Header Ads

Trending
recent

Gunther Zevallos Avilés | Cinco razones para que el voto útil de la derecha española llegue a Vox

Aunque nadie puede afirmar con una certeza absoluta sobre cuál será el devenir político de España, o cómo actuarán los electores para elegir a sus representantes políticos al Parlamento Europeo estas próximas elecciones, lo cierto es que, la clave del futuro político de España se juega “por la derecha”. Y es Vox, el partido liberal español recientemente creado por los ex militantes del partido popular, quienes podrían capitalizar este cambio de rumbo que pide a gritos buena parte de la derecha española.

Se podría incluso resumir todas las razones para elegir un partido político en una sola: “¿qué modelo de sociedad que nos ofrecen?”. Aunque este es un asunto en donde muchos pasan de puntillas, salvo el Partido Popular, claro está, porque propuso una cosa y luego ha hecho precisamente la contraria, persistiendo en una elevada participación del sector público y donde la presión fiscal está terminando por ahogar a las familias y a las empresas españolas.

No obstante, creo que merece la pena desmenuzar un poco más este argumento. Ser capaces de conseguir que los ciudadanos entiendan qué es lo que se juegan, y conocer las claves que podrían catapultar a Vox hacia un nuevo escenario político distinto para España. Si Vox consigue explicar meridianamente su modelo de sociedad, podría obtener un voto útil y el apoyo de una buena parte de los electores españoles. Para que esto sea posible, naturalmente desde mi punto de vista, hay que prestar atención al cumplimiento en general las siguientes condiciones:

1. Que los votantes tradicionalmente más liberales no otorguen su confianza al PP.

Parece razonable y bastante probable que antiguos votantes del PP opten por Vox, por varias razones:

En primer lugar, por el desencanto cosechado sobre la aplicación de políticas económicas contrarias a las propuestas tradicionalmente más liberales del PP. La política económica continuista ha generado una gran decepción en su electorado y en una buena parte de los militantes populares que, se sienten huérfanos políticamente.

Muchos de sus afiliados se han dado de baja y su electorado más pragmático ha decidido ya no votar más al PP, al sentirse no solo engañados, lo que es peor aún: traicionados. En muchos casos también arruinados con una política económica que muchos de ellos consideran socialdemócrata y keynesiana y, una clase política a la que no les afectan los recortes.

Además, una buena parte de los votantes del PP se sienten defraudados tanto con la política antiterrorista, como con respecto a la defensa de la Unidad de España. Vox mantiene en estos aspectos unos mensajes diametralmente distintos. Por un lado, de apoyo a las víctimas del terrorismo, como lo demuestra el que se haya alineado con la propuesta para que se investigue en la Corte Penal Internacional a ETA y a Batasuna por crímenes de lesa humanidad.

Por el otro, en el tema de la Unidad de España, Vox también se ha manifestado claramente en contra de la negociación con partidos políticos independentistas que dividan a España.

2. Que el resto de electores que simpatizan con otras diversas agrupaciones políticas de la derecha española, ya sean que concurran o no a estas elecciones, se den cuenta que la única alternativa viable y de futuro para el triunfo de la derecha liberal española, está en la actualidad en Vox.

Vox abriría así el camino hacia a un cambio, cambio que permitirá por primera vez que la derecha española esté verdaderamente representada. Reingresando así en la vida política española por la puerta grande. Ninguna de esas otras agrupaciones de la derecha, han constituido en los últimos tiempos una alternativa real desde la democracia, sino fuese así, ya desde hace mucho tiempo estarían participando en la vida política española de forma significativa.

3. Que el desencanto de los votantes no acabe en partidos de izquierdas con un mensaje nacional confuso, como UPyD.

Muchos de los simpatizantes de agrupaciones como la de Rosa Díez, no conocen que su proyecto es un proyecto personalista y de izquierdas, y por tanto, que es un proyecto que persigue una mayor intervención pública con políticas similares a las que propone el PSOE, que es de donde provienen Rosa Díez, o de Izquierda Unida, de donde provienen muchos sus militantes.

