Header Ads

Trending
recent

Extinción de los europeos autóctonos: Modo de empleo

Alberto Ramos |

La inmigración, sea legal o ilegal, además de ser la antesala del mestizaje, es causa inequívoca de aumento de desempleo entre los nacionales, pues los inmigrantes siempre estarán dispuestos a recibir un salario mucho más bajo (beneficio fácil para empresas privadas, pero golpe bajo para la economía del pueblo), además de que gran parte de ese capital es enviado al país de origen del inmigrante (remesas) que si bien benefician la economía del país receptor, perjudican la del país emisor, es decir, el que aloja cómodamente al inmigrante y le otorga los servicios públicos pagados obviamente con los impuestos del pueblo. En España, como en toda Europa, el gobierno da preferencias, facilidades y privilegios a los inmigrantes en perjuicio de los verdaderos españoles (lo que se denomina “discriminación positiva”), pues mientras que los españoles deben pagar por educación y vivienda, también deben pagar con sus impuestos la educación y vivienda de los inmigrantes. Francia es uno de los países europeos que más han sufrido el despedazamiento de su identidad mediante la invasión legal de no europeos, especialmente de origen africano o magrebí. La inmigración también es causa de incremento en la criminalidad, ya que los inmigrantes generalmente no encuentran un trabajo estable, por lo que se dedican muchas veces a la delincuencia, pandillerismo y narcotráfico, además del incremento en agresiones físicas, asesinatos y agresiones sexuales contra la población autóctona. Las diferencias culturales son a menudo tan abismales entre las poblaciones europeas y los recien llegados, muchos de ellos provenientes de sociedades primitivas y bárbaras, que estos consideran a los europeos poco menos que presas a las que hay que "cazar" de alguna manera. No vien a "integrarse" sino a depredar. Mientras no entendamos eso, estaremos condenados a padecer de manera dolorosa el brutal "way of life" de estas gentes.

Una serie de situaciones están llevando a los europeos sobre el camino de la extinción. La principales causas de la disminución de la población europea son estas:

- Inmigración de personas no-europeos hacia territorios europeos. El fenómeno ha tomado una envergadura tal que amenaza con desplazar y suplantar a la población europea autóctona.

- Mestizaje. Procreación entre parejas interraciales que no muestran un mínimo de respeto por la herencia que sus ancestros forjaron con sangre, sudor y lágrimas.

- Infertilidad. Una condición que muy probablemente tiene origen, entre otras cosas, en el consumo de alimentos de baja calidad y de alto rendimiento económico, así como en la contaminación del ambiente.

- Favorecimiento de adopciones de niños no europeos. Las familias autóctonas europeas que no pueden tener hijos son convencidas de que adoptar a un no europeo es un acto de gran humanitarismo, mientras se ignora que el niño crecerá en un ambiente ajeno y probablemente hostil, y que sería mucho más humanitario aún adoptar niños europeos con el fin de restablecer su población.

- Crisis económicas. Impuestos más altos y salarios más bajos, lo que dificulta mantener una familia numerosa, por lo que los europeos prefieren no tener hijos. En estos casos muchas mujeres se ven obligadas a trabajar y relegan el cuidado de los hijos, o simplemente no desean tenerlos. A lo que hay que añadir las políticas que favorecen el empleo para los inmigrantes sobre los propios europeos, lo que empeora el etsado de pobreza de amplios sectores de la poblacion autóctona.

- Abortos injustificados. Como aquellos que no tienen como propósito evitar riesgos a la madre o malformaciones y enfermedades genéticas al niño, sino sólo motivos personales, socioeconómicos o por irresponsabilidad de los padres.

- Homosexualismo. Su “normalización social” y promoción activa a través de los lobbies políticos gays que, bajo el pretexto y la consigna de la “homofobia”, imponen su ideología gay a la sociedad ignorando el daño que causan. Recuérdese la obviedad de que los homosexuales no procrean y mientras aumenta la población homosexual, la población de niños europeos disminuye.

- Feminismo. Las mujeres pierden antinaturalmente su feminidad dejando a un segundo plano la importante cuestión de la maternidad, misma que es la base de nuestra propia existencia. Por supuesto, no se trata de oponerse a que la mujer tenga los mismos derechos y dignidad que el hombre, sino de evitar que las mujeres se “conviertan” en hombres, o que se distorsione gravemente la imagen del hombre en nombre de estas “leyes de igualdad de género”.

- Hedonismo y relativismo. Un vaciamiento espiritual y un empobrecimiento cultural provocados. Todos estos puntos se basan en una percepción egoísta de la vida generados por valores equivocados y vacíos que no piensa en las futuras generaciones, ni obra en su favor, ni toma en cuenta los efectos a corto y largo plazo de tener un estilo de vida “moderno y progresista”.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.