Header Ads

Trending
recent

El inconmensurable 'nadie': De la “Nada” académica a la “sublimación percuciente”

Por Antonio de la Torre |

La política nos demuestra, a veces –más de las que quisiéramos-, que no siempre el estudio y el mérito profesional son el mejor camino para llegar a puestos de relevancia. Es más, me atrevería a decir que, en política, casi se valora más –o llega más alto, al menos- el ‘arte de la trepa’ y la falta de escrúpulos que la formación y experiencia profesional acreditadas –no siempre, afortunadamente-.


Recuerdo, en mi niñez y juventud que, aunque pudiera haber de todo –como en cualquier colectivo-, cuando alguien era nombrado ministro, gobernador, alcalde o procurador en Cortes, lo era precedido de una acreditada carrera profesional y personal y ya almacenaban unas cuantas primaveras, que permitían comprobar –o, al menos, presuponer- una trayectoria más o menos exitosa y contrastada.

Dicho esto, vamos a centrarnos en algún caso, no exclusivo, pero sí muy significativo –creo que el de mayor progresión- en el que, una vacuidad profesional y académica casi absolutas, se ha traducido en el sorprendente ascenso a la tercera dignidad del Estado español, tras el Rey y el Presidente del Gobierno en el orden del Protocolo. Me refiero al Presidente del Congreso de los Diputados, don Pachi López –suena raro lo de “don” con este apelativo vasco de Francisco- que, en una sorprendente pirueta política –de “alto riesgo”, podríamos decir- se ha visto elevado a tan alta dignidad estatal, sobre lo que volveré para explicar el por qué hablo de ‘pirueta’ o, al menos, como la veo yo.

Como suele ser frecuente, ‘de casta le viene al galgo’ su “vocación” política, aunque, en este caso, al menos, de “casta socialista” –lo que no se puede decir de muchos de sus compañeros cuyos padres ocuparon altos cargos en algún periodo de la ‘dictablanda’ del general Franco-. En este caso, como digo, don Pachi, venía acreditado por su padre, Eduardo López Albizu -"Lalo"-, histórico dirigente del socialismo vasco.

Empecemos por destacar que, cuando llega a uno de sus puestos políticos de relieve regional, este señor comienza por falsear su currículum vitae –algo muy frecuente en este ámbito, sobre todo en la izquierda, aunque tampoco exclusivo de esta tendencia ¿verdad, Sr. Moreno Bonilla?- .

Así, se presenta como “ingeniero y político”. Concretamente “se hizo” Ingeniero Industrial, ya puesto, para qué menos o de grado medio –el complejo no es exclusivo de la derecha-. Pero como la mentira tiene las patas muy cortas, recuérdese el refrán aquel de “Se coge antes a un mentiroso que a un cojo”, pronto nos enteramos de que pese a su “constancia universitaria”, a los veintiocho años “dejó” la carrera sin haber pasado de primero, lo que no deja de ser un récord si se tiene en cuenta que, normalmente, se matricularía por primera vez a los dieciocho o diecinueve años –Susana Díaz estuvo diez años pero, parece, acabó Derecho-. Es decir, teniendo en cuenta que el Sr. López nació en 1959, este “abandono” académico debió ser allá por 1987, cuando desde dos años antes, 1985, ya ejercía como Secretario General de las Juventudes Socialistas de Vascongadas –me resisto a llamar a esta región País Vasco y, mucho menos, Euskadi- .

Como también es frecuente, sus inicios políticos se remontan a su ingreso en las mencionadas Juventudes Socialistas, allá por 1975, con apenas dieciséis años, que demuestran su precocidad en esta “noble profesión”, que antes no lo era –profesión-, sino coyuntural y temporalmente. Los que me conocen un poco ya saben lo que opino de estas organizaciones “juveniles” –muchos bien entrados en la treintena- que, como en el caso de las Nuevas Generaciones del Partido Popular, se han convertido en auténticas “Escuelas de Formación Profesional”, nunca mejor dicho, que vinieron a sustituir a las antiguas con ese nombre que sí que formaban a verdaderos profesionales en diferentes áreas productivas. Pero ese es otro tema que ya he desarrollado en algún artículo relacionado directamente con la Educación y Formación Profesional. Aquí sólo diré que, en mi opinión, sobran las dos citadas organizaciones para “formar” políticos profesionales, expertas en la enseñanza de la trepa y sumisión al líder cuyo ‘dedo divino’ pone o quita en las listas.

