Última hora

El FBI confirma los lazos entre el movimiento 'Antifa' y musulmanes radicales de Europa

Una investigación secreta del FBI sobre el movimiento "Antifa" ha llevado a un descubrimiento alarmante: la relación muy cercana entre anarquistas estadounidenses y terroristas del Estado Islámico y Al Qaeda.


"Hay una evidencia claramente abrumadora de que existen crecientes vínculos entre los radicales estadounidenses y el Estado Islámico, así como varios vástagos [de ISIS ] y grupos escindidos", se afirma en el informe de campo del FBI, que fue entregado al Director interino Andrew McCabe el 11 de julio de 2017, y que se publica por primera vez en el libro All Out War: The Plot to Destroy Trump.

El informe del FBI, publica MailOnline, sobre los esfuerzos de terroristas islámicos para reclutar seguidores entre grupos violentos estadounidenses como Antifa corrobora la controvertida afirmación del presidente Trump, tras las protestas mortales del verano pasado en Charlottesville, Virginia, de que los grupos anarquistas de izquierda son tan peligrosos como los supremacistas blancos.

El verano pasado, el FBI envió un grupo de trabajo a Europa para informar sobre manifestaciones masivas planificadas por grupos radicales, como el contingente alemán Antifaschistische Aktion, para protestar contra la asistencia del presidente Trump a una reunión de líderes y gobernadores del banco central del G20.

"El grupo especial cubrió la reunión del G20 en Hamburgo, estudió información de las autoridades locales, la Interpol y otros activos, y determinó que los grupos anarquistas / radicales afincados en Estados Unidos habían viajado a Alemania", dice el resumen del FBI.

'También hay evidencia de reuniones entre estos individuos y asociados de ISIS. Existe una necesidad urgente de vigilar de cerca a las personas identificadas ".

Los agentes enviados por el FBI prestaron especial atención a un grupo de anarquistas de Oakland, una importante ciudad portuaria que se encuentra adyacente al campus de la Universidad de California en Berkeley, escenario de varias protestas violentas.

No hay comentarios