel y visitar un Mcdonald

El solicitante de asilo eritreo Abraham Ukbagabir, que asesinó a una mujer y a su hijo en un Ikea en Västerås, Suecia, exige que se le deje salir de la cárcel temporalmente para poder visitar un McDonald's y hacer algunas compras.


Ukbagabir está condenado a cadena perpetua por el doble asesinato y cumple condena en la prisión de Södertälje. Solicitó un permiso que permite a los prisioneros abandonar la prisión temporalmente afirmando que estaba interesado en ir de compras y que echaba de menos comer en un McDonald's y Burger King. La audiencia ha negado su solicitud, informa el diario Göteborgs-Posten.

El Servicio Penal sueco basó su decisión en una serie de factores, entre ellos el carácter grave y atroz del delito cometido por el Ukbagabir.

En 2015, Ukbagabir entró en un Ikea donde encontró un cuchillo de cocina en el área de suministros de cocina y luego procedió a apuñalar a una mujer de 55 años y su hijo de 28 años en un ataque al azar. El atentado tuvo lugar horas después de que la oficina sueca de inmigración informara al eritreo de que su solicitud de asilo había sido rechazada, y posteriormente admitió durante el juicio que el ataque fue una venganza por esta causa.

No hay comentarios