Header Ads

Trending
recent

Denuncian a una familia marroquí que ocupó un piso en Vallecas y amenazó de muerte al propietario

Los okupas han arrebatado la casa a Vicente Orden, de 50 años de edad, en su barrio de Vallecas y estuvieron a punto también de quitarle la vida. El pasado mes de enero, Vicente intentó entrar en su casa, encontrándose en el interior unos antiguos inquilinos que le recibieron con una pistola y le agredieron.


Pero la angustia no ha cesado ya que desde el incidente sufre amenazas de muerte cada vez que intenta acercarse al bloque,por parte de la “mafia okupa”.

Ahora, además de no poder disponer de su inmueble tiene que seguir pagando la factura del gas y el agua a los invasores de su casa.

El origen de todo el conflicto comienza en un piso situado en el número 77 de la Avenida de la Albufera, en el distrito de Puente de Vallecas; donde Vicente tenía un contrato de alquiler con Fátima Fifani, de origen marroquí, que vivía con su hijo mayor de edad Mohamed.

Tras una larga temporada como inquilina, la señora y el propietario acordaron abandonar el domicilio antes del 31 de diciembre e incluso ella llegó a entregarle las llaves. «Decidí finiquitar el contrato con ellos porque llevaban varios meses sin pagar mensualidades, luz ni agua», aclara el afectado.

La vivienda estuvo vacía casi una semana, pero todo se torció el pasado 14 de enero cuando «llegamos mi hijo y yo y vemos que nuestra llave no podía abrir la puerta. ¡Habían cambiado la cerradura!»

Tocaron al timbre, llamaron a la puerta y nadie les abrió. Luego habló con el presidente de la comunidad y éste le confirmó que «allí vivía gente y que le habían ocupado el piso».

Pero lo peor estaba por llegar, cuando el 28 de enero se citó en el piso con Fatima. Al entrar en la casa la mujer agredió a Vicente con repetidos puñetazos en presencia de su hijo Daniel. Luego, apareció el protagonista, Mohamed, quien armado con un bastón y una pistola dejó las cosas claras a los propietarios: «O nos dejas y sigues pagando, o te mato a ti y a toda tu familia».

La tensión comenzó a incrementarse hasta el punto de oírse «de aquí no vais a salir vivos». Seguidamente Fátima increpó a Vicente mientras éste estaba tirado y Mohamed obligó a Daniel a sentarse en el suelo a base de empujones y golpes. Cuando el padre fue a levantarse, el marroquí le golpeó con el bastón en la cabeza y finalizó: «Marchaos de aquí, voy a hacer una llamada y mañana estáis muertos».

Tampoco la ley juega a favor de Vicente pese a que ha denunciado el caso ante la Policía y el juzgado. «He denunciado tanto las agresiones como la usurpación de bienes. Con la ley en la mano parece que se les invita a los okupas a que cometan un delito ya que hoy en día cuando al final se consigue que se les eche se les conceden varias ayudas», añade.

Tras poner dos denuncias por usurpación del domicilio, la misma Policía Nacional les ha confirmado que «Fátima no tiene nada a su nombre y que ya ha realizado esta jugada otras dos veces», aclara.

Por ahora, Vicente tendrá que esperar resignado hasta abril cuando se celebre el juicio penal por las agresiones y en cuanto al tema civil, referido a la usurpación, parece que aún no ha llegado a los juzgados. «Con suerte tengo el juicio para poder echarles en junio o julio, de momento tengo que seguir pagando la luz y el agua a estos señores porque si los echo les tengo que pagar una subvención durante seis meses», afirma. Además, Vicente no tiene la esperanza de que los marroquíes asistan al juicio, «en casos anteriores ni se presentaron y supongo que no me pagarán los meses de retraso ni los daños sufridos en el parte de agresiones».

La familia de Vicente Orden seguirá en vilo hasta mediados de año, tiempo suficiente para que los okupas organicen una nueva técnica contra otro propietario y aguantar otros seis meses más sin pagar.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.