Header Ads

Trending
recent

Charly Hebdo, solo un aviso

Por Martin Dymenstein |

El terrorismo islámico es una conexión innegable entre algunos países de Asia y África con Europa. La concepción sobre lo que es correcto entre los extremistas y el resto del mundo difiere radicalmente. La diferencia es tan grande que la concepción de la muerte es opuesta. El principal problema es que la existencia de una concepción que no permite convivir con la existencia de la concepción opuesta. Entonces es ahí cuando surgen los problemas de convivencia.

Lo que ocurrió en Francia es un llamado de atención. Cosas que acontecen en un sector del mundo, también están golpeando en otros sectores. El mundo cambia constantemente y es por eso que para poder lidiar con temas nuevos, es necesario estudiarlos y entenderlos. Lo sucedido en Francia pudo haberse evitado perfectamente. Sin duda que fácil no es, pero alguien cometió grandes errores.

Grupos como ISIL (Islamic State from Iraq and the Levant) y AQAP (Al-Qaeda from de Arabian Peninsula) están actuando en redes de influencias occidentales. Están reclutando militantes, y esto no es ningún secreto. Fácilmente se puede ver por la red, videos por ejemplo de la ciudad de Al-Raqqah en Siria, donde hay una fuerte presencia de mujeres francesas musulmanas.

Últimamente Francia ha estado con un comportamiento no alineado con los países occidentales unidos en la lucha contra el terrorismo, al quitar de la lista de grupos terroristas a Hamas, y apoyar la creación del estado de Palestina. Hamas, conocido por gobernar la Franja de Gaza y tener en su constitución la voluntad de exterminar al estado de Israel.

Independiente de este comportamiento, dentro de su población existían extremistas islámicos que ya estuvieron encarcelados acusados de estar vinculados con terrorismo. Al mismo tiempo, según informó la prensa, Cherif Kouachi, uno de los autores del atentado de Charlie Hebdo estuvo en Yemen, uno de los lugares donde el grupo terrorista Al-Qaeda tiene una fuerte presencia.

Bajo una juventud de escasez, el fácil acceso a la red, la fuerte influencia de religiosos, la poca inteligencia del servicio de inteligencia francés, es entendible que haya acontecido lo que aconteció.

El punto no es si se está o no de acuerdo con Charlie Hebdo, porque si no hubiera sido allí la masacre, hubiera sido en cualquier otro lugar. El punto está en aprender que el problema de Europa se tiene que vencer con inteligencia, se tiene que vencer con información. Los medios de prensa, los servicios de prensa deberían ser capaces de identificar que no es lo mismo los talibanes de Pakistán (TTP), que los talibanes de Afganistán. Deberían saber que no es lo mismo ISIL que Al-Qaeda. Cada grupo tiene objetivos diferentes, formas de actuar diferentes.

Grandes líderes extremistas islámicos son personas con muy buena educación, personas con una inteligencia superior al promedio. Varios de estos grupos poseen recursos económicos en abundancia. Entonces si dentro de la población civil, se encuentran personas que estuvieron en Yemen, con fuertes vinculaciones con el ya fallecido Anwar al-Awlaki, uno de los grandes influyentes dentro del mundo extremista. Cuando el sentido común no existe dentro de un servicio de inteligencia de un país con fuerte presencia extremista, ocurre lo que aconteció.

Cuando los medios de prensa no se preocupan por estudiar y entender el tema para poder escribir un artículo con información valedera, y la población se centra en discutir sobre la libertad de prensa, en vez de preocuparse de detalles más relevantes sobre el terrorismo, existe una fuerte probabilidad que estos hechos vuelvan a acontecer.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.