Última hora

El asesino de una estudiante británica en Jerusalén recibirá una pensión de 955 euros al mes


Una estudiante británica de intercamio en Jerusalén, Hanna Bladon, viajaba en un tranvía el pasado Viernes Santo. En el trayecto fue asesinada a cuchilladas por Jamil Tamimi, al parecer con "problemas de salud mental".

En lugar de ser abatido por las Fuerzas de Seguridad fue reducido y arrestado. Un tribunal israelí ha decidido, tras una evaluación psiquiátrica pericial, que está en condiciones de ser juzgado y debe ser tratado como un terrorista por el sistema de justicia.

Esto tiene las siguientes curiosas consecuencias: el terrorista Tamimi o su familia tienen derecho a una "pensión" de la Autoridad Palestina, ya que según la ley de la Autoridad Palestina, todos los que encarcelados por "resistirse a la ocupación tienen derecho" según un analista. En la práctica, el 100% de los suicidas, los estafadores, asesinos con arma blanca, de fuego y vehículos han sido incluidos en esta categoría y reciben salarios de la AP.

Los medios británicos denuncian hoy con indignación esta noticia alertando de que los contribuyentes británicos pagan 25 millones de libras esterlinas al año de la ayuda exterior a Palestina, cuyo destino paradójicamente puede ser ayudar a asesinos de ciudadanos británicos y fomentar el terrorismo.

No hay comentarios