Última hora

Cabezas de cerdo contra la construcción de mezquitas: Alhama de Murcia el caso más reciente



Por Yolanda Couceiro Morín |


Alguien dejó una cabeza de cerdo en una ventana de la nave que los musulmanes de Alhama quieren convertir en mezquita. Los vecinos de Las Filipinas aseguran haber recogido 1.400 firmas en contra de la instalación del centro islámico.

Alhama de Murcia tiene casi 22.000 habitantes, de los cuales alrededor de 2.200 son musulmanes, es decir, un 10 por ciento de su población total. En el caso de los niños de entre 4 y 12 años, esta proporción asciende hasta el 25 por ciento.


El caso de Alhama no es único. En varias ciudades de España se están depositando restos de porcino para convertir los terrenos en ‘impuros’ para el Islam. Los últimos casos, en Vitoria y Las Palmas.

El ayuntamiento del municipio gran canario de Las Torres rechazó el pasado mes de febrero un recurso presentado por un grupo de vecinos para evitar que un solar de la localidad fuese cedido a la comunidad islámica para la construcción de una mezquita.

El terreno, de propiedad municipal, se va a ceder a la comunidad musulmana como contraprestación a un chalet que fue expropiado para la construcción de un túnel. Sin embargo, los vecinos de la localidad llevan meses de oposición frontal a la iniciativa y protestas.

Tras recibir la negativa del ayuntamiento a detener el proyecto, personas no identificadas se colaron en el solar y colocaron en una piedra una cabeza de cerdo y una pata ensangrentadas, junto con las pintadas en rojo ‘No Islam’ y ‘Mezquita no’.

En las últimas semanas se ha producido un repunte de casos de esta naturaleza. Sin embargo, hechos similares llevan registrándose, de forma aislada y puntual, ante proyectos de construcción de mezquitas en diversos puntos de España.

-- En 2013, en la localidad madrileña de Collado Villalba, el Ayuntamiento pleiteó contra la construcción de una mezquita. Finalmente los tribunales les dio la razón y el proyecto quedó aparcado. Durante el proceso judicial, aparecieron varias cabezas de cerdo clavadas en carteles con el mensaje ‘No a la mezquita’ en el solar donde se iba a construir el complejo.

--En Salt (Girona), en 2011, se produjo un hecho similar en el terreno destinado a una mezquita impulsada por la asociación islámica Al Hilal. Los responsables, que se autodenominaron ‘Els Salvadors de Salt’ (los salvadores de Salt), también depositaron allí una cabeza de porcino.

Además, abrieron una página en Facebook explicando su acción y asegurando que su objetivo era “limpiar de moros” la localidad. Fue cerrada antes de que la Policía pudiese determinar quiénes estaban detrás de la iniciativa. La mezquita fue finalmente inaugurada el pasado verano y es uno de los centro de culto islámico más grandes de Cataluña.

-- En Lleida, en octubre de 2010, apareció una cabeza de jabalí en el solar del polígono industrial del Segre cedido por el ayuntamiento para construir un centro de oración para musulmanes. El proyecto lo cancelado tras una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que impidió la recalificación del terreno. Dos días después, el mismo tribunal dio la razón a un empresario que quería construir un prostíbulo en ese mismo lugar.

--En Sevilla, en 2010, se llevó a cabo la citada ‘Operación Gorrino’ por parte de Democracia Nacional contra la mezquita del barrio de San Jerónimo. Las obras fueron canceladas.

La lista de sucesos similares incluye iniciativas en otras partes del mundo y es muy extensa. Leipzig (Alemania), en 2013; Newcastle (Australia) y Reikiavik (Islandia), en 2014; Filadelfia (EE.UU.), en 2015...

No hay comentarios