Header Ads

Trending
recent

Una niña se suicida porque sus padres querían casarla a la fuerza en Marruecos con un hombre de 60 años

A7-659895358--647x300

Fátima, una adolescente marroquí de 16 años, se quitó ayer la vida en Roldán (Torre Pacheco) después de alertar a sus amigas de instituto, en aparente estado de desesperación y abatimiento, de que sus padres se disponían a llevársela a Marruecos para casarla con un hombre mucho mayor. «No quiero seguir viviendo», afirmó antes de abandonar precipitadamente el centro educativo.

El anuncio de la chica llevó a sus amigas a alertar inmediatamente a uno de los docentes, lo que hizo que la alarma se extendiera con rapidez entre el colectivo de profesores. Aunque se movilizaron para tratar de localizar a la menor no fue posible evitar la tragedia. Para cuando alguien volvió a ver a Fátima no era posible devolverle la vida.

Fuentes de toda solvencia, pertenecientes al equipo docente del instituto Sabina Mora de Roldán, han confirmado que los hechos se habían desarrollado de la manera descrita. Explicaron que la muchacha llevaba un par de años viviendo en Roldán y que, de hecho, no hablaba todavía muy bien el castellano. Una circunstancia que en nada la ayudaba a la hora de sacar adelante los estudios con normalidad, a lo que se sumaba que la familia hacía periódicos viajes a Marruecos y eso la obligaba a perderse bastantes clases.

La consecuencia es que cursaba el tercer curso de educación secundaria (ESO) en compensatoria, debido precisamente a las dificultades que tenía para seguir el ritmo de la mayor parte de sus compañeros.

Las fuentes mencionadas señalaron que el pasado curso acudía al instituto con la cabeza despejada, aunque este año ya se incorporó a clase con los cabellos cubiertos por un pañuelo. Algo que en el instituto se relacionó con la circunstancia, confesada en repetidas ocasiones por Fátima entre sus amigas más íntimas, de haber sido prometida en Marruecos con un hombre de unos 60 años de edad. Un compromiso que habría adoptado su familia y que a ella la habría sumido en un estado próximo a la desesperación, más comprensible todavía teniendo en cuenta los datos -facilitados desde ámbitos próximos a sus propios compañeros- que apuntaban a que acaba de iniciar una relación con un chico de su edad en Roldán.

En los últimos tiempos, según las fuentes consultadas entre el profesorado, la chica se había mostrado especialmente preocupada por la amenaza de tener que viajar a Marruecos para ser casada contra su voluntad. Sin embargo, afirman, «nadie pensó que se tratara de algo inminente y mucho menos que Fátima pudiera hacer algo así».

Todas las alarmas se dispararon ayer, a la hora del recreo, cuando la muchacha expresó a unas amigas su determinación de quitarse la vida. De camino hacia la torre que eligió para ese tránsito hacia la otra vida envió sendos mensajes a su hermana y a una amiga, en los que se limitaba a despedirse de ellas, según fuentes de la investigación.

Una nota junto a la mochila

Distintas fuentes no oficiales insistieron en que además había dejado en el instituto su mochila y una nota, en la que se vincularía su decisión de quitarse la vida con ese aparente compromiso de boda en Marruecos. Miembros del equipo directivo del centro se negaron anoche, sin embargo, a confirmar o desmentir cualquiera de estos extremos. La noticia de que Fátima había sido hallada muerta estremeció a profesores y alumnos del instituto, que vivieron el resto de la jornada conmocionados. «Me parece estar viendo su sonrisa», confesó anoche un docente.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.