Header Ads

Trending
recent

Teresa Puerto | Principe de Gerona, símbolo del Reino de España

El pasado dia 26 de junio el rey Felipe VI visitaba Gerona para el reparto de los Premios de la Fundación Príncipe de Gerona. Está ya más que documentado en otros artículos que Cataluña, por mucho que se empeñen los nazionalistas, jamás ha sido “principat” ni, mucho menos, “nació”.

El día 15 de marzo de 1977, el Rey don Juan Carlos I aceptaba el título de Príncipe de Gerona para su hijo Felipe, añadido a los otros dos históricos, vinculados al heredero del trono: príncipe deAsturias y de Viana (Navarra)... , pero, con una diferencia esencial : que el título de Príncipe de Gerona existe, desde siempre , dentro del marco del Reino de Aragón y vinculado (asimilado) al Rey de Aragón . Jamás fue un “principado” independiente sino que es un título más “añadido”, vinculado, repito, al Rey de Aragón, y , como tal, al Rey de España.

Años después de ese marzo de 1977 , en junio de 1981, Jordi Pujol (en sus ensoñaciones nazionalistas) y, a raiz de la visita del rey Juan Carlos I por la celebración del Dia de las Fuerzas Armadas en Barcelona, propuso “que el Príncipe heredero sea proclamado solemnemente “Príncipe de Gerona” para reforzar el lazo institucional y de tradición histórica de la Corona con Cataluña, asumiendo valores y tradiciones específicamente catalanas “... pero Pujol estaba confundido ya que, repito, dicho título fue siempre EL TÍTULO PROPIO DE LOS HEREDEROS DE LA CORONA DE ARAGÓN y vinculado a su titular, el Rey de Aragón.

DATOS HISTÓRICOS:

Fue en el año 1351, el rey Pedro IV de Aragón y II de Valencia (1336-1387), Pedro el Ceremonioso quien designó, por un Real Privilegio, fechado en Perpiñán el 16 de febrero del mismo año, duque de Gerona (NO Príncipe) a su hijo el futuro el Juan I de Aragón y de Valencia (1387-1396), a semejanza de los usos del reino de Francia, en donde el primogénito de los monarcas ostentaba el título de duque de Normandía. (Del citado Real Privilegio existen sendos traslados en el Archivo de la Corona de Aragón y en el Archivo Municipal de Gerona).

El título de duque de Gerona continuó vigente hasta que, en 1412, por muerte sin sucesión legítima del rey Martín I de Valencia (1396-1410), se produjo un INTERREGNO (1410-1412), que dio lugar al conocido “compromiso de Caspe”. En él –y por mayoría de ocho votos contra uno– fue elegido rey, o mejor dicho, considerado heredero más prospicuo, el infante don Fernando de Castilla, sobrino de Martín el Humano e hijo de la Infanta doña Leonor, hermana de dicho rey Martín, que reinaría como Fernando I de Valencia y Aragón (1412-1416).

Este nuevo monarca aragonés, Fernando I, en febrero de 1414, elevó a la categoría de principado el primitivo ducado de Gerona, para equipararlo en rango al recientemente creado principado de Asturias, propio de los herederos de Castilla (instituido en 1388) y que fue, por tanto, el primer principado español. El primer Príncipe de Gerona fue el futuro Alfonso V Rey de Aragón y III de Valencia (1416-1458), más conocido como Alfonso el Magnánimo.

Dos años después, hallándose en la ciudad de Gerona Fernando I de Aragón y de Valencia, Fernando de Antequera, libró, el 19 de febrero de 1416, a favor de su citado primogénito el correspondiente diploma creándole príncipe titular de la ciudad.

Reunidos en Zaragoza (vid., más ampliamente, Menéndez Pidal, Historia de España, vol. XV, Madrid 1970, págs. 359 y s.s.) los prohombres aragoneses, catalanes, mallorquines, y valencianos, amén de representantes de los restantes territorios de la corona (sicilianos, sardos, etc.), se inició la ceremonia de la primera –y única– investidura del primer príncipe de Gerona, cuyo protocolo ha llegado hasta nuestros días.

El rey don Juan Carlos I, al aceptar el título de príncipe de Gerona para su hijo, nuevamente renovaba una tradición secular dentro del marco de la Corona de Aragón. En efecto, el hijo y heredero del trono, don Felipe, era –desde un punto de vista legal– ya (desde el 22 de enero de 1977, fecha en que se publicó en el “Boletín Oficial del Estado” un Real Decreto del 21 de enero de 1977) titular del Principado de Gerona.

El Real Decreto citado indicaba que “de acuerdo con la tradición española sobre títulos y denominaciones que corresponden al heredero de la Corona” don Felipe asumía los títulos vinculados históricamente al sucesor en el trono: Principe de Asturias, de Viana y de Gerona. Interesa subrayar que la fecha del 22 de enero de 1977 es la fecha –legalmente– de concesión de los títulos al heredero, por lo que cualquier noticia acerca de presuntas “concesiones posteriores” (las ensoñaciones de Pujol) resultaba y resulta irrelevante: era un “aprovechamiento” interesado y ficticio....

Los archivos y realidad histórica documentada están muy por encima de las ensoñaciones feudales de Pujol y sus “destarifats” , fabricantes irreales de una inexistente Cataluña, feudataria, siempre, que fue de los Reyes de Aragón y PARTE ESENCIAL de ESPAÑA.

www.teresfreedom.com

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.