Última hora

Inglaterra: dejar un sándwich de jamón a la puerta de una mezquita es peor que abusar de una niña de 11 años

Por Yolanda Couceiro Morín |


En el Reino Unido te pueden encarcelar si dejas un sándwich de jamón en una mezquita, pero si eres un imán que enseña el Corán y abusas sexualmente de una estudiante de 11 años, podrías quedar libre si tu esposa no habla inglés.

Eso es lo que se puede apreciar si comparamos estas dos famosas noticias:


En 2014, un maestro islámico de 40 años de edad llamado Suleman Maknojioa se salvó de la condena de prisión, a pesar de atacar sexualmente a una niña de 11 años. Durante una sesión privada de tutoría con la niña y sus dos hermanos, Maknojioa había acariciado repetidamente la pierna de la niña y tocado su pecho.

Primero fue declarado culpable de cinco cargos de abuso sexual y condenado a 40 semanas de cárcel, pero fue puesto en libertad después de que los tribunales valorasen que su familia era "dependiente" de él porque cobraba ayudas sociales y además su esposa hablaba "muy poco inglés".

Más tarde, en 2016, un hombre que fue arrestado por colocar un sándwich de tocino frente a una mezquita británica fue encontrado muerto en su celda de la prisión tras seis meses de cárcel.

Kevin Crehan, de 35 años y sus amigos, Alison Bennett, de 48 años, Mark Bennett, de 48 años, y Angelina Swales, de 31 años, se declararon culpables de un "ataque de motivación racial" a la mezquita de Jamia Bristol ese mismo año.

Según los informes, los cuatro colocaron sus sándwiches de tocino delante de la puerta de la mezquita y en la manilla de la puerta.

No hay comentarios