Header Ads

Trending
recent

La derecha y sus complejos

Por Juanjo Armas  | 

Resulta gracioso esto de los complejos en política. Recuerdo que años después de la Transición los dirigentes del PP temían que El País se hiciera eco de su pasado, seguramente vinculado a movimientos cercanos al franquismo. Falange u otros grupos extremoderechosos eran los más citados. Que tu nombre apareciese junto a determinadas siglas representaba algo así como la muerte política, ser un apestado a quien nadie quería ver asociada su imagen o nombre. Era la derecha.

f3c3c-albertprimoderivera

La derecha siempre ha sido cobarde y decepcionante. Más interesada en el qué dirán que en el qué diremos o qué haremos... y así han pasado los años, sin un debate ideológico claro en el que ciertas posiciones auspiciadas por la izquierda sufrieran el acoso de la verdad, y que la izquierda dejara de tener la llave de ese algoritmo político que ponía a unos y otros del lado de los buenos o de los malos.

Parecía que después de tantos años esas cosas habían venido a menos, y que los complejos estaban en horas bajas. No es lo cierto. La estupidez de la derecha española sigue gozando de una magnífica salud, a prueba de bombas diría yo. Tanto el PP como Vox, o Ciudadanos en el centro-izquierda siguen sometidos a los complejos. Mientras la izquierda está y se siente orgullosa de haber integrado en sus filas a ex-etarras y algún que otro violento, la derecha no asume que la integración política y la normalización ideológica pasa por ser y actuar como lo hizo el PSOE o el PCE.

eju9hi

Para la derecha es muy normal asimilar personas llegadas de la extrema izquierda (desde el ministro Josep piqué a Jon Juaristi entre muchos) y no permitir el acercamiento de personas que llegan del extremo contrario. ¿Gana algo la derecha? Seguramente nada. Los idiotas ideológicos piensan que si no integran a personas que vienen de escenarios extremos jamás nadie dirá de ellos que son extremos. Sí, una estupidez, porque a pesar de ellos, la izquierda y sus medios (casi todos en España) siguen diciendo -y lo seguirán diciendo- que partidos como el PP, Vox o Ciudadanos son de extrema derecha.

Luis-Marchal-extrema-derecha

Son los mismos complejos que impiden el crecimiento de formaciones como Vox, empeñadas en parecer y ser lo que no parecen ni son. Formaciones con demasiada tibieza, la suficiente para generar aburrimiento o desencanto en el electorado.

#Imágenes tomadas de internet utilizadas como montajes o que pretenden desacreditar a los partidos mencionados en el escrito.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.