Siguiendo con su “evolución” política, en 1977 –dos años después de su ingreso en la JJSS y a su mayoría de edad- ingresa en el Partido Socialista Vasco, llegando a ocupar su Secretaría General, pero vamos por orden. En 1987, dos años después de su primer cargo de cierta relevancia, obtuvo “plaza” –por primera vez- en el Congreso de los Diputados, al sustituir a José Antonio Saracíbar como diputado por Vizcaya, convirtiéndose en el segundo miembro más joven de la Cámara Baja, después de Rodríguez Zapatero, que ya pululaba por allí, aunque no se le conocía actuación política alguna –como hasta el año 2000- aparte de calentar el asiento y pulsar, -supongo que sin error ni uso de varias extremidades, como se supo que hacía el veterano Gaspar Zarrías cuando algún compañero estaba ausente a la hora de la votación-, el botón que el Sr. González, o quien fuese por delegación, ordenaba en cada momento. Escaño que ocupó hasta el final de la segunda Legislatura de don Felipe, 1989. Y, como decía más arriba, en 2002, sustituye a Nicolás Redondo Terreros, como Secretario General del PSV, puesto que ocupó hasta 2014, llegando en este periodo, 2009, a la Presidencia del Gobierno Regional tras el acuerdo de investidura con el PP, segunda y tercera fuerzas frente al PNV que ganó las elecciones -¿un precedente de pacto entre estos dos partidos?-, mandato que terminó tras las elecciones regionales de 2012 ganadas de nuevo por el PNV -Ignacio Urkullu-, en las que los socialistas quedaron por detrás de EH-BILDU, como tercera fuerza.

Después, el Partido Socialista Vasco fue de caída en caída, con pérdida de importantes alcaldías, entre ellas la de San Sebastián, hasta que, tras los pésimos resultados obtenidos en las elecciones europeas de mayo de 2014, anunció que abandonaría la secretaría general vasca y, tras la celebración de un congreso extraordinario, es sustituido por Idoia Mendía, renunciando también a su acta de diputado regional y, en Julio de ese año, pasa a desempeñar el puesto de Secretario de Acción Social, Ciudadanía y Libertades en el nuevo Comité Federal de Pdr Snchz –un mediocre, siempre, se rodea de mediocres, para que no le hagan sombra-. Una vuelta más en esa pirueta que decíamos y sobre la que también volveré después.

Hubo de todo en estos años, incluido un procedimiento judicial, junto a Juan José Ibarreche y a Rodolfo Ares, abierto por el Tribunal Supremo por delito de desobediencia en 2007, de acuerdo con el Art. 556 del Código Penal, por reunión con Batasuna, posteriormente archivado por aplicación de la doctrina Botín al no existir acusación particular ni del Ministerio Fiscal.

También se habló de una posible amenaza de asesinato por ETA, desmentido por esa organización.

Pero, posiblemente, los dos hechos por los que más se le ha conocido en el resto de España –tristemente, por cierto- a este personaje bastante gris, hayan sido, por un lado, las frases que le dirigió en público la madre de Joseba Pagarzaurtundúa, en el segundo aniversario de su asesinato por ETA, 2005, tales como: "quien pacta con los traidores es un traidor", "pon en un lado de la balanza lo más importante, la vida, pero también la dignidad y, en el otro lado pon entonces el poder y el interés de partido y sabrás si cada decisión es correcta o no" anticipo de la carta que le anunció para dirigirse a él “en privado” y cuya lectura recomiendo: http://racionalista.blogspot.com.es/2006/06/carta-patxi-lpez-de-la-madre-de-joseba.html y en la que la frase que sintetiza la dureza del mensaje, posiblemente fuera ésta: “Ya no me quedan dudas de que cerrarás más veces los ojos y dirás y harás muchas más cosas que me helarán la sangre, llamando a las cosas por los nombres que no son”.

Por otro lado, igualmente lamentable, fue su reacción en el funeral de Isaías Carrasco, asesinado también por ETA el día que terminaba la campaña electoral de 2008, cuando Rajoy, con María San Gil, se acercaba a dar el pésame a la familia y se le cruzó diciéndole que “le acepta la mano” pero que no le “va a tolerar que digan que están traicionando la memoria de los muertos” y los socialistas que lo acompañaban impidieron que los miembros del PP pudieran llegar a los familiares. Precisamente María San Gil declaró después que "Patxi López se arrepentirá de haber increpado a Rajoy".

