Header Ads

Trending
recent

Raad Salam Naaman | Reflexiones sobre la vista de Su Santidad el Papa Francisco a la Tierra Santa

Antes de empezar me gustaría recitar las palabras de Nuestro Señor Jesucristo en (Juan 17:3) “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo”. Seguramente, Jesús pensó que la ignorancia nunca es buena, incluso si al principio parece hacerte la vida más fácil. Pensó que la Verdad es una perla hermosa por la que merecía la pena arriesgarlo todo, incluso la vida.

raadEl viaje del Papa Francisco a Tierra Santa, los días 24 al 26 de Mayo 2014, contó con tres etapas: Aman (Jordania), Belén (Palestina) y Jerusalén (Israel).

A su llegada a Aman (Jordania), Su Santidad el Papa Francisco, ofreció un discurso ante el rey Abdullah II de Jordania en el que destacó haber constatado con dolor la tensión por la que transita el Medio Oriente, un conflicto demasiado largo y [la necesidad de una solución pacífica para Siria.

Analizamos toda la vista, esta peregrinación a Tierra Santa y los principales gestos de su Santidad el Papa:

(24 de mayo); la prédica por la paz en medio del conflicto en Siria: Su Santidad dijo ante Mahmud Abbas, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina: “Es necesaria una solución pacífica para Siria, la paz no se compra ni se vende; construir la paz es difícil pero vivir sin ella es un tormento”.

(25 de mayo); el reconocimiento de dos estados en conflicto, el de Israel (sea universalmente reconocido que el Estado de Israel tiene derecho a existir y a gozar de paz y seguridad dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas) y el de Palestina (Que se reconozca igualmente que el pueblo palestino tiene derecho a una patria soberana, a vivir con dignidad y a desplazarse libremente). El papa invitó a rezar juntos en el Vaticano al presidente de Israel, Simon Peres y al líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas.

(26 de mayo); el mensaje al Islam desde la Explanada de las Mezquitas en el que exhortó a aprender a comprender el dolor del otro y a no instrumentalizar el nombre de Dios para la violencia; su abrazo con el rabino Abraham Skorka y el musulmán Omar Abboud ante el Muro de los Lamentos. La ofrenda de flores en la tumba de Theodor Herzl, fundador del movimiento sionista, ubicada en el cementerio nacional de Israel. El desvío del itinerario para acudir a rezar en una lápida dedicada a las víctimas del terrorismo en Israel. La visita al Yad Vashem, el memorial del Holocausto donde, Su Santidad hizo referencia a los campos de exterminio, exclamó: ¡Nunca más, Señor, nunca más! La reconciliación entre judíos y cristianos como uno de los frutos del Concilio Vaticano II, a la que hizo referencia ante los dos grandes rabinos; el asquenazí y el sefardí. La celebración eucarística en el Cenáculo, lugar santo para los cristianos que pertenece actualmente a Israel. En Jerusalén, el papa Francisco se descalzó en la explanada de las Mezquitas. Visitó la mezquita de Al-Aqsa, tercer lugar más sagrado del Islam. Luego, se dirigió al gran mufti de Jerusalén en el edificio del Gran Consejo. El gran mufti señaló ante Francisco que Israel prohíbe a muchos musulmanes que acudan a los Lugares Santos lo que tiene consecuencias desagradables y, según él, puede provocar una guerra mundial.

Su Santidad el Papa Francisco expresó: “Desde este lugar santo lanzo un vehemente llamamiento a todas las personas y comunidades que se reconocen en Abrahán: Respetémonos y amémonos los unos a los otros como hermanos y hermanas. Aprendamos a comprender el dolor del otro. Que nadie instrumentalice el nombre de Dios para la violencia”.

Aprovechando la ocasión y hablando con familiares, amigos y sacerdotes de diferentes ritos cristianos orientales, todos coincidimos en calificar la visita de Su Santidad el Papa a la Tierra Santa, como histórica, tiene muchísimo significado, para todo el mundo, sobre todo para nosotros “los cristianos Orientales”. El hecho de que, por vez primera, representantes de las diversas confesiones cristianas, entre ellos greco-ortodoxos, armenios ortodoxos y franciscanos católicos recen todos juntos y públicamente en el Santo Sepulcro, lugar sagrado para el cristianismo. Durante su visita, el Papa no usó vehículos blindados, tenía menos seguridad, ha podido estar con la gente, abrazarles y saludarles sin miedo, demostrando una gran valentía al visitar la Región en este momento. De hecho, la situación en Oriente Medio, hoy en día, es muy complicada, la zona se ha visto sacudida por levantamientos populares que han cambiado completamente el paisaje geopolítico, sobre todo en los países con presencia de cristianos (especialmente Egipto, Irak y Siria). Toda la región está en crisis, y se sabe ya que los cristianos orientales son dianas de los musulmanes extremistas y sufren especialmente en situaciones de inestabilidad política, como ocurrió ya en el Líbano, Irak, Egipto y Siria. La ola islamista que ha sumergido a los países de la “llamada primavera árabe” ha traído la inquietud a las minorías cristianas ya preocupadas por su supervivencia que temen que el Medio Oriente multirreligioso cambie de cara.

