Header Ads

Trending
recent

Pedro Sánchez se ofrece para... salvarse a sí mismo

Por Ramiro Grau Morancho | 



Don Pedro Sánchez es un político profesional, uno de tantos. Sin oficio ni beneficio. ¿Autor? de una tesis doctoral en economía presentada en universidad privada, y a la que tiene vetado el acceso, no sabemos porque: ¿posible plagio, posible m…, o posible negro, autor de la misma, o las tres cosas a la vez?


También fue profesor asociado a tiempo parcial de la citada universidad, de esos que cobran 300 euros al mes, pues

[caption id="attachment_198133" align="alignright" width="300"]Pedro Sanchez con el Rey Pedro Sanchez con el Rey[/caption]

es una actividad complementaria, pero que queda muy bien en el curriculum, sobre todo cuándo ni tienes nada que poner.

Y ahora mismo tiene el futuro tan problemático como un caramelo en la puerta de un colegio. Por eso tantas prisas, que creo acabarán con él, por llegar a la presidencia del gobierno, aunque sea como mozo de cuadra de Pablo Iglesias, que aspira a montarse sobre él, y tratarle como lo que es: un mulo, y no se si también un burro…

Su huida hacia adelante, con sólo 90 diputados, de un total de 350, y despreciando la fuerza del PP, con 123 diputados (ó 122, que hay uno que no sabemos si va o viene, pues sólo se preocupa de trincar comisión más comisión), es propia de un marrullero, que no ha venido a la política para servir a España, sino para servirse de ella. Algo por otra parte común en nuestra “clase” política.

Una “clase” que carece de categoría intelectual, profesional, personal e incluso moral. A los que lo único que les preocupa es la economía: la suya propia.

¿Conseguirá el señor Sánchez formar gobierno lo más pronto tarde posible? No lo se. E incluso dudo de que aprenda a hablar correctamente, visto lo visto.

De cualquier forma, lo que está meridianamente claro es que España no le importa absolutamente nada. Primero es él; después él, y en tercer y último lugar, su familia (supongo). No le importa hundir al PSOE. Y si en el cambio se acaba destrozando España, pues que le vamos a hacer. Son cosas que pasan.

Al fin y al cabo –debe de pensar-, España ya aguantó durante siete años y medio a un individuo llamado Zapatero, y aquí estamos. Jodidos, pero vivos.

O más bien moribundos, que es ese estado próximo a la muerte, en el que dicen se experimenta una mejoría temporal, antes de estirar definitivamente la pata.

¿Será capaz “la PSOE” de leerle la cartilla a este individuo? Lo dudo mucho. El poder desgasta…, sobre todo cuándo no se tiene, y eso es lo que le pasa al PSOE. Cuatro años más de travesía del desierto pueden suponer su práctica desaparición, arrollados por Podemos, los partidos separatistas, las diversas mareas, etc. Y seguramente no están dispuestos a soportarlo, aunque para ello tengan que llevarse a España por delante…

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.