Ads Top

Polémica en Francia por el cierre de una fábrica de Peugeot debido a las 'numerosas pausas para la oración' de los empleados musulmanes


Por Yolanda Morín | 

El jefe del partido de centro-derecha francés UDI (Unión de Demócratas e Independientes), Jean-Christophe Lagarde, ha informado que una fábrica de automóviles PSA Peugeot Citroen ha tenido que cerrar porque había contratado demasiados empleados musulmanes "improductivos".

Lagarde, que también es alcalde de Drancy, un suburbio al noreste de París, ha confirmado que la planta de Aulnay, que se cerró en 2013, se había visto obligada a cerrar sus puertas debido a "problemas derivados de interminables exigencias religiosas de los musulmanes que trabajaban allí".

"La fábrica de Aulnay cerró porque los empleados musulmanes que trabajaban en la planta se tomaban constantes descansos no programados por motivos religiosos y se había vuelto improductiva" ha declarado el alcalde a France Info.

"No quiero irritar a los musulmanes, pero algunos empleados de esa religión se dedicaban al proselitismo entre los trabajadores de la planta y acosaban a los compañeros de trabajo no musulmanes"

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.