Última hora

INFORME | Jaume Roures, la mano oculta tras el golpe separatista, de la CUP a Podemos


Jaume Roures Llop (Barcelona, 1950) es un empresario de éxito, un auténtico magnate audiovisual. Hombre sin estudios, comenzó en este mundo trabajando en TV3% en 1984, donde permaneció hasta el año 2001. En 1995 fundó el grupo Mediapro, del que es presidente y uno de sus máximo accionistas junto a Tatxo Benet, con el que coincidió en la tele del Régimen nacionalista; anteriormente trabajó en El País. En el año 2005 Roures obtuvo una licencia de televisión del gobierno Zapatero y fundó La Sexta, cadena que destaca por su progresismo e izquierdismo; junto a Cuatro, han sido los principales impulsores de Pablo Iglesia y Podemos.
mediapro.jpgMediapro es líder en producción audiovisual en Europa y tiene presencia en 32 países. Participa en Imagina Media Audiovisual, accionista minoritario del Grupo AtresmediaCorporación, resultado de la absorción de La Sexta por Antena 3. El accionista mayoritario del Grupo Atresmedia Corporación es el Grupo Planeta, fundado y presidido por la familia Lara hasta el fallecimiento en 2015 de José Manuel Lara Bosch. Atresmedia no deja de ser, como mínimo, un grupo audiovisual curioso: La Razón, Onda Cero, Antena 3, La Sexta… Toca todas las teclas.
Roures fundó también el diario Público en el año 2007, que por entonces tenía tirada en papel. En febrero de 2012 Roures cerró la cabecera y aplicó a rajatabla la reforma laboral del PP, afectando a 190 trabajadores. Actualmente Público sigue publicando la edición digital. Por ponérselo fácil: Público es de la órbita de Podemos y Podemos es, en cierta medida, obra de Roures. No se entendería el auge del partido morado sin la figura de Jaume Roures y sin el impulso que le dio en La Sexta; Roures es además amigo de Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero.
Roures, además de todo esto, extiende sus tentáculos al mundo del cine y del deporte. Forofo del Barça, Roures, a través de Mediapro, es socio en Bein Sport (Bein Media es una filial de Al Jazeera, propiedad de la familia real de Qatarde Nasser Al-Khelaifi, presidente y cara visible del París Saint Germain, cuyo propietario realmente es la sociedad Qatar Sports Investments, controlada por el emir de QatarTamim Bin Hamad Al-Thani. Bein Sport emite los partidos de la liga profesional española y de la Champions League. Cómo será de potente Mediapro que incluso produce programas para Real Madrid TV (¡un culé catalanista produciendo para la tele madridista!), donde consiguió meter mano a través de Antonio García Ferreras, hombre fuerte en La Sexta y de confianza de Florentino Pérez en materia de comunicación; probablemente esta unión no durará mucho, ya que muchos socios del Real Madrid son críticos con esta relación por, sorpréndanse, la cercanía entre Roures y el «procés» separatista catalán. Roures es también productor cinematográfico. No se puede negar que está en todo.
Pero, ¿quién o qué es realmente Jaume Roures además de un potente empresario audiovisual? Él mismo se define: “Yo no trabajo, yo milito […] Hago dinero para servir a mis ideas“, declaró en 2009 al periódico francés LibérationRoures es marxista convencido, concretamente trotskista, y desde joven ha estado comprometido con esta ideología militando en diversas organizaciones (Liga Comunista Revolucionaria, IV Internacional…) de las que ha sido fundador. Entre algunas de las películas que ha producido se encuentran ‘Comandante’ (sobre Fidel Castro) o ‘Salvador’ (sobre Salvador Puig Antich). Su compromiso era tal que le llevó a la Nicaragua sandinista y a ser arrestado siete veces en España, llegando a pasar unos dos años aproximadamente en prisión. Y no sólo durante el franquismo: en 1983 fue detenido por, supuestamente, colaborar con ETA-pm y ocultar en su domicilio a un miembro del grupo, Iñaki Ibero, encargado de procurar una estructura para su organización en Cataluña y que participó en el secuestro de un industrial guipuzcoano, Saturnino Orbegozo. Cabe mencionar que todos los arrestados por esta cuestión fueron liberados sin cargos.
cloacas.jpgActualmente Rouresigue defendiendo el comunismo y ha sido el principal impulsor de Podemos, además de mostrarse, digámoslo así, cercano al secesionismo catalán. Amigo de Iglesias y Monedero defiende también la celebración de un referéndum para la secesión de Cataluña, aunque asegura que «probablemente» votaría no a la secesión:
«No concibo una posición de izquierdas sin la lucha por la autodeterminación de Cataluña. Quiero que los catalanes decidamos lo que queremos ser; yo, seguramente, en un referéndum no votaría por la independencia. Que podamos decidir para mí es irrenunciable pero, un vez pueda decidir, las raíces comunes son demasiado importantes para irnos de España».
