Header Ads

Trending
recent

Trump sí puede llegar a la Casa Blanca


A falta de seis días para las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el republicano Donald Trump ha sorprendido al acortar distancias con la demócrata Hillary Clinton, y los sofisticados modelos estadísticos que antes le daban una posibilidad más que remota ahora comienzan a mostrar los caminos que lo podrían llevar a la victoria.

Un sondeo publicado el martes por ABC / The Washington Post situó por delante a Trump por primera desde mayo, con una intención de voto del 46 %, un punto porcentual más que su rival demócrata. El resto de encuestas le siguen dando la ventaja a Clinton, pero el promedio de referencia del sitio web Real Clear Politics apenas le concede 2,2 puntos de margen con respecto al magnate a nivel nacional, con 45,3 % frente a 43,1 %.

La campaña ha dado un giro dramático desde que el FBI reabrió por sorpresa hace unos días la investigación sobre los correos electrónicos que Clinton envió desde un servidor privado cuando era secretaria de Estado.

El republicano, que hasta hace poco afirmaba haber dejado de creer en las encuestas, ahora vuelve a darles importancia afirmando que está "al alza en todas".

A eso se suma que muchos observadores ya comienzan a hablar del peligro de un “voto oculto”, invisible a las encuestas, que pueda favorecer contra pronóstico a Trump, como ocurrió en el brexit británico o el plebiscito por la paz en Colombia.

En realidad, si bien las encuestas nacionales muestran tendencias, dicen poco de la verdadera proyección de las elecciones, pues el voto en Estados Unidos es indirecto. Los aspirantes necesitan sumar 270 votos del Colegio Electoral, que son repartidos de manera desigual entre los estados. En otras palabras, un candidato puede incluso perder el voto popular y ganar en el Colegio Electoral. Por eso las organizaciones de medios han desarrollado sofisticados modelos estadísticos para pronosticar las posibilidades de un candidato, mucho más fiables que las encuestas nacionales.

De ahí que se hable de las “rutas” o “caminos” de cada candidato para alcanzar los 270 votos electorales para llegar a la Casa Blanca, según cuáles estados sume a su causa y cuales conceda al rival. Hillary aún cuenta con varias rutas, mientras Trump debe desafiar los pronósticos.

Pero ese panorama también tiende peligrosamente a alterarse. En el modelo de www.fivethirtyeight.com, fundado por el gurú de la estadística Nate Silver, Hillary tenía este miércoles 70,7 % de probabilidades de ganar frente a 29,2 % de Trump. Una de cada tres posibilidades no está nada mal para un candidato desahuciado hace apenas unos días. Y en cualquier caso, esos modelos estadísticos se basan en centenares de encuestas locales, de modo que otras preocupaciones, como la del “voto oculto”, también los pueden afectar.

Silver, que en los comicios del 2012 se hizo célebre después de acertar el ganador en todos los estados, explicó en una entrada que si la campaña se aprieta un poco más, la ventaja de Clinton se hará demasiado frágil.

“Cada vez que la carrera se aprieta, tenemos gente protestando que el voto popular no importa pues todo se reduce al Colegio Electoral, y que Trump no tiene ninguna ruta que lo lleve a los 270 votos electorales. Pero esto supone que los estados se comportan independientemente de las tendencias nacionales, cuando en realidad tienden a moverse en tándem”, escribió Silver, nombrado por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2009.

“De hecho, Clinton probablemente perderá el Colegio Electoral en caso de un voto popular nacional muy reñido”, remata el gurú de la estadística. Y varias señales apuntan en esa dirección.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.