Por otra parte, a Rosa Díez no solo le disgusta oír el himno de España, tampoco parece que le interese una España unida y solidaria territorialmente, su propuesta de Estado Federal simétrico lo dice todo. Díez quiere una España donde cada uno de los Estados que la conformen, puedan desarrollar sus propias leyes diferenciadoras; algo muy similar a lo que propone del PSOE, lo que generaría aún más división y nuevos nacionalismos separatistas en el futuro.

4. Que los electores entiendan que Ciutadans, por su parte, se conduce y se planifica desde Cataluña. Ciutadans además defiende principalmente los intereses de su propio partido en Cataluña, donde tiene su base electoral. Los intereses de España están para Ciutadans en segundo plano.

Ciutadans no es además un partido con arraigo español. Su principal fuente de votos seguirá estando en Cataluña, como es natural, y así lo demuestran los resultados electorales de este partido en otras citas electorales, así como en las anteriores elecciones europeas, donde obtuvieron un fracaso electoral estrepitoso. Además, Ciutadans se ha proclamado como un partido de centro izquierda, lo que significa que descarta posicionarse como un partido liberal y de derechas.

El voto a este partido sería un voto inútil en la escena nacional, dado que no contribuiría a la solución de los problemas de ámbito español y de planteamiento para Europa. El voto a Ciutadans, además de beneficiar a los intereses del electorado catalán, jamás estaría a favor de reducir las Autonomías, que es de donde se nutre; o por poner otro ejemplo, se podría pensar que Ciutadans jamás estaría a favor de una Travesía Central a través de los Pirineos, cuestión estratégica para España y que sí que beneficiaría a muchas Comunidades españolas.

5. Por último, que los electores entiendan que, cuando tanto UPyD como Ciutadans hablan de una supuesta transversalidad ideológica, esta no es más una simple quimera fruto de una estrategia electoral con el fin de conseguir simpatizantes.

Bajo el argumento falaz de que sus políticas no son ni de derechas ni de izquierdas, buscan confundir al electorado argumentando que la ideología no existe o no cuenta para nada. Lo que no explican ambos partidos es cómo puede ser posible entonces, estar a un mismo tiempo a favor del colectivismo y por el otro lado abrazando la libertad de mercado; ni cómo es posible entonces, más gasto público con más Estado sin más deuda y más impuestos; y cómo hacerlo compatible además con una política liberal que reivindique menos Estado, menos impuestos y más dinero en manos del ciudadano. Desde el punto de vista económico está más que demostrado que no se pueden tener ambas cosas, solo es posible o lo uno o lo otro.

Entonces, ¿por qué estos partidos políticos hablan de transversalidad? Por una simple cuestión de estrategia electoral. Hábilmente, ambos partidos políticos para captar simpatizantes y crecer electoralmente, utilizan este argumento para poder pescar en distintos caladeros: ya sea a la izquierda o ya sea a la derecha. Esto es lo mismo que: “cambiar de chaqueta según los intereses políticos del momento”.

El análisis político que he presentado puede ser evidentemente mucho más complejo, quizás me deje algunos puntos importantes, quizás no se pueda simplificar tanto. No obstante, trasladar esta idea a los futuros electores, desde mi punto de vista es crucial y puede ser definitivo para un cambio de rumbo en el panorama político español. Muchos otros condicionantes tienen que ver con la propia campaña que realice Vox en estas elecciones europeas, también con las posibilidades que se tenga de llegar al gran público. Ya sabemos que aquellos partidos que se sientan más perjudicados intentarán impedirlo por todos los medios. No obstante, el futuro de cientos de miles o quizás de millones de españoles, aunque estos aún no lo sepan, se decide por la “derecha liberal” en estas elecciones al Parlamento Europeo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.