Última hora

El Gobierno asume que tendrá problemas para hacerse con el control de los Mossos


Tras más de un mes en Cataluña, Interior ha decidido ir relevando a los policías y guardias civiles que han estado viviendo en los barcos del puerto de Barcelona para garantizar que los agentes que deben actuar en el operativo post 155 estén en perfectas condiciones.

La estancia de los policías nacionales y guardias civiles enviados a Cataluña se ha alargado más de lo que se quería en un principio y tras la negativa de Carles Puigdemont a detener su ataque al Estado de derecho, la presencia de la Policía Nacional y Guardia Civil podría alargarse varios meses.

Uno de los principales objetivos, es poder controlar los Mossos d’Esquadra, siendo este uno de los motivos por los que se busca que los agentes estén frescos física y mentalmente.Existe la tesis de que los enfrentamientos con algunos grupos de élite de los Mossos podría producirse.

En Interior son conscientes de que algunos grupos de Mossos están muy ideologizados y preparados para frenar una posible detención de Puigdemont, por ejemplo.

Desde este lunes, cinco grupos de las Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, procedentes de la Comunidad de Madrid, serán reemplazados por otros cinco grupos de la misma comunidad.

Pero fue la semana pasada cuando desde el Ministerio del Interior se comenzó a reemplazar agentes que llevaban más de un mes en Cataluña.

Respecto a los agentes de la Guardia Civil, algunos de ellos tienen permisos de varios días para viajar a sus ciudades y desconectar unos días, aunque tienen la orden de regresar a Cataluña tras ese permiso.

No hay comentarios