Header Ads

Trending
recent

Antonio de la Torre | El previsible Sr. Rajoy

No, que no piense nadie que perdí el ‘oremus’. El título merece una reflexión.


[caption id="attachment_171952" align="alignleft" width="150"]Antonio de la Torre Antonio de la Torre[/caption]

Hemos oído hasta la saciedad, en boca del propio Presidente del Partido Popular cuando todavía no lo era del Gobierno de España y, alguna vez desde entonces, que él era una persona ‘PREVISIBLE’. Que todo el mundo sabía cómo pensaba y lo que iba a hacer.

Pues bien, después de dos años de Gobierno, con la mayoría absoluta que le dimos once millones de españoles creyendo en esa ‘previsibilidad’ que nos transmitía y, como diría César Vidal, sin ánimo de ser exhaustivo, se me ocurren algunas preguntas al ‘previsible’ D. Mariano Rajoy.

¿Era previsible que su primera decisión en Consejo de Ministros fuera condecorar con la Gran Cruz de Isabel la Católica a su antecesor, el anticatólico Zapatero, y con la de Carlos III a los miembros de su Gobierno, cómplices todos ellos de la ruina moral, educacional, social y económica en que dejaron a España?

¿Era previsible que, con mayoría absoluta holgada, no derogase, nada más llegar, la permisiva y ‘asesina’ Ley del Aborto de ZP-Aído?

¿Era previsible que no derogara la Ley del matrimonio homosexual, cuando menos en el sentido de cambiarle el nombre que debería responder exclusivamente a la unión de hombre y mujer?

¿Era previsible que no diera órdenes directas al Fiscal General del Estado, al día siguiente de su nombramiento, para reabrir el ‘juicio’ del 11-M, cerrado en falso tras una no menos ‘fantástica’ Comisión de investigación en el Congreso de los diputados, supuesta sede de la ‘Soberanía Popular’, para encontrar a los verdaderos cerebros y autores del asesinato de 192 personas y la mutilación de más de otras 1.500, cayese quien cayese?

¿Era previsible que no empezara por embridar a las autonomías en quiebra, en lugar de una subida masiva de impuestos?

¿Era previsible que no se empezará por recortar los centros de gasto como las TV autonómicas, hasta seis o siete canales en algunas de las Autonomías, Empresas Públicas tapadera de sueldos de amigos y familiares, cuando no fuente de corrupción a ‘caño abierto’?

¿Era previsible que no empleara los medios que ofrece la Constitución para frenar el espectáculo separatista y de burla de los nacionalistas catalanes en lugar de reunirse ‘discretamente’ y en secreto con su representante y seguir financiando su despropósito?

¿Era previsible que no sentara en el banquillo a los responsables directos de la quiebra de las Cajas de Ahorros, de las que se han servido para su enriquecimiento personal y el de sus amigos?

¿Era previsible que mantuviera a los partidos proetarras (BILDU, AMAIUR) la presencia en las Instituciones, supuestamente, representantes de la ‘Soberanía Popular’?

¿Era previsible que soltara al etarra-asesino Bolinaga por su supuesto ‘estado terminal’ del que lleva burlándose más de un año, a base de cañas y chiquitos y que al parecer, ha ido a consumar en Venezuela?

¿Era previsible que diera un permiso penitenciario al etarra Lasarte, asesino condenado a más de 400 años de cárcel? ¿O que interpretase tan “generosamente”, y con tanta urgencia, el auto de Estrasburgo que se refería a una sola persona que era la que recurría la aplicación de la Doctrina Parot y extenderlo a delincuentes comunes y asesinos irredentos?

¿Era previsible que tardara un año en aprobarse una Ley para la Reforma del Mercado Laboral sin que se acompañase, de una vez, de la correspondiente Ley de Huelga que dejaba abierta la Constitución en su Artº 28.2 y que unos y otros obvian continuamente, desoyendo el derecho al trabajo que para algunos jueces es de menor rango que el de huelga?

¿Era previsible que tardara casi año y medio en presentar al Congreso la urgente Ley de Mejora de la Calidad de Enseñanza (LOMCE) sin la rotundidad necesaria ante el evidente deterioro del nivel de Enseñanza en España y cuyo anterior intento, la LOCE, tardó Zapatero pocos días en derogar?

¿Era previsible que, a estas alturas, después de más de dos años de Gobierno con mayoría absoluta todavía no se haya abordado seriamente la reforma de la Administración, en sus ámbitos Central, autonómico o municipal, agrupando competencias duplicadas o triplicadas entre ellas?

Hasta aquí esta breve reflexión abierta a que, aquellos buenos amigos que tienen la paciencia y buena voluntad de leer mis artículos, alimenten con más preguntas. A ver si, todas esas preguntas, con respuestas muy diferentes a las que muchos de los votantes del Partido Popular hubiéramos querido, podemos hacerlas llegar al que, parece, no era tan previsible como él mismo nos decía.

Se me ocurre una última cuestión para el ya ‘imprevisible Rajoy’ ¿Será que la Soberanía Popular que, de forma más o menos engolada, se dice que reside en el Parlamento Nacional, el Sr. Rajoy la entiende, ahora que tiene la mayoría absoluta, como la ‘Soberanía (del Partido) Popular’ que él preside y la utiliza como no era previsible que lo hiciera?

Aquí lo dejo.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.