Por otra parte, como cristianos fieles que hemos sido perseguidos tanto nosotros como nuestra familia, estamos molestos e inquietos. Hemos echado de menos, que Su Santidad recordara a los cristianos perseguidos en los países de mayoría árabe musulmana, que diera aliento a las minorías cristianas en el área, cada vez más amenazadas y temiendo por su supervivencia, impidiendo el éxodo de los cristianos Orientales de sus países natales. Y por lo tanto pedir a los gobiernos en los países árabes islámicos proteger a las minorías cristianas que viven con ellos. Condenar y lanzar un mensaje de paz, tolerancia y reconciliación a los grupos radicales islámicos para que dejen de perseguir y asesinar a los cristianos en los países de mayoría musulmana.

En África se ha forjado una Alianza Islámica entre grupos islamistas con el objetivo de eliminar a los cristianos del continente negro. Hay claros indicios de que Boko Haram, al Shabaab y Al Qaeda en el Magreb Islámico están uniendo sus recursos y capacitación destructiva. Cada una de estas tres organizaciones es en sí misma es una amenaza peligrosa y preocupante. Al Qaeda en el Magreb Islámico es la filial de al-Qaeda en el norte de África que está detrás de numerosos atentados con bombas y secuestros de cristianos.

Según los últimos informes oficiales, desde el año 2003 hasta hoy día, los radicales islámicos en Irak han atacado, bombardeando y destruyendo 60 iglesias, asesinando 5000 cristianos entre ellos 25 sacerdotes y 5 Arzobispos, 10000 heridos, muchos de ellos discapacitados. Hay más de 500000 cristianos refugiados en distintos países Europeos, EEUU, Canadá y Australia.

La comunidad cristiana en Siria lo ha perdido todo: casas, negocios, empresas…etc. En Homs y Alepo, los rebeldes están utilizando los civiles cristianos como escudos humanos, han matado a muchos cristianos y han violado a muchas mujeres cristianas y luego las obligan a casarse con sus violadores para convertirlas en musulmanas. Los yihadistas islámicos conquistaron de la antigua ciudad cristina de Ma’alula, Patrimonio de la Humanidad, mataron a muchos cristianos allí entre ellos varias monjas y monjes del Monasterio de Santa Taqla, después de saquear, destruir y quemar el monasterio.

En Egipto, desde el año 2011 hasta hoy día, los islamistas radicales vinculados a los Hermanos Musulmanes, han matado casi a 5000 cristianos y otros 7000 heridos. Atacando y quemando 58 iglesias en diferentes ciudades del país, además destruyendo más de 500 negocios de los cristianos Coptos. Los cristianos coptos temen la violencia de los Hermanos Musulmanes. Las mujeres cristianas en Egipto son secuestradas y forzadas a casarse con hombres musulmanes y obligadas a convertirse al Islam.

En las cárceles de Irán hay casi 10000 cristianos.

La falta de seguridad a la minoría cristiana en el Sudán del Norte, los cristianos están siendo atacados brutalmente siempre y las autoridades no hacen nada por evitarlo. En la sociedad musulmana en general y árabe en particular; un cristiano recibe todos los apoyos posibles para su conversión al Islam, tanto laborales como sociales. Por el contrario, los musulmanes que se convierten al cristianismo deben de vivir escondidos para evitar ser asesinados, este es el caso de Mariam Yahya Ibrahim, una mujer sudanesa de 27 años, embarazada que actualmente se encuentra encarcelada junto a su hijo de dos años, en una cárcel de la ciudad de Jartum, la capital de Sudán.

En todo el mundo Occidental, tradicionalmente cristiano, donde los emigrantes musulmanes viven en minoría, gozan de toda la libertad y tienen todos los derechos tanto sociales como religiosos. Tienen la libertad de celebrar sus pascuas como Ramadán, construir escuelas coránicas y mezquitas, y rezar en ellas las cinco veces al día. Incluso en algunas ciudades tienen partidos políticos y representantes en los ayuntamientos. Del mismo modo deben los musulmanes actuar en sus países con las minorías cristianas, que viven con ellos. Aunque los cristianos orientales somos minoría en los “países de mayoría musulmana” pero no somos emigrantes, somos los originales del país.

Expreso estas reflexiones en mi calidad de cristiano católico caldeo fiel a mis creencias y en la esperanza de que las mismas sean tenidas en cuenta por Su Santidad. Dios nos ha confiado la tarea de alimentarnos con nuestras oraciones, pidiéndole la paciencia y el tesón para seguir el camino del Señor, haciendo Su voluntad.

Que el Señor nos bendiga a todos, sobre todo a Su Santidad para el bien de nuestra Iglesia y derrame sobre toda la humanidad el bálsamo de Su paz.

Que Dios me perdone si me he excedido en algún aspecto.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.