Autodeterminación, independencia, irnos de… Se expresa como si Cataluña fuera una colonia, tal cual. La organización en la que militaba en su juventud, la Liga Comunista Revolucionaria, defendía para España una «confederación de repúblicas» y reconocía para cada una de ellas el derecho a la autodeterminación. Y no hace falta retroceder tanto:
  • Roures es el director del documental ‘Las cloacas de Interior’, producido cómo no por Mediapro y presentado por él mismo junto a Jordi Évole el pasado 28 de junio y emitido con gran éxito de audiencia en TV3 el 18 de julio. El documental muestra cómo una serie de altos cargos policiales, el Jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña y el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, utilizan el poder para perjudicar a terceros por motivos políticos e incluso personales. Conclusión: El Estado es corrupto. ¡Oh, qué sorpresa! Después del GAL, del caso Faisán, de las mil y una corruptelas de unos y otros, ¡después del 11-M! descubrimos gracias al documental de Roures que las cosas no son como deberían. Pues vaya descubrimiento. Ahora, convendría quizá recordar que los Pujol, a los que se pretende presentar casi como víctimas, sí son corruptos. Lo son, eso no es mentira, y han manejado Cataluña a su antojo, haciendo y deshaciendo desde los años 80 sin freno alguno.
Roures.jpgLo peor del documental no es su planteamiento, con el que se puede estar de acuerdo o no. Lo peor es su intención y su oportunismo, cosa que precisamente el documental critica en los políticos y cargos policiales, y sitúa claramente a Jaume Roures como un aliado del proceso secesionista al pretender presentar la oposición al separatismo como algo turbio en sí mismo. No vamos a defender aquí ni a un ministro inútil que se deja grabar en su propio despacho ni a policías que se desenvuelven con prácticas oscuras, pero esto ni es nuevo, ni es exclusivo «de Madrid»; ahí está, por ejemplo, el caso Mercurio, que no deja precisamente en buen lugar a los Mossos d’Esquadra. Lo que no cuela es presentar al nacionalismo como víctima de un maquiavélico Estado cuando precisamente los gobiernos de PP y PSOE son culpables, sí, culpables junto a los nacionalistas, de todo este follón del «procés» y los separatistas son los que han vulnerado sistemáticamente la Constitución, el Estatut, ¡hasta su propia Ley de Transitoriedad! y llevan años tapando sus vergüenzas con la bandera para no pagar por sus pecados.
  • Mediapro habilitó también un centro internacional de prensa el 1-O para informar sobre el referéndum, y lo hizo en su propia sede. Los distintos medios podían informar desde allí previo pago de 10 euritos por periodista. Allí comparecieron políticos como Oriol Junqueras para valorar el dispositivo del referéndum o los líderes de la ANC y Òmnium Cultural, los populares Jordis.
  • Tras los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils, Roures convocó a cenar en su domicilio a distintas figuras políticas. La cena «secreta», desvelada por El Confidencial, contó con la presencia de Pablo IglesiasOriol JunquerasMarta Rovira (ERC) y Xavier Domènech (En Comú Podem, los podemitas de Cataluña). Aunque no se conocen los detalles de la reunión, lo más lógico sería pensar que se buscaba un acercamiento entre las fuerzas políticas allí representadas, es decir, ERC, Podemos y su satélite catalán, quizá preparando un posible tripartito (ERC, CUP, En Comú Podem) post 1-O, llegado el caso. Lo que está claro es que Podemos es un claro aliado de los partidos separatistas, hasta el punto de que el partido ha tenido que enviar una carta a sus afiliados explicando la posición de la formación morada sobre la secesión de Cataluña, consciente de que este posicionamiento no es compartido por el grueso de sus simpatizantes
  • Roures también apoya la campaña de Òmnium ‘Crida per la democràcia’, iniciativa para «defender el referéndum y denunciar las carencias democráticas del Estado Español».
¡Pues menos mal que no es separatista! No deja de sorprender que un hombre que dejó de estudiar con 12 años haya llegado a ser un magnate de la comunicación; mucho debe haber trabajado y muy bien debe haber hecho algunas cosas, o se habrá arrimado a buen árbol, o quizá un poco de todo. Hay que reconocer también a Roures el compromiso que ha demostrado con las ideas que defiende, aunque uno no comparta esas ideas. Pero no dejamos de encontrarnos ante el clásico izquierdista español. Si la izquierda española destaca por algo es, precisamente, por ser anti españolaLa izquierda no deja de mirar el concepto de España como algo sospechoso de fascismo y cristianismo, como algo ajeno y retrógrado, y por eso no puede remediar la inquina que le tiene, en general, a su propio país. El poder que le otorgan sus medios y sus contactos convierten además a Roures en un elemento disolvente de primer orden, uno del que probablemente se puedan aprender cosas.

Vía Somatemps.me

No hay comentarios