Última hora

CINE | 'Objetivo: París': Tenebrosa predicción


El estreno de 'Objetivo: París' en Francia, programado para el 18 de noviembre de 2015, se vio empañado por los atentados terroristas perpetrados en la capital gala el día 13 de ese mismo mes y que provocó la cancelación de su pase por salas y ser lanzada en VOD en enero de 2016. Envuelta, tristemente, en una polémica ajena a su producción, llega por fin a España la película.

Sam es periodista de investigación. Debido a sus raíces musulmanas, su padre era de origen argelino y su madre bretona, el reportero decide infiltrarse en una red integrista radicada a las afueras de París para un reportaje sobre la Yihad y el radicalismo islámico. Sin embargo, lo que se iba a convertir en un artículo de investigación se transformará en una auténtica misión policial cuando descubra que la cédula en la que se ha infiltrado planea un atentado terrorista en París para sembrar el caos en el país.

Real y espeluznante

Paradojas del destino, 'Objetivo: París' se ha convertido en un espeluznante relato casi real sobre cómo se planea un ataque terrorista en una gran capital. De hecho, los créditos de inicios advierten que la película se rodó antes de los atentados a la revista Charlie Hebdo en enero de 2015. Pero no sólo eso, la cinta aprovecha para combinar un thriller intenso, con las ajustadas dosis de acción e intriga para mantener al espectador en tensión constantemente, para añadir cierta crítica a cómo el sistema penitenciario, social y educativo ha fallado para lograr la integración de los llamados inmigrantes de segunda y tercera generación.

En ese sentido, la película funciona peligrosamente, puesto que resulta espeluznante la realidad que transmite en lo que se refiere a cómo tres jóvenes son arrastrados al terrorismo por un hábil manipulador. El cineasta muestra las realidades diferentes que llevan a unos chicos veinteañeros a unirse a la Yihad, desde el desencanto personal al odio que provoca la xenofobia creada por la propia sociedad francesa. De hecho, en lo que se refiere al lado social, la cinta comparte la preocupación mostrada en otras películas como 'Le ciel attendra' de Marie-Castille Mention-Schaar.


Malik Zidi, que estuvo magistral en 'Gotas de agua sobre piedras calientes' de François Ozon, se convierte un héroe improvisado. El actor muestra la dificultad de jugar a dos bandas, provocando que se esté ante un verdadero juego de espejos en el que el director, Nicolas Boukhrief, mantiene en vilo al espectador constantemente, sin decaer, una tensión in crescendo que se convertirá en una auténtica olla a presión a punto de explotar.

Thriller en constante tensión

Por su intensidad y su sorprendente realidad, 'Objetivo: París' es un documento casi profético de lo que ocurrió un año después del rodaje de la película. Quizás eso es lo que la condiciona y hace que se vea con cierto horror ante la realidad que muestra. En ese sentido, la cinta guarda relación entre thrillers franceses como 'Secretos de Estado' o 'La mécanique de l'ombre' y películas de corte social como puede de ser 'Los caballos de Dios'.



Todo ello hace de 'Objetivo: París' un thriller altamente recomendable, no sólo por la realidad que muestra, de triste actualidad, sino por ser una cinta con una tensión constante y con cierta conciencia social. Cierto es que no es el gran thriller del año, sin embargo su contenido hace que merezca la pena su visionado. Terroríficamente muy real.

Nota: 7

Lo mejor: Malik Zidi y la crítica hacia el sistema, como también al radicalismo.

Lo peor: Su acto final, aunque necesario, resulta un tanto predecible.

No hay comentarios