Última hora

Los escoltas de Puigdemont "dispuestos a todo" para impedir la detención de su jefe


La escolta de Puigdemont ha sufrido varios cambios en las últimas fechas. El último ha completado un equipo de casi 70 escoltas que estarían incluso dispuestos a utilizar sus armas si las fuerzas de seguridad españolas intentan detener a Puigdemont.

El grupo de escolta estaría conformado por miembros de los Mossos muy radicalizados en el proceso separatista. Una muestra de lo que son capaces, fue situación que sufrió la policía cuando Puigdemont cambió de coche en un túnel para esquivar al helicóptero que le seguía en ese momento y así poder votar en el referéndum ilegal. La operación se estructuró desde su escolta, y el líder separatista simplemente dio luz verde al plan ideado por su propia seguridad.





El Departamento de Interior de Carles Puigdemont trasladó el 31 de octubre –aún con el Gobierno en funciones– una petición al Ministerio del Interior para adquirir nueve tipos de armas, de las cuales cinco levantaron la alarma en el Ministerio de Defensa, cuya Dirección General de Armamento y Material (DGAM) también debía dar el visto bueno a la adquisición: 300 subfusiles calibre 9x19 mm, 400 fusiles 5,56x45 mm (HK G36, como el del Ejército), 50 rifles de precisión .338 Lapua MAG, 50 rifles de precisión Whisper, 50 fusiles 7,62x51mm (.308Win).

En todo caso, aunque no en esas cantidades, los grupos de escolta de Puigdemont ya cuentan con esas armas o de eficiencia parecida.

El Estado sabe que la situación es extramadamente compleja y es por ello por lo que en el Parlament, solamente actuarán los agentes mejor preparados.

La Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil y los GEO ya están en Cataluña. Serán ambas unidades los responsables de tomar el Parlament, disolverlo y detener a Carles Puigdemont y al resto de políticos por el delito de sedición.

Se tratan de dos unidades sometidas a un entrenamiento extremo. Los agentes tienen la obligación de saber afrontar cualquier situación a la que se enfrenten y sobre todo, deben ser capaces de adaptarse al medio que les rodea.

El Parlament no será un medio sencillo, puesto que Carles Puigdemont y el resto de políticos independentistas estarán protegidoas por los Mossos d’Esquadra.

“Hay que tener en cuenta que las detenciones de todos los implicados se deberían realizar a la vez, con no más de cinco minutos de diferencia“

No hay comentarios