Última hora

Así ha sido el abucheo a Pablo Iglesias en Barcelona


La estación del AVE de Sants, en Barcelona, ha sido un hervidero durante toda la mañana del domingo. Cientos de personas abarrotaron todos los trenes que llegaban a la Ciudad Condal para participar en la marcha 'Recuperem el seny', citados este 8 de octubre a las 12.00 en la Plaza Urquinaona. Sin embargo, los gritos comenzaron mucho antes. Cuando muchos se dieron cuenta de que en la misma estación, pasando el arco de seguridad, se encontraba el líder de Podemos.

"Fuera, fuera", "Viva España, Viva Cataluña" e insultos, muchos insultos fue lo que más escuchó el dirigente neocomunista mientras atravesaba el arco de seguridad en dirección a los andenes. Al otro lado, cientos de personas ondeando banderas de España gritaban y le señalaban. Iglesias, por un momento y mientras esperaba a que el resto de su grupo, se quedó mirando fijamente a quienes le increpaban. Los decibelios subieron de forma considerable.



No se produjo más tensión. Esta se traslada a ahora a Barcelona donde miles, decenas de miles de personas saldrán a la calle y tomarán parte en la manifestación multitudinaria por la unidad de España como continuidad a la que ya reunió ayer en Madrid a unas 50.000 personas.
Pablo Iglesias, que se regresaba a Madrid después de participar en la noche del sábado en el programa Preguntes freqüents en TV3, reaccionó al 'escrache' improvisado que sufrió con talante democrático, y así lo comentó, sin darle mayor importancia, en su cuenta personal de Twitter.

No hay comentarios