Header Ads

Trending
recent

Bulgaria decide prolongar en 130 kilómetros su muro antiinmigrantes

0000

El gobierno de Sofía ha decidido prolongar en 130 kilometros el muro antiinmigrantes levantado a lo largo de su frontera con Turquía. Esta valla de separación tiene como finalidad detener el flujo de refugiados, sobre todo sirios que huyen de la guerra civil.

El muro de 3 metros de alto pretende parar la continua llegada de inmigrantes ilegales y refugiados. Las autoridades búlgaras pueden presumir de haber logrado alcanzar sus objetivos: desde la construcción de este muro de 30 kilometros levantado en la zona del monte Strandja, por donde pasan cerca del 85 % de los inmigrantes, el flujo práticamente ha cesado.

A pesar de este éxito, Bulgaria anuncia su intención de prolongar esa valla en 130 kilometros más, sobre los 275 kilometros que constituyen la frontera con Turquía. "La valla no es un símbolo positivo, pero es necesaria para la seguridad de Bulgaria y de Turquía", ha declarado la Viceprimer ministra Meglena Kouneva.

0Bulgaria, el país más pobre de la UE, se vió desbordada en 2013 por la llegada de más de 10.000 refugiados, mayormente sirios. Esta llegada masiva provocó una crisis humanitaria en el país. Los inmigrantes fueron amontonados en escuelas con condiciones sanitarias precarias y en tiendas de campaña sin calefacción en pleno invierno. Bulgaria decidió entonces enfrentarse al problema construyendo una valla de 3 metros de alto hecha de varias espirales de alambres cortantes. El costo de la misma se ha elevado a 4,6 millones de euros.

Esta política ha suscitado la ira de ONGs como Human Rigth Watch y Amnesty Internacional. Las dos organizaciones están preocupdas por las consecuencias de la edificación de un muro de esas características sobre la población migrante, que se ve obligada a tomar vías cada vez mas peligrosas para entrar en Europa.

El portavoz para Bulgaria del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Boris Tchechirkov, ha criticado el proyecto del gobierno búlgaro y se ha mostrado "preocupado de los nuevos rechazos de inmigrantes en las duras condiciones invernales". "La UE debe mantener sus fronteras abiertas a los refugiados y apoyar mejor a los países concernidos por la llegada de estos", ha añadido.

El gobierno búlgaro trata de justificar su política antiinmigrantes e insiste en el hecho de que el país ya ha acogido a más de 9.000 refugiados sirios, afganos e iraquíes entre los meses de enero y noviembre de 2014, al tiempo que ha puesto en funcionamiento varios centros de acogida.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.