Header Ads

Trending
recent

Doce años después del 11M... y todo sigue igual, o peor

Por Antonio de la Torre |

Volvemos a recordar lo ya dicho repetidas veces que, desgraciadamente, sigue presente con sólo cambiar la cifra del año, en título y entradilla:


“Actualizo hoy, doce años después de ese nefasto día en que se empezó a cambiar el rumbo de España, mi artículo de hace dos que titulaba entonces DIEZ AÑOS DESPUÉS…, en el que recogía reflexiones de años anteriores en mi seguimiento de la información, periodística y bibliográfica, sobre el peor atentado terrorista sufrido en España y que, lamentablemente sigue vigente y haciendo aún más dolorosa, si cabe, esa inacción que ya forma parte consolidada de este Gobierno Rajoy que dejó tan cerrado el caso como en su día hicieran los del peor presidente de la Historia de España. Esa Historia que, con la perspectiva del tiempo, dará fe algún día de este terrible genocidio que –añado ahora- se perpetró, sin duda, para cambiar el curso de la misma. Y a fe que estamos comprobando ese “cambio de curso”.

Decía entonces:

<<Sí, diez años después (once ya), me sigo preguntando muchas cosas sobre el terrible atentado del 11-M, que costó la vida de 192 personas, dejó mutiladas a más de 1.500 y dañada de muerte a la democracia española. Parece que todos los hechos conocidos hasta ahora apuntan a la falsedad de la "Versión Oficial" que se quiere imponer sobre el peor atentado terrorista registrado en España. También, que todo estaba bien orquestado para montar la manipulación posterior que PSOE y medios de comunicación afines empezaron a las pocas horas del atentado y que se extendió hasta la Comisión de Investigación del Parlamento, pero ¿por quienes? Y qué decir del ¿juicio? celebrado en la Audiencia Nacional, en el que no se llegó a nada que no pareciera estar ya "precocinado"¿Cómo se puede cerrar un juicio en el que no se conoció el arma homicida, el cerebro que lo planificó ni, a ciencia cierta, quiénes lo llevaron a cabo? Usando el "latinajo" qui prodest? ¿A quién beneficia? surge la pregunta inmediata: ¿Quiénes se beneficiaron, más o menos directamente, de la muerte de 192 personas y de la mutilación de muchas más? Parece evidente que PSOE, ETA, vecinos del Norte y del Sur y…, no están lejos de poder haberse beneficiado entonces, -sin que yo quiera decir que tengan nada que ver con el horror, válgame Dios-. Que el PSOE, principal beneficiado por esta barbarie, no haya querido ni quiera llegar hasta el final, se podría entender, pero ¿qué compromisos, y con quién, atan al PP para que, desde su vuelta al Gobierno, no haya querido conocer toda la verdad de lo que, todo apunta, fue un golpe de estado para apartarlos del poder? ¿Qué teme o qué debe el Partido Popular? No puedo entenderlo por mucho que lo he intentado. No tengo ninguna duda, a juzgar por el efecto que tuvo, de que el atentado supuso un auténtico “Golpe de Estado”, pero no acabo de ver claro quiénes estaban implicados en mayor o menor medida en la trama. Y, por respeto a 192 muertos, a más de 1500 heridos y mutilados, a sus familias y a los millones de españoles que lo hemos condenado y queremos saber TODA LA VERDAD, CAIGA QUIEN CAIGA, los diferentes gobiernos seguirán estando en deuda con todos nosotros. La abundante bibliografía y artículos publicados al efecto demuestran, cuando menos, que siguen existiendo numerosas e importantes incógnitas al respecto. Seguiremos pidiendo reabrir el juicio. He seguido muy de cerca y leído casi todo lo que se ha publicado sobre el 11-M porque es una de las reivindicaciones que no me canso de hacer a nuestros ¿gobernantes? Queremos saber la verdad del 11-M de una vez, llegando hasta el final y, como decía, caiga quien caiga. Y dejo algunas preguntas que llevan diez años (once ya –ahora doce-) machacando en mi cabeza: ¿Qué le debe el PSOE a Marruecos? ¿Y a otros? ¿Fue improvisada la asquerosa manipulación que hizo Rubalcaba el día 13, rompiendo la jornada de reflexión a que obligaba la Ley Electoral? ¿Sabía alguien más lo que se iba a hacer en Atocha, aunque no pensara que iba a ser tan grave? ¿A quién se le fue de las manos? ¿Por qué se cerró en falso el juicio sobre el atentado sin dejar claro quién lo diseño, qué explosivo se utilizó y quién, de verdad, lo llevó a cabo? ¿Qué hacía el juez Garzón en el lugar de los hechos cuando no era el juez de guardia? ¿Por qué el Sr. Blanco, D. Pepiño, dijo, supuestamente claro, tras el atentado, como se ha comentado en la prensa "hemos ganado las elecciones"? ¿Por qué se "inmolaron" los supuestos autores del atentado en el piso de Leganés, por cierto, propiedad de alguien vinculado al PSOE, según se ha sabido después, cuando el edificio ya estaba vacío, en lugar de morir matando "infieles", como les dice su religión? ¿Cómo se explica que no hubiera restos de sangre en el piso de Leganés, después de la explosión, con siete muertos y que alguno de los cadáveres tuviera los pantalones del revés? ¿Quizás estaban muertos antes de la explosión? ¿Cómo se explican las pruebas que aparecen y desaparecen en la furgoneta Renault Kangoo? ¿Y la cinta grabada? ¿Y que los perros entrenados en la detección de explosivos no encontraran nada? ¿Y la mochila que no explotó? ¿Y la metralla de esa mochila cuando en las explosiones no hubo rastros de la misma? ¿Y las contradicciones con el tipo de explosivo, una vez comprobado que lo que explotó fue Titadyn y no Goma 2 Eco y “vale ya”, como concluyó la fiscal hoy ascendida?..... Podría seguir, pero sería interminable el número de preguntas a las que nadie ha querido dar respuesta hasta el momento. ¿A quién o a quienes, insisto, no le interesa que se sepa toda la verdad? Dice uno de nuestros sabios refranes: "El que teme, algo debe" ¿Se podría aplicar en este caso? Quien no tiene nada que ocultar no tiene por qué tener miedo a que se sepa toda la verdad. 192 muertos y más de 1.500 heridos y mutilados exigen, y se merecen, que sigamos pidiendo que se llegue hasta el final CAIGA QUIEN CAIGA –insisto-, y esté donde esté. Y muchos, vamos a seguir haciéndolo, pese a quien pese.>>
Hasta aquí el citado artículo que, como decía al principio, sigue vigente, pero añado algo más:

