Header Ads

Trending
recent

María Jamardo | ¿Quo vadis PSOE?

Recomiendo a todos los candidatos a dirigir (y digo bien, dirigir que no liderar porque el carisma no alcanza a tanto) el PSOE que rastreen la hemeroteca y escudriñen con suma atención un documento que deberían tener muy en cuenta: “¿Quo vadis, PSOE?”, emitido en un especial de Informe Semanal de TVE en los años 80.

jamardoComo la mayoría, por no decir totalidad de los candidatos a la Secretaría General, probablemente, como yo, en esa época contaban sus años con los dedos de las manos, les avanzo que en él se hacía un balance del PSOE histórico y de las nuevas alternativas que se presentaban ya entonces para su modernización y del camino que se presumía despejado para ser recorrido con nuevos aires acompasados a los nuevos tiempos.

Por lo que veo, hoy ya en primera persona, casi 40 años después el PSOE se encuentra en una nueva encrucijada que no sería del todo preocupante si afectase sólo a su funcionamiento interno y estructuras; lo grave, es que un partido que podría volver a ser partido de gobierno, debería recuperar el sentido común y centrarse en los problemas de España y los españoles y abandonar el absurdo de los extremismos ideológicos bajo amenaza de que vuelvan los planteamientos vacíos y nefastos del período Zapatero, que nos llevaron sin duda ni remedio a la situación que aún estamos padeciendo.

Se va a elegir un nuevo secretario general en un partido que ha dejado de serlo tras múltiples órdagos territoriales, y que de socialista, obrero y español… ya no tiene nada. Se presentan varios candidatos que ofrecen perfiles diferentes y que ponen en común su juventud y afán de renovación.

Todos quieren escribir su discurso en una hoja en blanco renegando del pasado, del suyo propio, como si nada. Deberían seguir escribiéndola con lo anterior muy presente y tratando de superarlo y mejorarlo, en fondo y forma.

Personalmente no confío demasiado en la solución. Lamentablemente y me ciño a la percepción de los militantes de base, a los que tanto apelan, el proyecto se desmorona. Espero que a falta de un candidato con un cierto bagaje intelectual, que en el PSOE los hay, los afiliados sepan elegir como mínimo al más preparado. Los precedentes no avalan lo desacertado de sus decisiones, pero en su intento desesperado de democracia interna y desde la angustia de la necesidad “in extremis” todo es posible…

Yo, animo a que antes de que finalice el plazo para la presentación de candidaturas los pesos pesados que están callados (y que a pesar de su edad y que precisamente en virtud de la misma siguen siendo muy válidos, aunque no todas opinen lo mismo) se decidan y presenten una candidatura que permita respirar tranquilos a los ciudadanos que exigen un mínimo nivel y viabilidad de proyecto a la “oposición” democrática.
Así, sabrían responder con cierta holgura a la pregunta inicial.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.