Última hora

¡Dale vida a tu negocio con un nombre original!


Son muchas las personas que, impulsadas por la gran cantidad de posibilidades que ofrece el mundo digital, se deciden a montar su propio negocio online. Lo más socorrido en este sentido suele ser crear una tienda en la red, incluso vendiendo los productos que almacena una empresa mayorista a través de la fórmula del dropshipping.
Pues bien, cuando se crea una empresa online, hay que tomar varias decisiones. Una de ellas es escoger un nombre, un factor clave en el devenir del negocio. La decisión puede resultar un tanto complicada, pero si se sigue una serie de pautas, es posible dar con un nombre adecuado para la empresa.
Pasos para crear una tienda on line con un nombre exitoso

Lo cierto es que crear tienda on line no es igual que hacerlo a pie de calle. Internet es un escaparate mundial, que hace que una empresa se pueda promocionar en cualquier parte del planeta. Esto puede ser muy ventajoso, pero también supone algunos problemas.
Uno de ellos es la posibilidad de que la empresa sea confundida con otra, ante un mercado tan sumamente amplio como es la red. Por ello el nombre de la empresa debe ser fácil de comprender y con fuerza. De no ser así, los clientes pueden terminar en la competencia por error.

Algunas empresas, conscientes de que no han escogido un nombre apropiado, cambian este por otro, y esto es otro error más. Si se cambia el nombre del negocio, se incrementa el despiste entre los clientes. Las posibilidades de que terminen en otra página por equivocación se disparan.  

Cómo inventar nombres de fantasía para los negocios

Si se trata de un nombre creativo, mucho mejor. Los nombres de fantasía funcionan bien, y pueden obtenerse haciendo juegos de letras o incluso de palabras. La originalidad lo es todo en el proceso de naming de una tienda online, si bien es cierto que no se debe rozar lo ordinario o extravagante.
En la línea de lo anterior, para que el nombre resulte llamativo debería no expresar a las claras la actividad a la que se dedica a la empresa. Esto resultaría demasiado simple, a menos que se trate de un nombre que por curioso o divertido, tenga todas las de ganar.
Una fórmula que se emplea especialmente en el ámbito publicitario es reflejar el logotipo del negocio en un regalo promocional, por ejemplo, un llavero o un bolígrafo. Un símbolo que exprese la filosofía de la empresa siempre será más agradable para el usuario que una imagen del producto ofertado.
Tal como antes se indicó, una vez elegido, el nombre no se debe cambiar en ningún caso. Esto hace especialmente importante que se trate de un nombre que convenza plenamente al emprendedor, y que sea capaz de transmitir un mensaje al público objetivo.
Cuando la inspiración no llega, siempre es posible acudir a un generador de nombres. Se trata de una aplicación que muestra una serie de posibles nombres para el negocio, los cuales además se encuentran disponibles. Una vez más, Internet puede ser la solución a los problemas del emprendedor.  

No hay comentarios