¿Por qué esa blandura y afán de pasar página del Partido Popular con este asunto, en lugar de reabrir el juicio? ¿Por qué ese “generoso trato a algunos terroristas de ETA? ¿Qué se habló en aquella reunión –de dos horas, se dijo- entre ZP y el recién llegado Fernández Díaz al Ministerio del Interior? ¿Está todo dentro del mismo trágico escenario?

¿Por qué Aznar y alguno de sus entonces ministros no cuentan lo que saben?

¿Qué se puede decir de los vecinos del Norte y del Sur?

¿Por qué no se toma en cuenta el último vagón “encontrado”, como público Luis del Pino en Libertad Digital, en lugar de destruirlo como se hizo con los restantes a los pocos días del atentado?

Hasta aquí por hoy, hasta el año próximo. R. I. P. las 192 víctimas inocentes y todo mi apoyo y respaldo a sus, no menos inocentes, familias. El fin no justifica los medios.”

Así terminaba en 2015 y sólo se podría añadir en este nuevo recordatorio que, por lo que se ha sabido después y se ha visto en la prensa, ya, en aquella manifestación del día 13 de Marzo de 2004, a la puerta del Partido Popular, surgida de forma “absolutamente espontánea” a través de SMS -entonces no existía WhatsApp ni Tweeter-, se encontraban, sin duda también de manera casual, unos jóvenes que, diez años después, a principios de 2014, iban a dar la sorpresa en las elecciones europeas de ese año a través del partido político Podemos.

Y no hay que pensar mucho para añadir una pregunta más a las anteriores y a las que se quedaron en el tintero ¿dado que el mal sí está claro que actúa con visión a largo plazo, tendrá alguna relación lo sucedido entonces con la situación devenida hoy? Tal vez sea muy mal pensado. Mis disculpas por ello.

Mi despedida, la misma que tres párrafos más arriba, que no repito íntegra. Simplemente: R. I. P. las 192 víctimas inocentes. Y, añado, MEMORIA, DIGNIDAD y JUSTICIA.

¡Ah! y a ser posible, no nos tomen más el pelo, señores políticos. En esto, y en alguna cosa más, han demostrado que son todos iguales

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.