Header Ads

Trending
recent

El islam radical dicta censura en Twitter: el mayor accionista de la red social es el musulmán Al Waleed bin Talal



Twitter ha suspendido varias cuentas en Estados Unidos relacionadas con el movimiento alt-right, abreviación de alternative right o derecha alternativa.

Esta red social ha suspendido la cuenta verificada de Richard Spencer (@RichardBSpencer), una de las caras más visibles del movimiento alt-right.
Esta red social también ha suspendido las cuentas de Twitter de su think tank o laboratorio de ideas National Policy Insitute (@npiamerica) y de su revista online radixjournal.com (@radixjournal).

"Esto es estalinismo corporativo", se quejó Spencer en declaraciones a The Daily Caller News Foundation, un medio afín.

"Estoy vivo físicamente, pero digitalmente hablando ha habido escuadrones de ejecución contra la alt-right. Hay un gran purga en marcha y están purgando a gente basándose en sus opiniones", añadió Spencer en un video difundido en YouTube y titulado La noche de los cuchillos largos, en alusión a la purga cometida en 1934 por los nazis para consolidar en el poder a Adolf Hitler y apoderarse de todas las estructuras del estado.

Spencer considera que Twitter no debería haber suspendido su cuenta. "El hecho es que yo, y un número de personas, acabamos de ser vetados sin ni siquiera trolear. He usado Twitter como siempre uso Twitter, para dar algunas actualizaciones y quizá comentar alguna noticia aquí y allá", aseguró.

En España ha sido la activista Yolanda Morín la que lanzó la voz de alarma sobre la censura en la red social:



Esta no es la primera vez que Twitter actúa contra la alt-right. Este verano suspendió la cuenta de Milo Yiannopoulos, uno de las cabezas visibles de la derecha alternativa.

Hay que tener en cuenta que islam radical tiene mucha influencia en Twitter. El año pasado el multimillonario príncipe Al Waleed bin Talal se convirtió en el segundo máximo accionista de Twitter. El saudí, considerado el 34 hombre más rico del mundo según Forbes, protagonizó la segunda adquisición más grande de la compañía después del cofundador. Con sólo el 3,2% del accionariado, el príncipe de Arabia Saudí supera incluso a Dorsey, CEO de la compañía.

Al Waleed hizo su primera inversión en Twitter en 2011 (300 millones de dólares), antes de que la compañía saliera en bolsa (2013). ‘’Nuestra inversión en Twitter confirma nuestra habilidad para ver oportunidades e invertir en ideas prometedoras con impacto global’’.


No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.