Header Ads

Trending
recent

Declaración de los Derechos Humanos en el Islam: La sharia manda

belgicasharia

La Declaración de los Derechos Humanos en el Islam (DDHI), también conocida como Declaración de El Cairo (1990), es una declaración por parte de los Estados miembros de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) que proporciona una visión general de la perspectiva musulmana sobre los derechos humanos y fija la sharia como su fuente principal. La DDHI declara que su objetivo es ser una guía para los estados miembro de la OCI en el campo de los derechos humanos. Generalmente, esta declaración se considera como homóloga y respuesta a la Declaración Universal de los Derechos Humanos redactada por Naciones Unidas en 1948.

ARTÍCULO PRIMERO

a) La humanidad entera forma una sola familia unida por su adoración a Alá y su desdendencia común de Adán.

ARTÍCULO SEGUNDO

a) La vida es un don de Alá. La vida de todo ser humano está garantizada. Los individuos, las sociedades y los Estados protegerán este derecho contra toda agresión. No es posible suprimir una vida si no es a exigencias de la sharia.
c) La preservación de la vida humana dentro de los límites provistos por Allah es un deber impuesto por la sharia.
d) La integridad del cuerpo humano será preservada, sin que sea posible violentarla, ni revocar este derecho sin mediar justificación en la sharia.

ARTÍCULO SÉPTIMO

b) Los padres, y todo aquel que ocupe su lugar, tienen derecho a elegir el tipo de educación que deseen para sus hijos, siempre que se tengan en cuenta sus intereses y su futuro a la luz de los valores morales y de las prescripciones de la sharia.
c) Los progenitores tienen derechos sobre sus hijos, así como los parientes tienen derechos sobre los suyos, de acuerdo con los preceptos de la sharia.

ARTÍCULO OCTAVO

Todo ser humano gozará capacidad legal con respecto a obligaciones y necesidades, conforme a lo estipulado por la sharia.

ARTÍCULO DÉCIMO

El islam es la religión indiscutible. No es lícito ejercer ningún tipo de coerción sobre el ser humano, ni aprovecharse de su pobreza o ignorancia, para llevarle a cambiar su religión (el islam) por otra distinta, o al ateísmo.

ARTÍCULO DUODÉCIMO

Todo ser humano tiene derecho, dentro del marco de la Sharía, a desplazarse libremente, así como a elegir lugar de residencia dentro de su país o fuera de él. En caso de ser perseguido, tendrá derecho al asilo en otro país. El país de refugio deberá concederle asilo hasta que su seguridad quede garantizada, siempre y cuando la causa de su asilo no haya sido la comisión de un crimen contemplado por la sharia.

ARTÍCULO DECIMONOVENO

a) Todos los hombres son iguales ante la sharia, sin distinción entre gobernantes y gobernados.
d) No hay crimen ni castigo sino según los preceptos de la sharia.

ARTÍCULO VIGÉSIMO

No se podrá arrestar a un individuo, o restringir su libertad, o exiliarlo, o castigarlo, sin mandato de la sharia.

ARTÍCULO VIGÉSIMO SEGUNDO

a) Todo ser humano tiene derecho a la libertad de expresión, siempre y cuando no contradiga los principios de la sharia.
b) Todo ser humano tiene derecho a prescribir el bien, y a imponer lo correcto y prohibir lo censurable, tal y como dispone la sharia islámica.

ARTÍCULO VIGÉSIMO TERCERO

b) Todo ser humano tiene derecho a participar, directa o indirectamente, en los asuntos públicos de su país, así como el derecho de asumir funciones públicas, según estipulen los preceptos de la sharia.

ARTÍCULO VIGÉSIMO CUARTO

Todos los derechos y los deberes estipulados en esta declaración están sujetos a los preceptos de la sharia islámica.

ARTÍCULO VIGÉSIMO QUINTO

La sharia islámica es la única fuente de referencia para la aclaración o interpretación de cualquiera de los artículos del presente documento.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.