Última hora

Colegio católico de EEUU retira estatua de Jesús y María para ser “más inclusivo" y no molestar a los musulmanes


Un colegio católico de California, en Estados Unidos, removió y reubicó una serie de estatuas católicas incluyendo una estatua del niño Jesús y la Virgen María con el fin de ser una institución “más inclusiva” con otras religiones, pero que en realidad busca suprimir su identidad católica.

La institución educativa se trata de la escuela católica San Domenico, en San Anselmo (California). Esta se encargó de remover y recolocar todas, excepto 18, de sus 180 imágenes y estatuas católicas, lo que provocó fuertes reacciones de los padres de familia, según informó este jueves 24 de agosto el Marin Independent Journal.

Según la misión de la institución, esta acoge la “participación plena de las personas cuyas diferencias incluyen, pero no se limitan a edad, origen étnico, composición familiar, género, orientación sexual, estilo de aprendizaje, habilidad física, raza, religión y estatus socioeconómico”.

La directora de la junta directiva del colegio, Amy Skewes-Cox, afirmó que las acciones son “completamente acordes” con las reglas de la escuela, las cuales fueron aprobadas por la junta y las Hermanas Dominicas de San Rafael en 2016.

La madre de familia Kim Pipki, cuya hija solía asistir a San Domenico, recordó que la remoción de la estatua de Jesús y María fue motivo de disputa porque era la “estatua más importante”.

“Tenerla allí era menos acerca de Dios y más sobre transmitir algunas tradiciones. La gente se sorprendió de que las estatuas terminaran en el sótano”, señaló la madre de familia.

Shannon Fitzpatrick, cuya hija de 8 años asiste actualmente a este colegio, escribió un correo electrónico a las autoridades escolares y a las Hermanas Dominicas de San Rafael expresando su desaprobación por los denominados “cambios inclusivos”, asegurando que su versión de “inclusión” es retirar el catolicismo del colegio por completo.

“Articular una fundación inclusiva parece significar abandonar la tradición de 167 años de San Domenico como escuela católica dominica y tener miedo y vergüenza de celebrar la herencia y las creencias”, escribió Fitzpatrick.

Luego, dijo que en el tiempo que llevan en la institución la palabra católico “fue eliminada de la misión institucional, los sacramentos fueron retirados del currículo, el plan de estudios escolar fue cambiado a religiones del mundo, el logotipo y los colores fueron cambiados para ser ‘menos católico’, el uniforme fue cambiado para ser ‘menos católico’”.

Esta madre se alarmó por primera vez de los cambios de la escuela el año pasado, cuando San Domenico eliminó “la primera confesión y la primera comunión del currículo de segundo grado”.

En un correo electrónico de seguimiento, Fitzpatrick observó que no era la única madre perturbada por los cambios “inclusivos”.

“Hay otras familias que tienen las mismas preocupaciones que yo. Muchos padres sienten que la escuela se dirige en una dirección diferente, pues la comunidad de San Domenico debió haber sido notificada antes de la firma de inscripción del año siguiente”, destacó.

Cheryl Newell, una madre de cuatro hijos graduados en San Domenico, aseguró estar “muy decepcionada con la escuela y la dirección que tomado.

“No es algo nuevo el haber estado erosionando intencionalmente su herencia católica. Están tratando de ser algo para todos y no están haciendo feliz a nadie”, añadió.

San Domenico no es propiedad ni es operado por una parroquia específica, sino que fue fundada como una escuela católica independiente.

No hay comentarios