Header Ads

Trending
recent

Las Fuerzas de Seguridad vigilan un sindicato marroquí apoyado desde mezquitas radicalizadas

El Ministerio del Interior vigila el activismo agrícola de las mezquitas y la irrupción del nuevo sindicato Alafa, que en tres meses ha captado 300 trabajadores marroquíes. La sede sindical está en el barrio de San Antón, en Cartagena, y su secretario general, Mustapha Ziani, avanza que sus tres objetivos serán «eliminar el destajo, regular la jornada laboral y acabar con las ETT». El sindicato también es apoyado por Podemos.


La Agrupación Laboral Autónoma de Fuerza Agraria (Alafa), en solo dos meses y 27 días de vida, ha captado 300 afiliados en explotaciones agrícolas de Cartagena, Fuente Álamo, Torre Pacheco, Lorca y Totana.

La presentación en sociedad de este sindicato se produjo en la huelga del Primero de Mayo. Su secretario pidió a los imanes de la Región que hicieran una llamada a la movilización. «Algunos imanes anunciaron la manifestación del Día del Trabajador», reconoce Ziani, al tiempo que aclara que «el sindicato no tiene nada que ver con la religión». Las mezquitas de San Javier, San Pedro del Pinatar, Lo Pagán y Cartagena fueron algunas de las que hicieron un llamamiento. Prueba de ello fue la abultada presencia de marroquíes por las calles de la capital murciana y de la ciudad portuaria.

En las pancartas de cabecera se recordó a los cinco marroquíes que perdieron la vida en la RM-11, en Lorca, después de que la furgoneta en la que se dirigían a una finca agrícola se precipitase al vacío el 26 de abril. Benaissa Yaala, Smail Atmani, Said Tahzima, Mohammed Essaghir y Abdelhamid Knifah se han convertido en 'mártires' agrícolas, en las mezquitas de Marruecos se ha orado por ellos y en la Región han hecho estallar a un colectivo que aglutina al 65% de los 38.901 jornaleros de fuera de la Unión Europea.

Así lo demuestra un vídeo al que ha tenido acceso este diario y en el que un activista lanza una dura alocución en una de las mezquitas de Torre Pacheco, antes de rezar por los jornaleros fallecidos. «Esta gente se está aprovechando de nosotros con la muerte de estos cinco marroquíes como si fallecieran animales (...)», traduce un delegado sindical marroquí de UGT. «Solo hay un 1,5% de marroquíes que está viviendo bien. Todos queremos trabajar, pero no a destajo ni gratis y el ejemplo está delante de nosotros, que trabajamos 12 horas fuera de casa y estamos ganando 17 o 18 euros al día (...)».

El delegado prosigue visualizando la grabación: «Por favor, pido a los responsables de las mezquitas que aviséis a todo el mundo y no dejéis pasar esta oportunidad, hoy fallecieron cinco, mañana no sé cuántos (...)».

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.