Última hora

El torero Antonio Ferrera se niega a banderillear al pitarse en Bilbao la bandera de España


Cuando Antonio Ferrera agarró las banderillas ante el quinto toro de Torrestrella, adornadas con la bandera de España, y brindó al público, se escucharon algunos pitos que bajaban de los altos de las galerías.

Por Yolanda Couceiro Morín |

Ferrera se sintió ofendido por lo que consideraba una ofensa a la bandera. A su sentimiento español. A España en España. Torció el gesto y se negó a banderillear. Devolvió los palos y su papel lo cumplió la cuadrilla. Después, los tendidos de sombra reaccionaron con una ovación cerrada. Como respuesta mayoritaria del sentir de la afición de Bilbao.

"Yo respeto mucho a todos y exijo respeto a España. Esto es España y yo me siento muy español", dijo en el callejón al finalizar la faena a un toro encastado con sus muchas claves. Paseó una oreja entre el reconocimiento de la plaza de Vista Alegre, donde a veces algunos pocos adquieren una relevancia nacionalista y antiespañola. Hace años ya le sucedió a Francisco Rivera Ordóñez y a su cuadrilla.

No hay comentarios