Última hora

27 refugiados vinculados con terrorismo islamista han sido detenidos en lo que va de mes en Europa

Al menos 27 inmigrantes o refugiados han sido detenidos desde el 1 de diciembre en Europa por la planificación de ataques terroristas durante la Navidad.

Las detenciones demuestran claramente el vínculo entre las olas de refugiados e inmigrantes y el terrorismo.


El 11 de diciembre, la policía francesa detuvo a once inmigrantes relacionados con el tunecino que mató a 86 personas con un camión en Niza.

Las detenciones se producen cinco meses después de que el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel lanzara un camión de 19 toneladas contra una multitud en el paseo marítimo de Niza. Anteriormente, otros seis inmigrantes ya habían sido detenidos y acusados ​​de ayudar Bouhlel.

Dos días antes, las autoridades francesas apresaron a un sexto inmigrante en lo que la policía describió como un "frustrado complot para atacar varios lugares en el área metropolitana de París, como los Campos Elíseos y Disneyland París." El sospechoso, de 31 años de edad, ha sido acusado de terrorismo.

Otros cinco inmigrantes, todos ellos con residencia legal en Francia, han sido detenidos en Marsella por su pertenencia a ISIS según afirman los investigadores.

Terroristas musulmanes han asesinado a más de 250 personas en Francia desde enero de 2015.

En Gran Bretaña, la policía detuvo a seis inmigrantes en Derby, Burton on Trent, y Londres el 12 de diciembre por "participar en la preparación de un atentado terrorista".

Mientras tanto, dos inmigrantes que residen legalmente en Reino Unido fueron detenidos en distintos incidentes ocurridos en el aeropuerto de Stansted, situado a unos 30 km de Londres.

Uno de ellos, de 41 años de edad, fue detenido al llegar al aeropuerto el viernes 10 de diciembre, bajo la acusación de haber cometido un delito previsto en la Ley contra terrorismo. La policía afirma que la "detención está relacionada con los viajes del sospechoso a Siria."

Cinco días antes, otra persona de 49 años de edad fue detenida en el mismo aeropuerto bajo sospecha de preparar un atentado. Regresaba de Estambul, Turquía.

En los Países Bajos, el 9 de diciembre , la policía holandesa detuvo a un inmigrante de 30 años de edad: preparaba un atentado en Rotterdam.

En el momento de la detención, el detenido portaba un fusil de asalto AK-47 Kalashnikov con dos cargadores completos, y cuatro cajas de fuegos artificiales ilegales altamente explosivos que al parecer estaban siendo desmontadas para fabricar artefactos explosivos.

En Suecia, un refugiado sirio fue detenido el 6 de diciembre por haber provocado un incendio en una mezquita chiíta en Malmo. Las autoridades  afirman que el refugee había llegado a Suecia en 2015 y estaba en posesión de un permiso de residencia de tres años

En Alemania, el 12 de diciembre , dos inmigrantes de 15 y 17 años fueron detenidos cerca de la ciudad de Aschaffenburg por planificar un "ataque islamista". Un comunicado de la policía decía que en los registros de sus domicilios se había encontrado "material de propaganda islámica, banderas del ISIS, soportes de datos electrónicos y varios teléfonos móviles."

El 2 de diciembre, la policía alemana arrestó a un refugee afgano en Renania-Palatinado por ser "un soldado talibán" que había entrado en Alemania como "refugiado" este mismo año.

La detención se produjo sólo dos semanas después de que la policía de Baviera arrestase por cargos similares a otro refugiado de 17 años procedente de Afganistán.

Por otra parte, un niño de 12 años de edad -residente legal en Alemania, con doble ciudadanía iraquí-alemana- fue detenido después de colocar una bomba en el mercado de Navidad de Ludwigshafen el 5 de diciembre.

El mismo día, la policía de Karlsruhe detuvo a un inmigrante tunecino identificado como Charfeddine T., por la planificación de un ataque de ISIS en esa ciudad. El terrorista llegó a Alemania en octubre del 2015 como refugiado.

No hay comentarios