Última hora

Un iraní es apuñalado por sus compañeros de centro de refugiados al enterarse de que era homosexual


La vida en los centros de refugiados no es un infierno única y exclusivamente para los cristianos o las mujeres que son violadas sistemáticamente. El colectivo homosexual también está sufriendo el acoso, cuando no ataques de muerte directamente, de los refugiados musulmanes.


El último caso conocido ha sido el de un joven iraní de 26 años, que ha sido brutalmente apuñalado por sus compañeros de centro de refugiados cuando se enteraron de que la víctima era homosexual.

Aunque en un primer momento la policía de Bellingwolde creía que el ataque estaba motivado por un asunto de drogas pronto cambió la línea de investigación: una organización de ayuda a refugiados LGTB ha proporcionado a las fuerzas de seguridad las declaraciones de varios testigos que afirman que el brutal ataque se debió a la condición sexual de la víctima.

Un tunecino de 34 años ha sido detenido como responsable del ataque.

No hay comentarios