Vamos, por fin, a lo que antes calificaba como “pirueta” y que, en política -a veces también en las grandes empresas que se convierten en una suerte de “ministerios”-, viene expresado a la perfección por el Dr. Laurence J. Peter en su libro ‘El Principio de Peter’ (1969), que lo definía así: “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia”. Pues bien, en la vida en general –normalmente una sola vez- y en la política –puede repetirse varias veces- suele ocurrir que, tras demostrar fehacientemente haber superado ese nivel de incompetencia, se produce lo que también Peter analiza en su libro como “Excepciones aparentes”, entre las que aparece en primer lugar lo que en el título de mi artículo citaba como “Sublimación percuciente”, que la define el autor como un ‘seudoascenso’, cuya función principal es engañar a las personas situadas fuera de la jerarquía’, y que cubre tres objetivos: ‘justifica los puestos anteriores’, que, en nuestro personaje, le venían grandes en todos los sentidos; ‘sirve de señuelo para otros’, si Pachi ha llegado, cualquiera puede hacerlo y, como ‘sabe mucho’ del partido, se le premia porque, aunque es un incompetente, ‘no puede ser despedido’. Genial Peter, anticipando cuarenta y seis años antes lo que iba a ser el “reconocimiento” de la trayectoria de don Pachi. Algo que llega por el acuerdo de PSOE y Ciudadanos, con la abstención del PP, en un pacto, no escrito, por el que se aceptaba que si la Presidencia del Gobierno iba a ser para el partido que ganó las elecciones, el PP, la del Congreso debería ser para el segundo partido, ya que no había ninguno con mayoría absoluta.

Lo que vino después merece ser tratado en otro apartado, porque puede interpretarse como una “salida”, por parte de alguien, de un guión, como decía, no escrito. Y ahí lo dejo para que cada uno saque su conclusión.

Sólo unas líneas más sobre esta última etapa política en la que, de acuerdo con Peter, Don Pachi López es “sublimado” a la Presidencia del Congreso de los Diputados –sabemos que sublimación es un proceso físico por el que el gas pasa directamente a sólido o viceversa, por efecto de la temperatura-. O sea de ser nada, o casi nada, a la tercera personalidad política, como citaba más arriba y, muy posiblemente, viceversa en poco tiempo.

Se estrena, don Pachi, pasando casi desapercibido el día de la constitución del Parlamento, porque le resta el protagonismo la tropa podemita, con sus ‘disfraces’ y atuendos zarrapastrosos, niño incluido en el vodevil, que casi monopoliza la atención de los medios. Después, tras el doble posado –encantado de haberse conocido, como no podía ser de otra forma en su ínfimo nivel- con Su Majestad el Rey, mete la pata convocando la segunda votación de investidura para el día 5 de Marzo, sin tener en cuenta que el Reglamento del Congreso exige que se celebre a las cuarenta y ocho horas de la primera, fijada –y ya celebrada- para el día 2 de ese mismo mes, o sea, el día 4, como tuvo que rectificar:

En definitiva, una trayectoria personal, académica y política muy poco significativa, que hizo que algún medio ‘maléfico’, hace años, le pusiera el sobrenombre de “Nadie” que, indefectiblemente, ha pasado a formar parte consustancial de este personaje, posiblemente simpático y de buen humor, pero con un ‘traje’ que le viene muy grande, al que se le conoce coloquialmente, desde entonces, como “Pachi Nadie” –Antonio Basagoiti, en frase poco afortunada, por cierto, de las que tuvo bastantes este melifluo personaje, artífice destacado de la desintegración del PP en Vascongadas, llegó a decir de López que “tiene menos estudios que Hommer Simpson”- y queda bien parado si se visiona este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=dxS9KcEazP0

Me temo que nuestro protagonista se verá acompañado sin remedio por ese apelativo –podría merecer otros más duros por sus intervenciones- durante el resto de su vida política que, salvo ‘milagro’, le auguro no muy larga si, como podría ser, se convocan nuevas elecciones el 3 de Mayo, fecha límite para la conformación de Gobierno.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.