Última hora

AfD rompe el tabú e irrumpe en el Parlamento alemán para recuperar Alemania y frenar su islamización


Los resultados de las elecciones federales en Alemania de este domingo confirmaron la gran victoria de Alternativa para Alemania (AfD), que entra en el Parlamento alemán. AfD toma posiciones en el Bundestag (cámara baja) con un nada despreciable 13,5% de los votos, 8,8 puntos más que en los comicios de 2013. La formación identitaria es, sin duda, el otro ganador de la jornada de este domingo.

La victoria de la AfD supone una ruptura con el consenso político (o bien, tabú) de más de 70 años que evitaba la creación o si más no el éxito de cualquier formación política que apelara a la identidad nacional para ganarse al electorado. Con la entrada del AfD en el hemiciclo alemán, se introduce también la oratoria antiinmigración y antiislamización sobre la que ha basado su campaña.


El partido identitario se postula, además, como la única oposición real a los partidos líderes tradicionales y miembros de la Gran Coalición, Unión Cristiana Demócrata (CDU) y la Unión Social Cristiana (CSU) con Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD). Su cocandidato, Alexander Gauland, aseguró que los alemanes “recuperarán” su país. “Este Gobierno que se abrigue, porque iremos a por él”, advirtió Gauland en declaraciones a los medios. “Recuperaremos nuestro país y nuestro pueblo”, “cambiaremos este país”, subrayó entre el júbilo de sus seguidores.

Mientras que la segunda líder de la AfD, Alice Weidel, dijo: “Millones de votantes nos han confiado la tarea de una obra de oposición constructiva en el parlamento”.

No hay comentarios