Header Ads

Trending
recent

Juan Fernández Krohn | Javier Solana o la carrera de un subalterno/español modelo en la Alianza Atlántica

El antiguo secretario general (socialista) dela OTAN, Javier Solana -) -que lo fue durante la guerra del Kosovo (un respeto)- hace unas declaraciones en la edición de hoy el diario belga francófono “Le Soir”, sobre el conflicto en Ucrania y la situación en la parte oriental del país teatro de una insurrección pro rusa desde hace varias semanas y en la península de Crimea que votó ya en un referéndum su adhesión a la madre patria (rusa)

kron2¿Cuánto vale la palabra de un ex-secretario de la OTAN, español para más señas? No mucho más como sea de lo que podía valer hace unos meses, con todo lo que ha ocurrido en el mundo -en Siria y en Ucrania por ejemplo- desde entonces.

Pero bueno, si ellos van por así decir por el mundo con lo puesto, no hay cuidado (deben decir) que el crédito del que andan faltos se lo cobran graciosamente de prestado a la Nación a la que pertenecen (hasta prueba de lo contrario) y a la que en definitiva representan de puertas afuera.

Y no es nada trivial desde luego que sea precisamente el español Javier Solana el llamado a pronunciarse ahora en esta cuestión tan explosiva y de abordaje y tan problemático y tan melindroso. José Antonio Primo de Rivera ya habló en su tiempo de “paletos encumbrados” - refiriéndose a los funcionarios españoles de la Sociedad de Naciones de los años treinta (en un tiro por elevación contra el más encumbrado o uno de los más encumbrados de todos ellos entonces, el muy anglófilo y cosmopolita Salvador de Madariaga)

Y por lo que fuera al fundador de la Falange -que dijo aquello de “que había que sentar magisterio con el refinamiento de las buenas costumbres”-, las lecciones de urbanidad internacional y de europeísmo  y de compostura y de buenas maneras incluso y de buenas maneras –y de democracia y de liberalismo por supuesto (marca institución libre de enseñanza o como si fuera)- de todos aquellos subalternos de nacimiento (al servicio de intereses y de poderes foráneos) se  le quedaban fatalmente atragantadas.

Y si se venían mezcladas de lecciones de moral –y de moral política- mucho más me imagino todavía. Y es un poco lo que ocurre ahora a algunos leyendo, en la prensa belga de hoy, a este sabio en asuntos de geopolítica –y d e bombardeo contra poblaciones civiles nota bene- celebridad internacional de las de andar por casa sobre todo en
congresos del PSOE (locales o provinciales sobre todo) pontificar en francés en el tema en ascuas de la escalada militar de Kiev (al pan y al vino vino) en el Este de Ucrania

Me lo crucé yo a Solana por vuelta del 98 o del 99, de sus tiempos de secretario de la Organización Atlántica, de cuando la guerra del Kosovo precisamente, haciendo jogging –los dos- de mañana, temprano, seguido el a unos metros de alguien que supuse fuera su guardaespaldas, por el bosque de “la Cambre” en el centro de Bruselas. Unos tanto y otros tampoco.

Tuve un buen amigo de adolescente, José Luis, de salud frágil y sin duda por eso fallecido (muy) antes de tiempo, primo hermano suyo, de “la otra rama de la familia Solana, de “los de Franco” por supuesto, –el padre de mi amigo por lo menos, si no sus hijos (gallo de otro cantar “generacional” por cierto)-, porque sus primos en cambio, como habían perdido la guerra (del 36) tenían derecho por lo visto a residir en permanencia o largas temporadas en los Estados Unidos (atlantismo obliga)

Una secuela más de nuestra derrota en el 45, no me digan, las carreras vertiginosas de esos socialistas españoles hijos de socialistas que cayeron –fuera de España- del lado de los vencedores entonces y no que vencieran o ganaran ellos por sí mismos nada de nada. Y que no eran nada hace tan solo treinta años y ahora se diría que lo son todo en el mundo de hoy…o lo parece.

Porque las declaraciones de Solana hoy me sonaban –a mí por lo menos- a un clamar  en el desierto o a los gritos más bien del tendero o del vendedor ambulante a los transeúntes que pasan de largo sin hacerles el más mínimo caso delante suyo.

Solana se pronuncia en sus declaraciones de hoy contra la violencia en Ucrania pero no hace más que echar leña a la hoguera, sin duda en previsión de lo que se avecina (que quien debería saberlo más y mejor que él)
Ya les sacó las castañas de fuego hace quince años prestándose a lo que nadie quería prestarse entonces y ahora se diría que se lo sacan de la magna otra vez para uso y consumo de españoles y de hispanos, que tenemos o gozamos por lo que se ve de un crédito y una credibilidad que a todos esos sabios encumbrados a todas luces les falta (se diría que de nacimiento)

Vae victis! Perdimos la guerra mundial, y si hace cuatro siglos íbamos de conquistadores o de campeadores por el mundo ahora está claro que los tiempos cambiaron y que solo servimos (se diría) para subalternos de los que vienen mandando -siempre los mismos- desde entonces (tras el 45) Javier Solana o la carrera de un subalterno/español  modelo en la Alianza Atlántica

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.